X

“El desdoblamiento es una buena opción para elegir atentamente cada categoría”

El ministro de Gobierno bonaerense interviene la discusión que cruza a Vidal, Macri y al PJ provincial. La legalización del aborto, su límite en Cambiemos.
Por 23/12/2018 10:14

Joaquín de la Torre es el bicho raro, el distinto, hasta el sapo de otro pozo del gabinete de la gobernadora María Eugenia Vidal. Criado en el peronismo, consolidado como operador territorial durante su estadía en el Frente Renovador de Sergio Massa, lugar que dejó para mudarse a Cambiemos, el ministro de Gobierno se anima a definiciones que agitan un poco las aguas del oficialismo.

De la Torre ocupa una estratégica oficina en la planta baja de la Casa de Gobierno, que tiene vecindad con el Salón de Espacios Múltiples (SUM) de la residencia, donde se realizan los actos de gestión y los encuentros políticos, y un ingreso por el playón de estacionamiento de la gobernación, donde se suelen ver desfilar a todos los que visitan el lugar. Esa oficina fue el lugar donde se terminó de pulir el acuerdo entre el oficialismo y los intendentes del peronismo, la semana anterior a la aprobación del presupuesto 2019, y es por más de una hora el espacio para la entrevista con Letra P.

El ex intendente de San Miguel se muestra a favor del desdoblamiento de la elección provincial de la nacional, una propuesta que podría salvar la elección de Vidal pero dejar en desventaja al presidente Mauricio Macri. Descree de los pronósticos electorales, avala la posición de la Iglesia que cuestiona la regulación del juego online y marca como “punto de inflexión” y motivo para abandonar Cambiemos la posibilidad de que la Casa Rosada vuelva a habilitar el debate para convertir en ley la interrupción voluntaria del embarazo.

 

BIO. De la mano del Frente para la Victoria, obtuvo la intendencia de San Miguel en 2007, un cargo que revalidó en 2011 cuando venció al ex carapintada Aldo Rico. En 2015 obtuvo su tercer mandato, aunque esta vez con el sello del Frente Renovador de Sergio Massa, espacio del que fue gestor en 2013, cuando se escindió del kirchnerismo. De la Torre fue uno de los primeros en intentar acuerdos con el naciente Cambiemos y, finalmente, en julio de 2016 se sumó al equipo de la gobernadora Vidal con el cargo de ministro de la Producción. Meses después asumió como ministro de Gobierno.

 

 

-El tema se infla y se desinfla, pero aún no está claro si la gobernadora planteará el desdoblamiento de las elecciones. ¿Cuál es su posición?

 -Tengo una posición que no tiene que ver con mi cargo actual ni con el posicionamiento político en el que me encuentro hoy, sino que se relaciona a la convicción que tengo de que el sistema de elección debe permitirnos elegir lo más atentamente posible cada una de las categorías. Por eso el desdoblamiento es una buena solución. También la boleta única es una buena solución. Muchas veces buenos intendentes han perdido por estar en boletas equivocadas y personas que no contaban con la experiencia o la capacidad para gobernar han ganado por estar en una boleta exitosa. El vecino debe tener la posibilidad de fijar su atención en el candidato que quiere y, en esa idea, considero que el desdoblamiento es una posibilidad a tener en cuenta.

 

 

-Cuando se planteó el tema, de inmediato se comenzó a especular a quién le convenía y a quién no.

-Si vamos a reducir la discusión electoral en a quién le conviene o no le conviene yo propongo que votemos en función de convicciones y de certezas y no lo pongamos en práctica en esta elección, si ese es todo el problema. Pero lo que no podemos hacer es no tener en cuenta que el sistema de votación con boleta sábana no favorece a los habitantes de los distintos lugares.

"Los intendentes del PJ de la provincia se han alineado con Cristina y por ahí, a diferencia de otros años, lo han hecho más rápido."

-Desde el peronismo cuestionaron el desdoblamiento.

-Porque imaginaron que los dichos de Manuel Mosca (el presidente de la Cámara de Diputados que habló a favor de desdoblar la elección) eran por especulación electoral, cuando lo de Manuel fue un ejercicio de pensar de qué manera podemos elegir a los mejores. Fue un mal entendido. Después hay otra gran confusión, cuando se entra en esa especulación de si le conviene a Juan o a Pedro. Esta semana todos coincidieron en evaluar que los intendentes le regalaron a Cristina (Fernández de Kirchner) el decir que no les convenía desdoblar. Y después se dice que dicen en la Rosada que a Macri no le conviene. No puede ser que no le convenga al Presidente y a la ex mandataria. Si a uno le conviene al otro no, es claro.

- Y para usted, ¿le conviene a Macri?

-No creo que sea positivo ingresar en esa discusión. Hay que salir de ahí y solo pensar cuál es la mejor manera para que el vecino pueda elegir al mejor gobernante.

-Los intendentes peronistas le regalaron a CFK algo más que la crítica al desdoblamiento. También la volvieron a ubicar como líder y jefa.

-Mi percepción es que todos los intendentes del PJ de la provincia se han alineado con Cristina y por ahí, a diferencia de otros años, lo han hecho más rápido. Pero ellos son los que saben dónde les aprieta o dónde les queda cómodo el zapato, no me puedo meter en eso.

-¿Cree que se va a volver a polarizar la elección sin una tercera opción?

-El gran problema cuando hacemos análisis políticos es que leemos encuestas y las trasladamos a seis meses por delante como si la política fuera una cuestión estática y no dinámica. Si uno analiza los últimos seis meses va a ver todas las cosas que no teníamos previstas que podrían pasar y pasaron. Creo que decir, hoy, que no hay espacio para una tercera opción es creer que la política es rígida y que la vida de los argentinos no se va a modificar para un lado o para el otro.

 

 

-¿Y cómo llega Cambiemos a la elección? Los pronósticos no son muy alentadores.

-No se pude hacer ningún análisis sin evaluar lo que hemos vivido estos últimos seis meses. El hecho de que en la provincia María Eugenia tenga el tema social como una de sus prioridades, y que haya estado trabajando estos tres años en el tema, significa que el refuerzo de asistencia que se hizo producto de la nueva situación se plantó sobre una estructura ya armada. Y por eso tener este diciembre tranquilo tiene que ver con el trabajo que ha desarrollado la gobernadora y todo su equipo meticuloso, prolijo y consistente a lo largo de todo el año, y con la posición de los intendentes, que han sido una parte de la solución y no parte del problema. Yo reivindico el trabajo que han hecho todos ellos.

"Para mí sería una gran tristeza que el Gobierno vuelva a abrir el debate en el Congreso (sobre despenalización del aborto) y, la verdad, que al tamaño de esa tristeza no le veo límite. Sería un punto de inflexión."

-Existe mucha preocupación entre los intendentes por la situación económica.

-El año que hemos transitado ha generado cierta incertidumbre pero con el correr del tiempo vamos a ir mostrando y dando tranquilidad, en la medida que los pronósticos se vayan convirtiendo en realidad.

-Esta semana la Iglesia volvió a cuestionar la decisión de Vidal de regularizar el juego online.

-La Iglesia tiene todo el derecho del mundo a fijar posiciones respecto de lo que cree que está bien o está mal. María Eugenia ha escuchado en muchos temas la posición de la iglesia y en algunos ha podido acompañar a esta institución y en otros no. En este caso se trata de una situación difícil donde, según analizo, hay que ver, primero, cuánto juego online clandestino hay y cuánto no. Si el ilegal se expande en gran número, blanquearlo posibilita poder controlarlo y no dejar que manos anónimas se llenen los bolsillos y pasen a generar un poder paralelo al Estado. Entiendo que la Iglesia plantee que la autorización de más juego es malo, y es la posición que ha tenido María Eugenia siempre, pero lo que no analiza la Iglesia -y que la gente que le pasó los datos a Vidal para tomar esta decisión si analizó- es que el juego online ya existe y se maneja de forma clandestina. Entonces lo mejor es que el Estado tenga el control. Aquellos que me conocen saben que mi posición con el juego es determinante, para mí es una cosa tan nociva como cualquier otra adicción. He visto familias enteras perder todo, padres pelearse con sus hijos por el juego. La gobernadora es coherente en su posición, pero en este caso en particular la mirada de la provincia es que hay una realidad que hay que ordenar.

 

 

 

-Un sector de Cambiemos también confrontó con la Iglesia cuando fue la discusión por la legalización del aborto, un proyecto de ley que podría reeditarse el próximo año.

-Yo celebro el final del debate porque trabajamos muchos desde San Miguel, con organizaciones civiles, para tratar de convencer a la gente. Y cuando uno mira la conclusión de todo, es claro que la defensa de las dos vidas es la posición mayoritaria. Para mí sería una gran tristeza que el Gobierno vuelva a abrir el debate en el Congreso y, la verdad, que al tamaño de esa tristeza no le veo límite. Creo que en la Argentina hay otros problemas más importantes como la pobreza, las cuestiones sociales, cómo unir a los argentinos, la lucha contra el narcotráfico, que estar viendo si hay un bebé que vive dentro de la panza de una madre.

-¿Sería su límite en Cambiemos?

- Seria claramente un punto de inflexión.

-¿Cree que, en la Provincia, la gobernadora se manejó bien en este tema?

- Creo que María Eugenia ha sido muy coherente con sus valores y convicciones. Y su coherencia de vida siempre me da mucha paz y tranquilidad, eso me ayuda mucho a mí, personalmente.