X
La designación de un vocal en el organismo reavivó diferencias entre Fernando Espinoza y el sector del lomense Martín Insaurralde. En el medio, el kirchnerismo consiguió un lugar en el BAPRO.
Por 14/12/2018 8:54

El Senado bonaerense aprobó este jueves los pliegos de los postulantes a cubrir vacantes en el Directorio del Banco Provincia y en el Tribunal de Cuentas (HTC) y las designaciones impactaron en el universo peronista, ya que un sector referenciado en el diputado nacional y ex intendente de La Matanza Fernando Espinoza fue relegado de la negociación que cerró el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, en la que incluyó al kirchnerismo dentro de ese acuerdo. 
 


Insaurralde consiguió ubicar a Juan Pablo Peredo al frente de una vocalía en el HTC. Su designación fue parte de un acuerdo con el gobierno de María Eugenia Vidal a cambio de los votos a favor del bloque PJ Unidad y Renovación para el endeudamiento 2019. Ese trato también tenía anexada la designación de la ex diputada nacional Juliana Di Tullio como directora del Banco Provincia, como respuesta a un viejo pedido de Unidad Ciudadana. 

La negociación corrió por parte del jefe comunal de Lomas de Zamora y los intendentes de corte dialoguista, como por ejemplo Mariano Cascallares, de Almirante Brown, que también fue parte de los beneficiados. El jefe comunal logró que el secretario de Hacienda de su municipio, Humberto Vivaldo, ocupe a partir del año que viene una silla en el directorio del BAPRO. 

La negociación que cerraron los intendentes corrió de la cancha a Espinoza. El matancero quiso ponerse al frente esa empresa, pero quedó fuera de la negociación. En la sesión de este jueves, el senador que responde al ex jefe del PJ e integra el bloque de Unidad Ciudadana, Daniel Barrera, faltó a la sesión.
 


La banca vacía de Barrera en la sesión de este jueves (Foto: AG La Plata)


El caso de Di Tullio y su nombramiento en el BAPRO es distinto, aunque formó parte del combo. Fue Insaurralde quien la incluyó en el listado en pos, también, del calendario electoral y el acuerdo de no ruptura kirchnerismo-intendentes.  

Como contó Letra P, el peronismo y el kirchnerismo sellaron un pacto de no agresión durante la discusión del presupuesto y el endeudamiento para llegar juntos al armado de listas y las elecciones 2019. Además, al cristinismo le debían un cargo por ser la segunda minoría en ambas cámaras y porque había perdido en la designación del Defensor del Pueblo, a fines de 2016, que quedó en manos de Guido Lorenzino, impulsado por los intendentes peronistas. 

Antes de esta flamante designación en el BAPRO, a la ex diputada nacional la nombraron -en septiembre de este año- en la Defensoría del Pueblo. La llegada de Di Tullio al Banco Provincia también despertó un sinfín de especulaciones. Por ejemplo, que La Cámpora había acordado con Vidal. 

Durante la sesión de este jueves, corrió una versión de que La Cámpora no iba a votar las designaciones con el objetivo de despegarse del acuerdo. Sin embargo, un integrante del bloque de Unidad Ciudadana fue contundente: “No podemos no votar algo que pedimos nosotros”, le dijo a Letra P

Este jueves también fue designado también el ex senador bonaerense Sebastián Galmarini por el Frente Renovador, Mario Meoni, del Frente Renovador, fue reelecto en el Banco Provincia, como Diego Rodrigo, que fue ratificado, en representación de la UCR, en el Directorio de la empresa estatal.  

En tanto, para el Tribunal de Cuentas –además de Peredo- se eligió Ariel Pietronave, subsecretario de Economía y Finanzas del municipio de Lanús, y Gustavo Diez, contador público, profesor en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y hombre de consulta de la gobernadora Vidal, en representación del oficialismo. 

Además, también se nombró a Daniel Carlos Chillo, secretario de Economía, Hacienda y Administración del municipio de Tigre durante la intendencia de Massa. 

Las bendiciones en el Tribunal de Cuentas sacudieron la frágil paz del PJ

La designación de un vocal en el organismo reavivó diferencias entre Fernando Espinoza y el sector del lomense Martín Insaurralde. En el medio, el kirchnerismo consiguió un lugar en el BAPRO.

El Senado bonaerense aprobó este jueves los pliegos de los postulantes a cubrir vacantes en el Directorio del Banco Provincia y en el Tribunal de Cuentas (HTC) y las designaciones impactaron en el universo peronista, ya que un sector referenciado en el diputado nacional y ex intendente de La Matanza Fernando Espinoza fue relegado de la negociación que cerró el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, en la que incluyó al kirchnerismo dentro de ese acuerdo. 
 


Insaurralde consiguió ubicar a Juan Pablo Peredo al frente de una vocalía en el HTC. Su designación fue parte de un acuerdo con el gobierno de María Eugenia Vidal a cambio de los votos a favor del bloque PJ Unidad y Renovación para el endeudamiento 2019. Ese trato también tenía anexada la designación de la ex diputada nacional Juliana Di Tullio como directora del Banco Provincia, como respuesta a un viejo pedido de Unidad Ciudadana. 

La negociación corrió por parte del jefe comunal de Lomas de Zamora y los intendentes de corte dialoguista, como por ejemplo Mariano Cascallares, de Almirante Brown, que también fue parte de los beneficiados. El jefe comunal logró que el secretario de Hacienda de su municipio, Humberto Vivaldo, ocupe a partir del año que viene una silla en el directorio del BAPRO. 

La negociación que cerraron los intendentes corrió de la cancha a Espinoza. El matancero quiso ponerse al frente esa empresa, pero quedó fuera de la negociación. En la sesión de este jueves, el senador que responde al ex jefe del PJ e integra el bloque de Unidad Ciudadana, Daniel Barrera, faltó a la sesión.
 


La banca vacía de Barrera en la sesión de este jueves (Foto: AG La Plata)


El caso de Di Tullio y su nombramiento en el BAPRO es distinto, aunque formó parte del combo. Fue Insaurralde quien la incluyó en el listado en pos, también, del calendario electoral y el acuerdo de no ruptura kirchnerismo-intendentes.  

Como contó Letra P, el peronismo y el kirchnerismo sellaron un pacto de no agresión durante la discusión del presupuesto y el endeudamiento para llegar juntos al armado de listas y las elecciones 2019. Además, al cristinismo le debían un cargo por ser la segunda minoría en ambas cámaras y porque había perdido en la designación del Defensor del Pueblo, a fines de 2016, que quedó en manos de Guido Lorenzino, impulsado por los intendentes peronistas. 

Antes de esta flamante designación en el BAPRO, a la ex diputada nacional la nombraron -en septiembre de este año- en la Defensoría del Pueblo. La llegada de Di Tullio al Banco Provincia también despertó un sinfín de especulaciones. Por ejemplo, que La Cámpora había acordado con Vidal. 

Durante la sesión de este jueves, corrió una versión de que La Cámpora no iba a votar las designaciones con el objetivo de despegarse del acuerdo. Sin embargo, un integrante del bloque de Unidad Ciudadana fue contundente: “No podemos no votar algo que pedimos nosotros”, le dijo a Letra P

Este jueves también fue designado también el ex senador bonaerense Sebastián Galmarini por el Frente Renovador, Mario Meoni, del Frente Renovador, fue reelecto en el Banco Provincia, como Diego Rodrigo, que fue ratificado, en representación de la UCR, en el Directorio de la empresa estatal.  

En tanto, para el Tribunal de Cuentas –además de Peredo- se eligió Ariel Pietronave, subsecretario de Economía y Finanzas del municipio de Lanús, y Gustavo Diez, contador público, profesor en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y hombre de consulta de la gobernadora Vidal, en representación del oficialismo. 

Además, también se nombró a Daniel Carlos Chillo, secretario de Economía, Hacienda y Administración del municipio de Tigre durante la intendencia de Massa.