X

Con ayuda de gobernadores, Macri consiguió el Presupuesto que acordó con el Fondo

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto con 138 votos a favor y 103 en contra, en una sesión cargada de tensión. El oficialismo hizo concesiones y sumó apoyos provinciales. Ahora pasa al Senado.
Redacción 25/10/2018 1:53

Con el apoyo de diputados que responden a los gobernadores de la oposición, Cambiemos consiguió este jueves aprobar el Presupuesto 2019 que el Gobierno necesita para terminar de sellar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La ley pasará ahora al Senado, donde el oficialismo espera sancionarla en dos semanas para clausurar la discusión antes de la Cumbre del G-20.

 

 

Lejos de las mayorías holgadas que consiguió para los dos presupuestos anteriores que presentó, a las 5.46 del jueves, Cambiemos logró aprobar la ley con 138 votos a favor, 103 en contra y 8 abstenciones, tras más de 18 horas de un debate caliente, que incluyó incidentes dentro y fuera del recinto.

 

 

El oficialismo logró reunir la mayoría gracias al aporte de diputados del interbloque Argentina Federal, que responde a gobernadores peronistas; la bancada Evolución Radical, que conduce Martín Lousteau, y apoyos aislados de bloques provinciales. En contra se manifestaron el kirchnerismo, el Frente Renovador, que preside Graciela Camaño; la izquierda, el interbloque Red por Argentina, que conduce Felipe Solá, el socialista Luis Contigiani y un sector de los diputados de Argentina Federal.

 

 

Si bien el número alcanzado le sirvió al oficialismo para aprobar la ley, la mayoría dista en gran medida de lo que sucedió con los Presupuestos 2017 y 2018. A fines de 2016, tras el primer año de gobierno de Cambiemos, la ley fue aprobada con 177 votos positivos, 58 negativos y 4 abstenciones. Al año siguiente, obtuvo 165 votos a favor, 64 en contra y 1 abstención.

 

 

En medio de una crisis económica profunda, el Gobierno presentó a mediados de septiembre el Presupuesto 2019 y se trazó como objetivo principal llegar al déficit cero. El texto contemplaba una caída de 0,5% en la actividad económica; un dólar promedio a 40,10 pesos y una inflación promedio de 34,8 por ciento. Además, preveía una caída del 30 por ciento en la obra pública. 

 

 

Tras varias semanas de negociaciones con la oposición en el Congreso, en paralelo a las conversaciones de la Casa Rosada con los gobernadores, el oficialismo accedió a introducir cambios en el texto. En la última reunión de la Comisión de Presupuesto se acordó la creación de un fondo compensatorio de $6.500 millones de pesos para las provincias por el traspaso de los subsidios al transporte; la eliminación del artículo 53, que habilitaba al Ejecutivo a reestructurar la deuda “en condiciones de mercado”; la supresión del impuesto interno a las bebidas espumantes; el incremento de partidas para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Conicet y la Secretaría de Cultura, la Sedronar; y se mantuvo la exención del pago de Impuesto a las Ganancias para las cooperativas y mutuales.

Además del Presupuesto, en la misma sesión se aprobaron otras leyes que forman parte del paquete económico: la adenda al Consenso Fiscal que firmaron 19 gobernadores, el régimen de pequeños productores de tabaco y caña de azúcar, la suba de la alícuota de Bienes Personales y el revalúo de balances por inflación. 

 

 

 

Con ayuda de gobernadores, Macri consiguió el Presupuesto que acordó con el Fondo

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto con 138 votos a favor y 103 en contra, en una sesión cargada de tensión. El oficialismo hizo concesiones y sumó apoyos provinciales. Ahora pasa al Senado.

Con el apoyo de diputados que responden a los gobernadores de la oposición, Cambiemos consiguió este jueves aprobar el Presupuesto 2019 que el Gobierno necesita para terminar de sellar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La ley pasará ahora al Senado, donde el oficialismo espera sancionarla en dos semanas para clausurar la discusión antes de la Cumbre del G-20.

 

 

Lejos de las mayorías holgadas que consiguió para los dos presupuestos anteriores que presentó, a las 5.46 del jueves, Cambiemos logró aprobar la ley con 138 votos a favor, 103 en contra y 8 abstenciones, tras más de 18 horas de un debate caliente, que incluyó incidentes dentro y fuera del recinto.

 

 

El oficialismo logró reunir la mayoría gracias al aporte de diputados del interbloque Argentina Federal, que responde a gobernadores peronistas; la bancada Evolución Radical, que conduce Martín Lousteau, y apoyos aislados de bloques provinciales. En contra se manifestaron el kirchnerismo, el Frente Renovador, que preside Graciela Camaño; la izquierda, el interbloque Red por Argentina, que conduce Felipe Solá, el socialista Luis Contigiani y un sector de los diputados de Argentina Federal.

 

 

Si bien el número alcanzado le sirvió al oficialismo para aprobar la ley, la mayoría dista en gran medida de lo que sucedió con los Presupuestos 2017 y 2018. A fines de 2016, tras el primer año de gobierno de Cambiemos, la ley fue aprobada con 177 votos positivos, 58 negativos y 4 abstenciones. Al año siguiente, obtuvo 165 votos a favor, 64 en contra y 1 abstención.

 

 

En medio de una crisis económica profunda, el Gobierno presentó a mediados de septiembre el Presupuesto 2019 y se trazó como objetivo principal llegar al déficit cero. El texto contemplaba una caída de 0,5% en la actividad económica; un dólar promedio a 40,10 pesos y una inflación promedio de 34,8 por ciento. Además, preveía una caída del 30 por ciento en la obra pública. 

 

 

Tras varias semanas de negociaciones con la oposición en el Congreso, en paralelo a las conversaciones de la Casa Rosada con los gobernadores, el oficialismo accedió a introducir cambios en el texto. En la última reunión de la Comisión de Presupuesto se acordó la creación de un fondo compensatorio de $6.500 millones de pesos para las provincias por el traspaso de los subsidios al transporte; la eliminación del artículo 53, que habilitaba al Ejecutivo a reestructurar la deuda “en condiciones de mercado”; la supresión del impuesto interno a las bebidas espumantes; el incremento de partidas para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Conicet y la Secretaría de Cultura, la Sedronar; y se mantuvo la exención del pago de Impuesto a las Ganancias para las cooperativas y mutuales.

Además del Presupuesto, en la misma sesión se aprobaron otras leyes que forman parte del paquete económico: la adenda al Consenso Fiscal que firmaron 19 gobernadores, el régimen de pequeños productores de tabaco y caña de azúcar, la suba de la alícuota de Bienes Personales y el revalúo de balances por inflación.