ESCÁNDALO POR CORRUPCIÓN

Potocar: el PRO lleva a la Legislatura al responsable político de la Policía

El secretario de Seguridad porteño se someterá a los cuestionamientos de la oposición. Responderá por el detenido jefe de la Policía de la Ciudad y su nombramiento.

La oposición preparaba una catarata de pedidos de informes, citaciones y hasta una sesión especial para que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta explique la situación del detenido jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, pero el PRO frenó en seco la embestida y propuso que el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, enfrente los cuestionamientos y responda por el ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, recién denunciado por enriquecimiento ilícito.

 

El funcionario porteño se presentará en el Parlamento porteño este viernes en lo que será el debut de la Comisión de Seguimiento del Traspaso de la Policía Federal a la Ciudad, que quedó establecida en la nueva ley de Seguridad Pública aprobada en noviembre de 2016, pero que recién se activó tras la presión que ejerció la oposición al PRO en el marco de la crisis que se desató luego de la detención de Potocar. El jefe de la flamante Policía de la Ciudad es acusado de formar parte de una “asociación ilícita” que exigía coimas a comerciantes a cambio de “protección” en los barrios de Núñez y Saavedra, jurisdicción de la Comisaría N°35, a cargo del comisario Norberto Villareal, prófugo desde hace un año en el marco de la investigación que lleva adelante el fiscal José María Campagnoli.

 

Una vez constituida la Comisión, D’Alessandro comenzará su alocución para luego dar lugar a los interrogantes de los integrantes del cuerpo en el que el PRO tiene mayoría. Los diputados aún no se sentaron a discutir cómo será la dinámica del encuentro, pero se descuenta que habrá cinco minutos por bloque para plantear consultas.

 

Ese cuerpo tiene 22 integrantes y total representación de las fuerzas partidarias que componen el recinto porteño, como informó Télam al mediodía y oficializó la vicepresidenta I de la Legislatura, Carmen Polledo, durante la reunión de Labor Parlamentaria.. Bajo esa lógica, habrá espacio para cualquier planteo, como la interpelación al ministro, que el oficialismo busca disipar con la visita de su segundo inmediato en el ministerio. Cada bloque irá  con los proyectos que presentó en torno a la causa y la detención de Potocar, que fue suspendido de su cargo para “preservar” el trabajo de la Justicia, según comunicó el Gobierno porteño. En su lugar quedó D’ Alessandro como jefe civil de la Fuerza, que ingresó a la administración de Larreta en 2016 para encargarse de la parte “operativa” de la transferencia de competencia de la Federal a Metropolitana, que se unificaron para formar la nueva Policía porteña.

 

Se espera que la oposición traslade la embestida que tenía pensada plantear en el recinto y en el marco de la Comisión de Seguridad, que preside Juan Pablo Arenaza, del riñón de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en tensión constante con Ocampo desde diciembre de 2015. Ese cuerpo cosecha más de 30 iniciativas elaboradas por los bloques opositores que podrían volcarse en preguntas directas al secretario de Seguridad. Sin embargo, la oposición machacará con una pregunta determinante: ¿Sabía el Gobierno que Potocar estaba comprometido en la causa?

 

En la Jefatura de Gobierno aseguran que, a la hora de ser designado, el jefe de la Policía porteña no estaba vinculado a la causa. No obstante, Campagnoli persigue esta ruta de coimas desde antes de diciembre de 2016, cuando Rodríguez Larreta firmó el decreto. Además, el fiscal federal declaró que tiene un “sinnúmero de pruebas” contra el ex graduado del FBI, que oficiaba de Director General de Comisarías, razón por la cual el funcionario judicial dejó entrever su vinculación con la investigación.

 

El proceso de nombramiento fue cuestionado por la oposición: el Gobierno aprovechó una “trampa” de la Ley N°5688, acompañada por la mayoría de los bloques de la Legislatura. Esta modificación de la Ley de Seguridad Pública posee una cláusula que permite saltear la obligación de publicar nombre y antecedentes del candidato y también evitar que se hiciera el proceso impugnaciones y observaciones civiles.

 

La cláusula cuarta de la Ley N°5688 deja sin efecto lo propuesto en el artículo N°77, generando el marco para lo que finalmente sucedió: Larreta nombró por decreto y sin aviso previo a Potocar a menos de diez días de la promulgación de la nueva legislación. “El procedimiento establecido en artículo 77 no es de aplicación en el caso de la designación del primer Jefe de la Policía de la Ciudad”, se establece en la cláusula en cuestión.

 

En tanto, el mencionado artículo advierte: “El Jefe de Gobierno debe publicar el nombre y antecedentes del candidato para Jefe de la Policía de la Ciudad en el Boletín Oficial de la Ciudad y en el sitio de internet oficial del Gobierno de la Ciudad durante diez (10) días hábiles”. Además, en ese considerando se informa que “los habitantes de la Ciudad y las organizaciones de la sociedad civil pueden presentar observaciones fundadas a la candidatura durante un plazo de diez (10) días hábiles posteriores al fin de la publicación”.

 

El detenido Potocar tiene más de 35 años en la fuerza, es abogado, se graduó en la FBI National Academy, cursó una Maestría en Ciencias Criminológicas Forenses y es docente de Derecho Penal II en la Universidad de Morón. A pesar de que la oposición cuestionó el método de designación, no hubo cruces por su legajo ni por su trayectoria en la fuerza, que en Uspallata 3160 se encargan de calificar como “intachable”. En tanto, los bloques opositores enfurecieron cuando el PRO confirmó que desechó la posibilidad que habilita la nueva normativa en torno a designar como jefe de la Fuerza a un civil. Hasta ahora, Larreta no defendió en público a Potocar, pero encabezó una reunión de Gabinete ampliado en la que respaldó enérgicamente el proceso de creación y la "misión" de la Policía de la Ciudad, que salió a las calles porteñas el 1 de enero de 2017 y tres meses después se quedó sin mandamás por una controvertida causa judicial. La historia es cíclica para el PRO y los nombramientos de jefe policiales: hace cerca de una década el entonces jefe de Gobierno Mauricio Macri vivió la misma situación con Jorge "el Fino" Palacios, aunque bajo otra causa y otro contexto.

 

La decisión de tramitar la “suspensión preventiva” fue acordada entre Larreta, Ocampo y el propio Potocar, que negó públicamente todas las acusaciones. Además, fue una reacción rápida para evitar “fuego amigo” de Elisa Carrió, que representará a Cambiemos en la Ciudad pero que en la provincia de Buenos Aires critica a María Eugenia Vidal por mantener a Pablo Bressi como jefe de la Policía bonaerense.

 

La flamante Comisión de Seguimiento la integran Francisco Quintana (PRO), Gabriel Fuks (Corriente Nacional de la Militancia), Carlos Alfonso Tomada (Frente para la Victoria), Graciela Ocaña (Confianza Pública), María Inés Gorbea (SUMA +), Marcelo Ramal (PO), Roy Cortina (Partido Socialista), Paula Oliveto (Coalición Cívica), María Rosa Muiños (Bloque Peronista), Claudio Palmeyro (Sindical Peronista), Adrián Camps (Partido Socialista Auténtico), Gustavo Vera (Bien Común) y Javier Gentilini (Frente Renovador). 

 

La presencia de D'Alessandro es una reacción del oficialismo ante la embestida opositora, dividida entre citaciones e interpelaciones al ministro Ocampo. La iniciativa que más avanzó fue la de Fuks, que logró consenso en el Frente para la Victoria, el sector de Ocaña y los diputados de Martín Lousteau para convocar a una sesión especial. Ese texto superó las 20 firmas, que corrió durante todo el día en el edificio de Perú 160, propone convocar a esa reunión especial para votar una interpelación a Ocampo. Sin embargo, la decisión del Gobierno de llevar al secretario de Seguridad reorganizó la estrategia de la oposición, que celebra la presencia del funcionario.

 

La estrategia del oficialismo la comandaron el jefe de bloque, Francisco Quintana, y el titular de la Comisión de Seguridad, Juan Pablo Arenaza. Ambos se reunieron con el ministro Ocampo el jueves pasado, tras la aprobación de la Comisión de Seguimiento. En ese encuentro, según pudo saber Letra P, los ediles y el titular de Justicia y Seguridad definieron "abrir" la Comisión de Justicia luego de semanas sin reuniones, por Semana Santa y por decisión del Gobierno. En ese cuerpo, el oficialismo espera que los opositores avancen con las interpelaciones, los cuestionamientos por el accionar de la Policía de la Ciudad en la represión a docentes en la Escuela Itinerante y la movilización del 8 de Marzo.

 

Después de meses de inactividad, propiciada por el propio ministro, Ocampo pidió que "avancen" los proyectos de la oposición, que cuestionan duramente su gestión. Además, no evadió el reclamo del propio bloque PRO en torno a que alguien del Poder Ejecutivo se siente en la Legislatura a explicar la situación de Potocar y la Policía de la Ciudad. "Si hace falta que vaya alguien, que vaya", lanzó el funcionario que responde a Daniel "el Tano" Angelici.

 

Martín Menem. 
El Monumento a la Bandera en Rosario, donde se realizan los actos conmemorativos del 20 de junio.  

También te puede interesar