X
Lo hará este lunes en la Legislatura bonaerense. Tendrá aumentos de gravámenes patrimoniales del orden del 40% y un endeudamiento cercano a los $100 mil millones. Rechazo gremial con acampe.
Redacción 05/11/2018 8:43

Se pone en marcha la discusión del presupuesto bonaerense 2019. Este lunes, el gobierno de María Eugenia Vidal presentará en la Legislatura provincial el proyecto de ley de recursos y gastos para afrontar el año electoral. Gremios del sector estatal y organizaciones sociales expresarán su rechazo a una ley de leyes en la que advierten fuertes recortes en diversas áreas. Por esto, comenzarán un acampe en la plaza San Martín de La Plata.

De acuerdo con diversos trascendidos, el presupuesto plantearía un endeudamiento del orden de los $100 mil millones, una suba de impuestos patrimoniales cercana al 40%, la creación de un tributo del 3% sobre las utilidades de las tragamonedas y una baja menor de Ingresos Brutos.

Explorando consensos que permitan un avance del presupuesto en el ámbito legislativo, el vidalismo mantiene conversaciones con el ala “dialoguista” de intendentes y con el Frente Renovador (FR). Bajo tal escenario, Vidal mantuvo la semana pasada un encuentro con Sergio Massa, mitin que disparó los cuestionamientos del diputado nacional Felipe Solá, quien afirmó que el tigrense "estaría por concederle" a Vidal los dos tercios que necesita en la Legislatura para aprobar el endeudamiento.

"A cambio, se pide algo difícil: que se desliguen las elecciones para intendentes y concejales de las elecciones provinciales, lo cual generaría un desmembramiento de la unidad partidaria, de cada alianza o partido", subrayó el ex gobernador que el mes pasado rompió con el FR.
 


En tanto, el rechazo gremial se plasmará en las calles. La CTA Autónoma, los médicos de CICOP, los judiciales de la AJB y organizaciones sociales como CTEP y Barrios de Pie marcharán este lunes a la Legislatura y realizarán un acampe donde se brindarán distintas charlas para poner en debate los ejes donde se debería poner el foco desde el gobierno en este sentido.

“Nos oponemos a cualquier presupuesto que intente consolidar la desigualdad, es decir a cualquier presupuesto de ajuste en la provincia. El presupuesto nacional 2019, que tiene media sanción en la Cámara de Diputados, marca claramente que gran parte de los recortes que acordaron con el FMI es la quita de recursos a las provincias. Es decir, el ajuste y su profundización se federaliza. Y la provincia de Buenos Aires es un territorio apetecible para la voracidad de los especuladores internacionales teniendo en cuenta que la provincia genera el 33% de la riqueza de todos los argentinos”, señaló el secretario general de ATE y la CTA Autónoma bonaerense, Oscar de Isasi.