X
En un discurso eufórico, justificó el incremento y cargó contra el kirchnerismo por “mentir” y hacer creer que “las cosas pueden ser gratis”. “No más mentiras”, fustigó.
Redacción 09/10/2018 12:59

El presidente Mauricio Macri defendió y respaldó públicamente el incremento del gas y la compensación de usuarios a empresas privadas porque, según argumentó, el Gobierno se encontró con “una deuda tremenda” producto de “las mentiras” de la administración kirchnerista.

“No más mentiras. No más decirnos que las cosas pueden ser gratis y después encontrarnos que tenemos que levantar una deuda tremenda, de años”, soltó el primer mandatario durante la inauguración del Metrobus del partido bonaerense de Morón. 

 

 

“Sé que cuesta llegar a fin de mes, pero es cuando más tenemos que confirmar que tomamos el camino correcto... el de la verdad, la transparencia, el trabajo en equipo”, agregó el Presidente en un discurso eufórico, como nunca se lo vio desde que comenzó la crisis económica.

El incremento autorizado por el Poder Ejecutivo, que se reglamentó el lunes en el Boletín Oficial, impacta de lleno en los bolsillos de los usuarios y envolvió al Gobierno en un brete judicial y político sin precedentes. En pocas horas, el fiscal federal Guillermo Marijuan denunció penalmente al secretario de Energía, Javier Iguacel, y solicitó una cautelar para frenar el aumento. Al mismo tiempo, la oposición política se abroqueló en el Congreso para voltear la medida.

Iguacel quedó en el ojo de la tormenta y en la Casa Rosada lo acusan de “cortarse solo”. Sin embargo, el propio Macri lo defendió dos veces en menos de 24 horas: el lunes al mediodía visitó a un vecino de Luján y le reconoció que la tarifa del gas “es lo que vale” y sostuvo que le da “bronca” que “alguien pueda pensar que a uno le gusta aumentar el valor de la energía”. En tanto, durante la inauguración del Metrobus, realizó una encendida defensa del incremento y culpó al kirchnerismo por la haber congelado las tarifas de servicios públicos.

 

 

Horas más tarde, el secretario de Energía llamó a una conferencia de prensa y ratificó la medida. Lo propio hizo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que también adelantó que el Gobierno está dispuesto a escuchar propuestas superadoras por parte de la oposición. El Gobierno busca instalar que no se trata de una compensación de los usuarios a las empresas productoras de gas, sino que Cambiemos se encontró con una deuda que ahora debe cancelar. “Esto no es compensar a las empresas, es respetar contratos que están dolarizados desde 1992”, sostuvo Frigerio tras la reunión de gabinete del lunes.

“Lo estamos haciendo con coraje, con amor, este es nuestro país, acá viven nuestros hijos”, enfatizó Macri para defender nuevamente el alza de precios.

Macri respaldó y justificó el Iguacelazo: “Encontramos una deuda tremenda”

En un discurso eufórico, justificó el incremento y cargó contra el kirchnerismo por “mentir” y hacer creer que “las cosas pueden ser gratis”. “No más mentiras”, fustigó.

El presidente Mauricio Macri defendió y respaldó públicamente el incremento del gas y la compensación de usuarios a empresas privadas porque, según argumentó, el Gobierno se encontró con “una deuda tremenda” producto de “las mentiras” de la administración kirchnerista.

“No más mentiras. No más decirnos que las cosas pueden ser gratis y después encontrarnos que tenemos que levantar una deuda tremenda, de años”, soltó el primer mandatario durante la inauguración del Metrobus del partido bonaerense de Morón. 

 

 

“Sé que cuesta llegar a fin de mes, pero es cuando más tenemos que confirmar que tomamos el camino correcto... el de la verdad, la transparencia, el trabajo en equipo”, agregó el Presidente en un discurso eufórico, como nunca se lo vio desde que comenzó la crisis económica.

El incremento autorizado por el Poder Ejecutivo, que se reglamentó el lunes en el Boletín Oficial, impacta de lleno en los bolsillos de los usuarios y envolvió al Gobierno en un brete judicial y político sin precedentes. En pocas horas, el fiscal federal Guillermo Marijuan denunció penalmente al secretario de Energía, Javier Iguacel, y solicitó una cautelar para frenar el aumento. Al mismo tiempo, la oposición política se abroqueló en el Congreso para voltear la medida.

Iguacel quedó en el ojo de la tormenta y en la Casa Rosada lo acusan de “cortarse solo”. Sin embargo, el propio Macri lo defendió dos veces en menos de 24 horas: el lunes al mediodía visitó a un vecino de Luján y le reconoció que la tarifa del gas “es lo que vale” y sostuvo que le da “bronca” que “alguien pueda pensar que a uno le gusta aumentar el valor de la energía”. En tanto, durante la inauguración del Metrobus, realizó una encendida defensa del incremento y culpó al kirchnerismo por la haber congelado las tarifas de servicios públicos.

 

 

Horas más tarde, el secretario de Energía llamó a una conferencia de prensa y ratificó la medida. Lo propio hizo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que también adelantó que el Gobierno está dispuesto a escuchar propuestas superadoras por parte de la oposición. El Gobierno busca instalar que no se trata de una compensación de los usuarios a las empresas productoras de gas, sino que Cambiemos se encontró con una deuda que ahora debe cancelar. “Esto no es compensar a las empresas, es respetar contratos que están dolarizados desde 1992”, sostuvo Frigerio tras la reunión de gabinete del lunes.

“Lo estamos haciendo con coraje, con amor, este es nuestro país, acá viven nuestros hijos”, enfatizó Macri para defender nuevamente el alza de precios.