X
El titular de la UCR reunió a los 24 caciques partidarios y le mandó un mensaje al Presidente. Próximas citas con los radicales que integran el Gobierno y con los intendentes partidarios bonaerenses.
Redacción 06/04/2018 20:21

En la vieja sede mendocina del radicalismo, ubicada en la calle Alem al 200 de su capital, donde mandaron figuras como Raúl Baglini o Ernesto Sanz, el gobernador y flamante titular de la UCR Alfredo Cornejo reunió por primera vez a los jefes de las 24 provincias que integran el Comité Federal del partido centenario. La cita se extenderá hasta el sábado pero arrancó en la tarde de este viernes, durante la misma jornada que eligió el senador Miguel Ángel Pichetto para concentrar a una parte del peronismo en Gualeguaychú, Entre Ríos.

 

 

El encuentro es a puertas cerradas, pero Cornejo lo abrió con una conferencia de prensa donde aprovechó para plantear la incomodidad del partido sobre la presencia menor que tiene dentro del gobierno de Cambiemos y también para enviarle mensajes a la Casa Rosada sobre el lugar que pretende tener en las elecciones del año próximo. En la agenda de los boinas blancas, el encuentro de los caciques provinciales es la primera fase de dos instancias que continuarán en abril: el próximo miércoles reunirá “a todos los funcionarios del radicalismo dentro del Gobierno Nacional, las segundas líneas, y aquellos que están en la primera línea, como el ministro de Salud Adolfo Rubinstein”, que encabezó los equipos técnicos de la precandidatura del radical Sanz. Tras la bajada de línea para la presencia radical en el Gobierno, el tercer capítulo se concretará en La Plata el próximo 20 de abril, durante el “foro de intendentes de la Provincia de Buenos Aires, donde la UCR tiene a 38 de los 69 intendentes de Cambiemos”, anunció Cornejo durante el encuentro con la prensa que compartió con el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador, que en esa jornada estará a cargo de inaugurar un monumento en homenaje al ex presidente Raúl Alfonsín.

 

 

Cornejo se mostró junto a Salvador, al presidente del Comité Provincia de Tucumán, José Cano, la diputada nacional de Cambiemos por Córdoba, Soledad Carrizo, y Rodolfo Suárez, titular del comité mendocino. Tras enunciar la agenda de los movimientos orgánicos, el anfitrión buscó diferenciarse de los cuestionamientos lanzados por Ricardo Alfonsín, que señala desde hace tiempo la ausencia de posiciones críticas del partido dentro de la coalición oficialista que comparte con el PRO y la Coalición Cívica. El intento por diferenciarse también pareció un mensaje directo a la Casa Rosada: “En el radicalismo creemos que vamos en la dirección correcta y eso no significa que estemos en un cien por ciento conforme con todo lo que se esta haciendo. Cuando tenemos una diferencia la manifestamos, pero siempre sin perjudicar la línea general del Gobierno”, dijo Cornejo y luego buscó especificar. “Perjudicarla y dinamitarla desde adentro de Cambiemos es perjudicial. Porque es mucho más perjudicial el fuego amigo que el fuego enemigo: una cosa es que el kirchnerismo critique la política general del Gobierno, y otra cosa distinta es que lo hiciéramos dentro del gobierno. Eso tendría un daño enorme. Tendríamos como resultado echar para atrás todo lo que viene funcionando en forma correcta. La opinión de Ricardo es una opinión aislada”, disparó. 

 

 

CRÍTICAS AL TARIFAZO DEL GAS. Respecto al plan de trabajo del encuentro anticipó que los titulares de los comités provinciales harán "un balance acerca de nuestra presencia en Cambiemos. Estamos satisfechos con lo realizado hasta aquí, pero queremos un radicalismo mucho más protagónico, para eso nos estamos preparando", aseguró. Como un anticipo de las pretensiones electorales, el oriundo del departamento mendocino de San Carlos recordó que “Cambiemos enfrentó una elección hace 6 meses y le fue bien en los principales distritos, estamos conformes, pero sabemos que estamos a mitad de camino, que hay demandas insatisfechas. Para ello vamos a trabajar en la agenda nacional y provincial. Nos vamos a preparar para el 2019, pero no vamos a adelantar candidaturas. Queremos gobernar más provincias de las 5 que ya gobernamos. Vamos unificando las fundaciones de los partidos en una sola. Esto lo vamos a llevar a la mesa de Cambiemos. Queremos más Cambiemos y menos radicalismo-pro. Queremos fórmulas equilibradas”, sostuvo. Pero luego volvió a hacer valer las críticas desde adentro, en un tono muy parecido al fuego amigo: “No podemos alejarnos de los temas cotidianos de la agenda pública. En la tarifas del gas no hay tanto gradualismo y entendemos el reclamo del costo del gas. Nos dejaron una mala herencia, una mala costumbre. En 27 meses de gestión se avanzó mucho para adecuar tarifas”, cintureó. 

 

 

Quizás para catalizar la preocupación interna del partido sobre la situación económica nacional,  Cornejo apeló nuevamente a la herencia recibida. “Nosotros creemos que la Argentina está saliendo de un proceso muy negativo que definimos como el populismo que lo único que hace es traerle más deterioro a los pobres y a la clase media y nos llevó a recibir un 30% de pobreza con una economía muy deteriorada. Salir de esa situación requiere un gran esfuerzo como coalición política entre quienes pensamos distinto. La ciudadanía entendió como popular al populismo, y es todo lo contrario, y hay que hacer un gran esfuerzo por explicar todo el tiempo que necesitamos una economía más sana y más eficiente, definió el mandatario provincial para abrir el encuentro que estará reunido hasta la noche de este viernes y todo el sábado.