X
Tras una jornada signada por la represión, el ministro del Interior hizo una “mención especial” a la fuerza de la Ciudad. Y afirma: “Es mentira que va a haber un ajuste”.
Redacción 19/12/2017 8:45

Consumado el ajuste jubilatorio en medio de una jornada signada por la represión, el ministro del Interior Rogelio Frigerio celebró la sanción de la ley con el voto afirmativo de 127 diputados repartidos entre el bloque oficial y el PJ. “Ganó la democracia”, enfatizó el funcionario macrista, quien hizo una “mención especial a la Policía de la Ciudad” que encabezó el operativo este lunes: “Arriesgando su vida, han permitido defender el Congreso”, sentenció a la vez que negó que la reforma sancionada signifique una pérdida para los jubilados: “Es mentira que hay un recorte a la seguridad social”.

También, Frigerio descartó la existencia de un mayoritario malestar social ante la reforma: “No es toda la gente”, aseguró en declaraciones a la señal A24 y atribuyó el descontento existente en que “la oposición ha tenido más éxito” que el oficialismo en instalar “esta mentira de que va a haber un recorte”.

Al profundizar en los dardos al arco opositor, el ministro macrista ligó a intenciones desestabilizadoras las manifestaciones registradas en las inmediaciones al Congreso: “No quedan dudas que todo formó parte de un plan orquestado, las jubilaciones es una excusa para justificar la violencia”.
 


Tras la fallida sesión del jueves pasado, la Casa Rosada salió rápidamente a advertir a los gobernadores que, de no aprobarse el ajuste jubilatorio, caía el pacto fiscal firmado con anterioridad. Sin embargo, con la ley en el bolsillo, Frigerio desmiente ahora que la nueva fórmula de cálculo represente un recorte en los recursos destinados a los adultos mayores para transferirlos, principalmente, a la Provincia de Buenos Aires: “Pero, ¿qué 75 mil millones de pesos? Nosotros no vamos a cambiar el presupuesto. Éste es el presupuesto que más destina en la historia de la argentina a la Anses y la seguridad social”, aseveró para insistir en la negación del ajuste: “No es verdad, está mal planteado así”.

A pesar de la sistemática desmentida, Frigerio lejos estuvo de ahondar en los detalles del origen de los 65 mil millones que la administración vidalista recibirá en los próximos dos años y sólo afirmó que los recursos “también” salen “del tesoro nacional”: “Hoy la Provincia de Buenos Aires, sin la asistencia del Gobierno nacional, no tendría posibilidad de subsistir”, sentenció.

Tras denunciar “muchos intentos de la oposición por hacer caer la sesión”, el ministro del Interior arremetió: “Estaban buscando la represión”. Y volvió a ponderar a los efectivos policiales: “Hay muchos heridos, pero fue un esfuerzo que la democracia lo tiene que reconocer”.

Sin dejar de elogiar el cambio de cálculo, Frigerio afirmó que los jubilados “nunca más van a estar sujetos de la timba de si la economía crece, ahora los haberes jubilatorios van a estar vinculados con los índices de precios y salarios, nos vamos a asegurar que nunca pierda con la inflación”.

Con elogios a la Policía, Frigerio niega el ajuste y el malestar social

Tras una jornada signada por la represión, el ministro del Interior hizo una “mención especial” a la fuerza de la Ciudad. Y afirma: “Es mentira que va a haber un ajuste”.

Consumado el ajuste jubilatorio en medio de una jornada signada por la represión, el ministro del Interior Rogelio Frigerio celebró la sanción de la ley con el voto afirmativo de 127 diputados repartidos entre el bloque oficial y el PJ. “Ganó la democracia”, enfatizó el funcionario macrista, quien hizo una “mención especial a la Policía de la Ciudad” que encabezó el operativo este lunes: “Arriesgando su vida, han permitido defender el Congreso”, sentenció a la vez que negó que la reforma sancionada signifique una pérdida para los jubilados: “Es mentira que hay un recorte a la seguridad social”.

También, Frigerio descartó la existencia de un mayoritario malestar social ante la reforma: “No es toda la gente”, aseguró en declaraciones a la señal A24 y atribuyó el descontento existente en que “la oposición ha tenido más éxito” que el oficialismo en instalar “esta mentira de que va a haber un recorte”.

Al profundizar en los dardos al arco opositor, el ministro macrista ligó a intenciones desestabilizadoras las manifestaciones registradas en las inmediaciones al Congreso: “No quedan dudas que todo formó parte de un plan orquestado, las jubilaciones es una excusa para justificar la violencia”.
 


Tras la fallida sesión del jueves pasado, la Casa Rosada salió rápidamente a advertir a los gobernadores que, de no aprobarse el ajuste jubilatorio, caía el pacto fiscal firmado con anterioridad. Sin embargo, con la ley en el bolsillo, Frigerio desmiente ahora que la nueva fórmula de cálculo represente un recorte en los recursos destinados a los adultos mayores para transferirlos, principalmente, a la Provincia de Buenos Aires: “Pero, ¿qué 75 mil millones de pesos? Nosotros no vamos a cambiar el presupuesto. Éste es el presupuesto que más destina en la historia de la argentina a la Anses y la seguridad social”, aseveró para insistir en la negación del ajuste: “No es verdad, está mal planteado así”.

A pesar de la sistemática desmentida, Frigerio lejos estuvo de ahondar en los detalles del origen de los 65 mil millones que la administración vidalista recibirá en los próximos dos años y sólo afirmó que los recursos “también” salen “del tesoro nacional”: “Hoy la Provincia de Buenos Aires, sin la asistencia del Gobierno nacional, no tendría posibilidad de subsistir”, sentenció.

Tras denunciar “muchos intentos de la oposición por hacer caer la sesión”, el ministro del Interior arremetió: “Estaban buscando la represión”. Y volvió a ponderar a los efectivos policiales: “Hay muchos heridos, pero fue un esfuerzo que la democracia lo tiene que reconocer”.

Sin dejar de elogiar el cambio de cálculo, Frigerio afirmó que los jubilados “nunca más van a estar sujetos de la timba de si la economía crece, ahora los haberes jubilatorios van a estar vinculados con los índices de precios y salarios, nos vamos a asegurar que nunca pierda con la inflación”.