X
“No encuentro diferencia entre la vida de un chico por nacer y la de uno que ya nació”, planteó el presidente previsional del Senado tras la multitudinaria marcha en el Congreso.
Redacción 20/02/2018 12:00

En sintonía con la Casa Rosada, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, se pronunció en contra de la despenalización del aborto al asegurar se trata de un tema de “defender la vida o no”.

“No encuentro diferencia entre la vida de un chico por nacer y la vida de un chico que nació; en definitiva es un tema de defender la vida o no", explicó el senador de Cambiemos en declaraciones a radio La Red.

 

 

Y agregó: “Yo creo que la nueva vida comienza cuando se genera un organismo que tiene un ADN propio con características diferentes al de los padres. Creo que lo que deberíamos hacer es mejorar los sistemas de adopción: es tremendo que haya gente que quiere adoptar y no puede, y en simultáneo hay gente que quiere abortar".

De esta manera, se mostró en sintonía con los funcionarios del Gobierno que están en contra de despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo y se oponen a tratar el debate en el Congreso.

Lo cierto es que las declaraciones de varios diputados, tanto del oficialismo como de la oposición, y la multitudinaria marcha que se realizó este lunes en el Congreso a favor del aborto legal, seguro y gratuito reavivó el debate de uno de los temas que más diferencias genera en la dirigencia política y en la sociedad.

En la previa de la movilización, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, salió a marcar su postura con respecto al tema y aseguró que él está “en contra del aborto” y “a favor de la vida”. Fue la única voz que se escuchó del Gobierno.

El tema no sólo parece ser silenciado por los funcionarios del Ejecutivo que intentan esquivar el debate en el Congreso, sino que también fue eludido en las tapas de los principales diarios del país.

 

 

En declaraciones a Letra P, fuentes de la Casa Rosada salieron a aclarar que “la legalización del aborto no está en la agenda del Gobierno” y señalaron que se trata de un “tema parlamentario”.  

Pese a la incomodidad que le genera al Ejecutivo este tema, en el Congreso son varios los diputados de Cambiemos que, en 2016, firmaron el proyecto de despenalización del aborto: Brenda Austin, Karina Banfi, Miguel Bazze, Marcelo Weschler, Daniel Lipovetzki, Sergio Wisky, Juan Villalonga y Samanta Acerenza.

La posición del Gobierno tiene su origen en el propio presidente. El 20 de junio de 2016 ratificó su postura en contra de la “interrupción del embarazo” al enviar un mensaje conciliador con la Iglesia, durante el Congreso Eucarístico Nacional que se realizó en Tucumán a meses de la asunción del jefe del PRO.

Ese día pidió "Proteger la vida desde la concepción hasta la muerte". Así bajó la línea a su gabinete y evitar que el aborto no punible se transforme en un tema de “agenda del Gobierno” y en todo caso dejar en libertad de acción a sus legisladores en el Congreso.