X
Será el próximo lunes en Parque Norte. Hablarán ministros, legisladores y dirigentes del espacio amarillo. Gestión, elecciones y balance del 2018. Expectativa por la presencia de Macri.
Por 04/12/2018 9:37

La Cumbre de Líderes del G20 recargó energías en el gobierno de Mauricio Macri y levantó la autoestima de la Casa Rosada y del PRO, que venía golpeada y aturdida por la crisis económica y, en algunos sectores del espacio más que otros, traía también sobre las espaldas una creciente preocupación por el escenario electoral y los movimientos de la oposición a Cambiemos. El PRO buscará mantener esa algarabía controlada. El propio Presidente mostró cautela este lunes al aventurar que no propondrá viralizar más pronósticos económicos, hacia la recta final del año, que para el espacio que nació en la Ciudad culminará el 10 de diciembre con una cumbre de cierre en Parque Norte.

Será el último encuentro del Consejo Nacional del PRO del 2018 y se espera la presencia de dirigentes de todo el país, como también de ministros y funcionarios de los gobiernos de Macri, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.

 

 

Es un encuentro del PRO, por lo que no se espera presencia de aliados de la Unión Cívica Radical (UCR) o la Coalición Cívica, que se reúnen en ocasión de las cumbres de Cambiemos. Sin embargo, en algunos de los últimos encuentros el macrismo cursó invitación a dirigentes de los espacios fundadores de la alianza de gobierno. Según pudo saber Letra P, el cronograma aún resta confirmarse, pero se espera que hablen ministros, intendentes, funcionarios y dirigentes del interior del país, que en el último encuentro también tuvieron que peregrinar hacia el complejo Parque Norte.

Buena parte de la dirigencia del PRO anima la posibilidad de que Macri cierre el encuentro. "Sería un envión anímico para arrancar el 2019 y la campaña por la reelección", aventuran en el macrismo. La presencia del Presidente no está garantizada, pero estarán el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los gobernantes estrellas del PRO, Rodríguez Larreta y Vidal.

De todas maneras, la plana mayor del partido de Macri cerrará el 2018 y abrirá paso hacia el año de la reelección, donde la gestión pasará, indefectiblemente, a un segundo plano y la política electoral tendrá la centralidad. Desde el interior, pero también desde la provincia de Buenos Aires, se empieza a escuchar cada vez más fuerte un pedido de definiciones, en especial con respecto al calendario electoral.

 

 

Este lunes, como informó Letra P, el G10 del PRO evaluó el escenario 2019 y un sector puso sobre la mesa posibilidad de evitar las PASO para definir candidaturas. Eso puede traer heridos amarillos, pero también radicales. Todo está por verse y aún no hay definiciones. La palabra final se conocerá en plena temporada veraniega. Mientras tanto, los gobernadores opositores aplicaron el movimiento cascada: uno a uno fue comunicando su decisión de adelantar las elecciones en sus terruños.

El desdoblamiento electoral es un tema que produce urticaria hacia dentro de la Casa Rosada y también en el PRO. Fue eje del debate del Segundo Encuentro Nacional de Intendentes y es un punto que circula en cada reunión de la mesa política del Gobierno, que puede agrandarse y mostrar caras nuevas, pero la conducción sigue en las mismas manos desde diciembre de 2015. La posibilidad de un adelantamiento de la elección en la provincia de Buenos Aires es otro de los temas espinosos que llegarán a esa cumbre PRO sin resolución.

La otra cumbre: el PRO cierra el año y prepara el operativo reelección

Será el próximo lunes en Parque Norte. Hablarán ministros, legisladores y dirigentes del espacio amarillo. Gestión, elecciones y balance del 2018. Expectativa por la presencia de Macri.

La Cumbre de Líderes del G20 recargó energías en el gobierno de Mauricio Macri y levantó la autoestima de la Casa Rosada y del PRO, que venía golpeada y aturdida por la crisis económica y, en algunos sectores del espacio más que otros, traía también sobre las espaldas una creciente preocupación por el escenario electoral y los movimientos de la oposición a Cambiemos. El PRO buscará mantener esa algarabía controlada. El propio Presidente mostró cautela este lunes al aventurar que no propondrá viralizar más pronósticos económicos, hacia la recta final del año, que para el espacio que nació en la Ciudad culminará el 10 de diciembre con una cumbre de cierre en Parque Norte.

Será el último encuentro del Consejo Nacional del PRO del 2018 y se espera la presencia de dirigentes de todo el país, como también de ministros y funcionarios de los gobiernos de Macri, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.

 

 

Es un encuentro del PRO, por lo que no se espera presencia de aliados de la Unión Cívica Radical (UCR) o la Coalición Cívica, que se reúnen en ocasión de las cumbres de Cambiemos. Sin embargo, en algunos de los últimos encuentros el macrismo cursó invitación a dirigentes de los espacios fundadores de la alianza de gobierno. Según pudo saber Letra P, el cronograma aún resta confirmarse, pero se espera que hablen ministros, intendentes, funcionarios y dirigentes del interior del país, que en el último encuentro también tuvieron que peregrinar hacia el complejo Parque Norte.

Buena parte de la dirigencia del PRO anima la posibilidad de que Macri cierre el encuentro. "Sería un envión anímico para arrancar el 2019 y la campaña por la reelección", aventuran en el macrismo. La presencia del Presidente no está garantizada, pero estarán el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los gobernantes estrellas del PRO, Rodríguez Larreta y Vidal.

De todas maneras, la plana mayor del partido de Macri cerrará el 2018 y abrirá paso hacia el año de la reelección, donde la gestión pasará, indefectiblemente, a un segundo plano y la política electoral tendrá la centralidad. Desde el interior, pero también desde la provincia de Buenos Aires, se empieza a escuchar cada vez más fuerte un pedido de definiciones, en especial con respecto al calendario electoral.

 

 

Este lunes, como informó Letra P, el G10 del PRO evaluó el escenario 2019 y un sector puso sobre la mesa posibilidad de evitar las PASO para definir candidaturas. Eso puede traer heridos amarillos, pero también radicales. Todo está por verse y aún no hay definiciones. La palabra final se conocerá en plena temporada veraniega. Mientras tanto, los gobernadores opositores aplicaron el movimiento cascada: uno a uno fue comunicando su decisión de adelantar las elecciones en sus terruños.

El desdoblamiento electoral es un tema que produce urticaria hacia dentro de la Casa Rosada y también en el PRO. Fue eje del debate del Segundo Encuentro Nacional de Intendentes y es un punto que circula en cada reunión de la mesa política del Gobierno, que puede agrandarse y mostrar caras nuevas, pero la conducción sigue en las mismas manos desde diciembre de 2015. La posibilidad de un adelantamiento de la elección en la provincia de Buenos Aires es otro de los temas espinosos que llegarán a esa cumbre PRO sin resolución.