X
El Gobierno confirmó que el ministro de Justicia, Germán Garavano, fue ratificado por Macri en medio de la polémica que mantiene con Elisa Carrió. Se profundiza una crisis en estado latente. Detalles.
Redacción 04/10/2018 22:21

El Gobierno confirmó la ratificación en el cargo del ministro de Justicia, Germán Garavano. “Si soy un estorbo, me voy”, le había dicho esta mañana el funcionario al presidente Mauricio Macri antes de la reunión de Gabinete que encabezó en la Casa Rosada. “Seguí trabajando”, le habría contestado el mandatario al titular de la cartera de Justicia, en medio de una polémica pública con la diputada nacional y jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió que lo cruzó por sus declaraciones sobre la situación judicial de la ex presidenta Cristina Fernandez de Kirchner.

Tras la ratificación del funcionario, en Justicia confiaron a Letra P no descartan una nueva ofensiva de Carrió, que nuevamente amenazó con dejar la alianza Cambiemos en medio de una inesperada polémica. La minicrisis incluyó un llamado telefónico del Presidente para bajar la tensión y un intento de Garavano para relativizar sus palabras. Las próximas embestidas implicarían la presentación formal de un pedido de juicio político contra Garavano en el Congreso y un álgido debate sobre la continuidad de la Coalición Cívica adentro de la alianza de gobierno que comparte con el PRO y la UCR.

 

 

LOS CRUCES. “No es bueno que se pida la detención de un ex presidente" y “no parece bueno el desafuero y la detención, siendo que puede brindar explicaciones en el marco de un juicio oral, pero es algo que debe resolver la Justicia y el Senado”, sostuvo Garavano en declaraciones radiales sobre el pedido de desafuero contra la ex mandataria. "Hay un uso errático y excesivo de la prisión preventiva” y opinó que "nunca es una buena herramienta, lo ideal es que las causas lleguen a juicio oral rápidamente".

En respuesta, Carrió utilizó su cuenta personal de Twitter. “Estos dichos de Garavano son una vergüenza para la República y la división de poderes. Puede estar emparentado también con la impunidad de Menem en la Cámara de Casación. Si esto es así es pasible de juicio político”, disparó la chaqueña en referencia al fallo que sobreseyó al ex presidente en una de las dos causas que tiene en su contra por la venta ilegal de armas a Ecuador y a Croacia. La decisión fue adoptada por los camaristas Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Carlos Mahiques, en cumplimiento de una revisión ordenada por la Corte, sobre una causa por la que había sido condenado a 17 años de prisión.

 

 

La furia verbal de Carrió buscó vincular al camarista Mahiques, con su hijo, Juan Bautista, que es subsecretario de Garavano en la cartera de Justicia, y miembro de la “mesa judicial”, que reporta al Presidente, donde intervienen otras figuras clave del macrismo. Entre ellos están el parlamentario del Mercosur, Fabián “Pepín” Rodriguez Simón, el titular del Club Boca Juniors, Daniel Angelici y el jefe de asesores de la Presidencia, José Torello.

Garavano a Macri por la pelea con Carrió: "Si soy un estorbo, me voy"

El Gobierno confirmó que el ministro de Justicia, Germán Garavano, fue ratificado por Macri en medio de la polémica que mantiene con Elisa Carrió. Se profundiza una crisis en estado latente. Detalles.

El Gobierno confirmó la ratificación en el cargo del ministro de Justicia, Germán Garavano. “Si soy un estorbo, me voy”, le había dicho esta mañana el funcionario al presidente Mauricio Macri antes de la reunión de Gabinete que encabezó en la Casa Rosada. “Seguí trabajando”, le habría contestado el mandatario al titular de la cartera de Justicia, en medio de una polémica pública con la diputada nacional y jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió que lo cruzó por sus declaraciones sobre la situación judicial de la ex presidenta Cristina Fernandez de Kirchner.

Tras la ratificación del funcionario, en Justicia confiaron a Letra P no descartan una nueva ofensiva de Carrió, que nuevamente amenazó con dejar la alianza Cambiemos en medio de una inesperada polémica. La minicrisis incluyó un llamado telefónico del Presidente para bajar la tensión y un intento de Garavano para relativizar sus palabras. Las próximas embestidas implicarían la presentación formal de un pedido de juicio político contra Garavano en el Congreso y un álgido debate sobre la continuidad de la Coalición Cívica adentro de la alianza de gobierno que comparte con el PRO y la UCR.

 

 

LOS CRUCES. “No es bueno que se pida la detención de un ex presidente" y “no parece bueno el desafuero y la detención, siendo que puede brindar explicaciones en el marco de un juicio oral, pero es algo que debe resolver la Justicia y el Senado”, sostuvo Garavano en declaraciones radiales sobre el pedido de desafuero contra la ex mandataria. "Hay un uso errático y excesivo de la prisión preventiva” y opinó que "nunca es una buena herramienta, lo ideal es que las causas lleguen a juicio oral rápidamente".

En respuesta, Carrió utilizó su cuenta personal de Twitter. “Estos dichos de Garavano son una vergüenza para la República y la división de poderes. Puede estar emparentado también con la impunidad de Menem en la Cámara de Casación. Si esto es así es pasible de juicio político”, disparó la chaqueña en referencia al fallo que sobreseyó al ex presidente en una de las dos causas que tiene en su contra por la venta ilegal de armas a Ecuador y a Croacia. La decisión fue adoptada por los camaristas Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Carlos Mahiques, en cumplimiento de una revisión ordenada por la Corte, sobre una causa por la que había sido condenado a 17 años de prisión.

 

 

La furia verbal de Carrió buscó vincular al camarista Mahiques, con su hijo, Juan Bautista, que es subsecretario de Garavano en la cartera de Justicia, y miembro de la “mesa judicial”, que reporta al Presidente, donde intervienen otras figuras clave del macrismo. Entre ellos están el parlamentario del Mercosur, Fabián “Pepín” Rodriguez Simón, el titular del Club Boca Juniors, Daniel Angelici y el jefe de asesores de la Presidencia, José Torello.