X
En su presentación en el CCK, en lugar de aliviar la atención, la jefa de la CC echó leña al fuego de la crisis que debilita al Gobierno. Minutos después, tenso saludo con el Presidente.
Por 11/10/2018 9:36

Lejos de aliviar la tensión que -como detalló este miércoles Letra P- enrarece el clima en el seno de la alianza gobernante, la diputada nacional Elisa Carrió echó más leña al fuego este jueves en el Centro Cultural Kirchner, donde advirtió que solo recompondrá su relación con el presidente Mauricio Macri cuando el jefe del Estado eche del gabinete a su ministro de Justicia, Germán Garavano, con quien la titular de la Coalición Cívica mantiene un duro enfrentamiento que se agravó esta última semana.

"Me voy a amigar con Macri cuando me lo saque a Garavano", dijo Carrió en la presentación del plan Argentina Exporta, minutos antes de que tomara la palabra el propio primer mandatario y de un encuentro que reveló la crisis que complica el vínculo entre las dos figuras del frente oficialista: el saludo fue frío y tenso.

 

 

La jefa de la Coalición Cívica venía de decir que había perdido la confianza en el Presidente por mantener en su equipo de gobierno a Garavano, que había alimentado la furia de la legisladora al asegurar que no era "una buena noticia" para un país que una ex presidenta vaya presa. El enojo de Carrió llevó al ministro a poner su renuncia a disposición de Macri, quien, como informó Letra P, lo invitó a "seguir trabajando".

La diputada expuso las condiciones que le pone al Presidente para recomponer la relación entre los dos socios fundadores de Cambiemos en medio de su exposición sobre el plan que se presentaba en el CCK. La frase sorprendió por imprevista en el marco del tono y el contenido del discurso que venía desarrollando.

Además, se sumó a lo que había dicho antes el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, uno de tres mandatarios provinciales de la UCR, el otro socio del PRO en la coalición de gobierno. “Creo que la gente no da más, está muy complicada. Una crisis como la vivida la terminan pagando los pobres y la clase media”, había dicho el norteño, que además había revelado que, a pesar de que existe "diálogo" en Cambiemos, "esta medida -por el extra retroactivo del gas- no la habíamos conversado".

 

Carrió avisó que va a "amigarse" con Macri cuando le "saque" a Garavano

En su presentación en el CCK, en lugar de aliviar la atención, la jefa de la CC echó leña al fuego de la crisis que debilita al Gobierno. Minutos después, tenso saludo con el Presidente.

Lejos de aliviar la tensión que -como detalló este miércoles Letra P- enrarece el clima en el seno de la alianza gobernante, la diputada nacional Elisa Carrió echó más leña al fuego este jueves en el Centro Cultural Kirchner, donde advirtió que solo recompondrá su relación con el presidente Mauricio Macri cuando el jefe del Estado eche del gabinete a su ministro de Justicia, Germán Garavano, con quien la titular de la Coalición Cívica mantiene un duro enfrentamiento que se agravó esta última semana.

"Me voy a amigar con Macri cuando me lo saque a Garavano", dijo Carrió en la presentación del plan Argentina Exporta, minutos antes de que tomara la palabra el propio primer mandatario y de un encuentro que reveló la crisis que complica el vínculo entre las dos figuras del frente oficialista: el saludo fue frío y tenso.

 

 

La jefa de la Coalición Cívica venía de decir que había perdido la confianza en el Presidente por mantener en su equipo de gobierno a Garavano, que había alimentado la furia de la legisladora al asegurar que no era "una buena noticia" para un país que una ex presidenta vaya presa. El enojo de Carrió llevó al ministro a poner su renuncia a disposición de Macri, quien, como informó Letra P, lo invitó a "seguir trabajando".

La diputada expuso las condiciones que le pone al Presidente para recomponer la relación entre los dos socios fundadores de Cambiemos en medio de su exposición sobre el plan que se presentaba en el CCK. La frase sorprendió por imprevista en el marco del tono y el contenido del discurso que venía desarrollando.

Además, se sumó a lo que había dicho antes el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, uno de tres mandatarios provinciales de la UCR, el otro socio del PRO en la coalición de gobierno. “Creo que la gente no da más, está muy complicada. Una crisis como la vivida la terminan pagando los pobres y la clase media”, había dicho el norteño, que además había revelado que, a pesar de que existe "diálogo" en Cambiemos, "esta medida -por el extra retroactivo del gas- no la habíamos conversado".