X
Rumbo a 2019 son varios los anotados para disputarle el sillón a Molina. El concejal García aceita respaldos de dirigentes peronistas. El ex intendente Gutiérrez prepara un acto para la próxima semana
Redacción 10/12/2018 14:43

La antesala electoral indica que el peronismo quilmeño llegará dividido a la contienda de 2019 en la que buscarán correr del municipio al macrista Martiniano Molina. Además de las candidaturas derivadas de la histórica tensión entre Aníbal Fernández y Mayra Mendoza se tejen otros posicionamientos. A poco más de seis meses del cierre de listas, el ex intendente Francisco “Barba” Gutiérrez se prepara para encabezar un acto en el que lanzará su precandidatura. El concejal Ángel García encabeza plenarios de su espacio y suma respaldos de dirigentes provinciales.

Como ya se ha mencionado, en Quilmes el peronismo local comienza a dar pistas de que el armado electoral está más orientado a la fragmentación que a la unidad. Una maniobra atada a la decisión de los principales actores políticos del PJ y el kirchnerismo de priorizar candidaturas por sobre la unidad del espacio, una posición muy distinta a la búsqueda que pregona a nivel provincial.

Además de los distintos posicionamientos alineados con la rivalidad entre Fernández y Mendoza comenzaron a hilvanarse candidaturas que responden a otros sectores.

El último intendente peronista que condujo el distrito, Francisco “Barba” Gutiérrez, finalmente buscará volver a la intendencia. Según publica el portal El Termómetro lanzará su precandidatura el próximo 18 de diciembre en el Club Alsina, ubicado en Quilmes oeste.

 

 

En octubre pasado, Gutiérrez se reunió con Fernández y con el concejal Matías Festucca, posible candidato del anibalismo para 2019. "Nos juntamos a charlar, a empezar a conversar cómo vamos a trabajar para el año que viene para competir por la intendencia. No llegamos a ningún acuerdo, sólo son conversaciones", señaló en aquel momento el concejal a Letra P.

A este lanzamiento se suma la precandidatura del concejal Ángel García. Luego de abandonar la presidencia del bloque peronista en el Concejo Deliberante para abocarse a la campaña, comenzó a tejer acuerdos y a buscar el respaldo de distintos referentes del peronismo.

García fue parte de la gestión de los ex intendentes Eduardo Camaño, Aníbal Fernández, Federico Scarabino y Sergio  Villordo y en 2017 apoyó la candidatura del anibalista Festucca. Sin embargo, camino a 2019 apunta a tener un rol más protagónico dentro de Unidad Ciudadana.

 

 

El fin de semana pasado, en el marco de un plenario del Frente de Unidad Quilmeño, García anticipó que no criticará “a ningún compañero o compañera que tenga los mismos sueños que nosotros” y agradeció el apoyo del ex vice gobernador Gabriel Mariotto, quien participó del evento y expresó su respaldo al edil.

Sin la presión del calendario electoral, la fragmentación del espacio se va cristalizando pese al llamado a unidad del peronismo provincial.

Con dos candidatos lanzados, el peronismo quilmeño arrancó la campaña

Rumbo a 2019 son varios los anotados para disputarle el sillón a Molina. El concejal García aceita respaldos de dirigentes peronistas. El ex intendente Gutiérrez prepara un acto para la próxima semana

La antesala electoral indica que el peronismo quilmeño llegará dividido a la contienda de 2019 en la que buscarán correr del municipio al macrista Martiniano Molina. Además de las candidaturas derivadas de la histórica tensión entre Aníbal Fernández y Mayra Mendoza se tejen otros posicionamientos. A poco más de seis meses del cierre de listas, el ex intendente Francisco “Barba” Gutiérrez se prepara para encabezar un acto en el que lanzará su precandidatura. El concejal Ángel García encabeza plenarios de su espacio y suma respaldos de dirigentes provinciales.

Como ya se ha mencionado, en Quilmes el peronismo local comienza a dar pistas de que el armado electoral está más orientado a la fragmentación que a la unidad. Una maniobra atada a la decisión de los principales actores políticos del PJ y el kirchnerismo de priorizar candidaturas por sobre la unidad del espacio, una posición muy distinta a la búsqueda que pregona a nivel provincial.

Además de los distintos posicionamientos alineados con la rivalidad entre Fernández y Mendoza comenzaron a hilvanarse candidaturas que responden a otros sectores.

El último intendente peronista que condujo el distrito, Francisco “Barba” Gutiérrez, finalmente buscará volver a la intendencia. Según publica el portal El Termómetro lanzará su precandidatura el próximo 18 de diciembre en el Club Alsina, ubicado en Quilmes oeste.

 

 

En octubre pasado, Gutiérrez se reunió con Fernández y con el concejal Matías Festucca, posible candidato del anibalismo para 2019. "Nos juntamos a charlar, a empezar a conversar cómo vamos a trabajar para el año que viene para competir por la intendencia. No llegamos a ningún acuerdo, sólo son conversaciones", señaló en aquel momento el concejal a Letra P.

A este lanzamiento se suma la precandidatura del concejal Ángel García. Luego de abandonar la presidencia del bloque peronista en el Concejo Deliberante para abocarse a la campaña, comenzó a tejer acuerdos y a buscar el respaldo de distintos referentes del peronismo.

García fue parte de la gestión de los ex intendentes Eduardo Camaño, Aníbal Fernández, Federico Scarabino y Sergio  Villordo y en 2017 apoyó la candidatura del anibalista Festucca. Sin embargo, camino a 2019 apunta a tener un rol más protagónico dentro de Unidad Ciudadana.

 

 

El fin de semana pasado, en el marco de un plenario del Frente de Unidad Quilmeño, García anticipó que no criticará “a ningún compañero o compañera que tenga los mismos sueños que nosotros” y agradeció el apoyo del ex vice gobernador Gabriel Mariotto, quien participó del evento y expresó su respaldo al edil.

Sin la presión del calendario electoral, la fragmentación del espacio se va cristalizando pese al llamado a unidad del peronismo provincial.