26|7|2022

Juicios por $340 mil millones traban el acuerdo fiscal con los gobernadores

15 de noviembre de 2017

15 de noviembre de 2017

Se reunirán el jueves por la mañana con Frigerio para destrabar la situación. Los mandatarios se niegan a bajar las demandas. Acuerdo por Ingresos Brutos y cambios a la reforma previsional.  

La discusión entre el Gobierno nacional y los gobernadores para alcanzar un mega acuerdo fiscal, que abarque desde la reforma tributaria en danza a la disputa millonaria por el Fondo del Conurbano, encontró un punto de conflicto con una cifra: 340 mil millones de pesos. Ese es el monto que suman las 56 demandas judiciales de las provincias al Estado nacional, que los mandatarios se niegan a resignar, como exigió el ministro Nicolás Dujovne, para cerrar el conflicto por el Fondo del Conurbano. Y ese es el nudo que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, intentará desatar este jueves, desde las 9, en una reunión de emergencia que mantendrá con los representantes provinciales antes de la nueva cumbre que tendrán con Mauricio Macri, en la que el jefe de Estado pretende dar por cerrar ese pacto fiscal que incorpore, además, el respaldo de las provincias a las reformas tributaria y previsional.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

"Estamos más cerca de un acuerdo", respondió Frigerio al salir de la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI), tres horas después de su intempestiva irrupción en la reunión que los representantes de 22 provincias mantenían desde antes del mediodía en el edificio de la calle San Martín.

 

Los gobernadores comenzaron a llegar cerca de las 11.30 y, poco tiempo después, quedó claro que la negociación se empantanaría pronto. “Yo así no firmo”, dijo apenas llegó el correntino Ricardo Colombi, uno de los tres gobernadores del oficialismo que participaron del encuentro. Más temprano habían ingresado los radicales Gerardo Morales y Alfredo Cornejo. “Neuquén ya tuvo una baja de Ingresos Brutos en materia de hidrocarburos, ya se hicieron modificaciones importantes”, apuntó el gobernador Omar Gutiérrez, de relación muy cercana con la Rosada, sobre la exigencia del Ejecutivo para que las provincias reduzcan la presión impositiva.   

 

 

Ya en el séptimo piso, donde se reunieron, los gobernadores se explayaron sobre sus reparos. El desistimiento de los juicios fue el tema que unificó la resistencia. Según pudo saber Letra P, uno de los más duros en ese punto fue el santiagueño Gerardo Zamora. “Tiene todo para ganar y no tiene deudas. Dijo que no piensa renunciar”, contó uno de sus pares. “No podemos bajar los juicios a cambio de nada”, coincidió el sanjuanino Sergio Uñac.

 

“Es difícil pero se puede avanzar para buscar alguna solución”, aseguró al salir del CFI, tras más de seis horas de reunión, el jujeño Morales. El gobernador agregó que la Rosada intentará mediar en el tema con María Eugenia Vidal, para asegurarse de que la provincia abandone su demanda por el Fondo del Conurbano. “El tema es que todos quedamos empatados mientras que Buenos Aires se lleva todo”, decía un operador provincial.

 

 Otro punto que provocó la reacción negativa de los gobernadores fue la reforma previsional anunciada por el Gobierno, que implicaría una baja en el poder adquisitivo de los jubilados. “Nadie quiere votar eso”, sintetizó uno de los dirigentes que participó del encuentro, mientras  todavía se desarrollaban las negociaciones, poco después del mediodía.

 

Para ese entonces, el tema previsional, la negativa a reducir Ingresos Brutos y la renuncia a las demandas contra la Nación trababan todo tipo de acuerdo y todo indicaba que el jueves no habría anuncio alguno junto a Macri. Los dirigentes coincidían en que la reunión estaba empantanada. La llegada de Frigerio, cerca de las 15, empezó a encaminar las cosas, aunque la discusión demoró tres horas más y no quedó definitivamente sellada.

 

En materia previsional, el salteño Juan Manuel Urtubey confirmó un principio de acuerdo. “Se llegó a un consenso sobre la necesidad de encontrar una fórmula para la reforma previsional que no tenga que ver solo con la inflación, de forma tal que se pueda mantener el poder adquisitivo de los jubilados. Lo planteamos y el ministro estuvo de acuerdo”, explicó el gobernador de Salta.

 

 

“La reducción de Ingresos Brutos va a ser más escalonada”, anunció el neuquino Gutiérrez. Conforme y aliviado también en cuanto al punto que atañe a los hidrocarburos salió el santacruceño Pablo González, enviado por Alicia Kirchner al encuentro.

 

Además, la Nación se comprometió a compensar a Buenos Aires con recursos nacionales por la renuncia a la demanda por el Fondo del Conurbano. También hubo acuerdo sobre el pedido de los gobernadores para que el revalúo de activos ingrese en los fondos coparticipables, para avanzar en la derogación del artículo 104 de la ley de Impuesto a las Ganancias y para que el Estado nacional financie el déficit de las cajas previsionales no transferidas. En tanto, también se acordó que lo recaudado por el Impuesto al Cheque será 100 por ciento destinado a la ANSES.

 

En ese contexto, en el Gobierno y la mayoría de las provincias dan casi por cerrado que el jueves habrá firma del acuerdo, aunque antes el ministro Frigerio deberá terminar de cerrar los detalles con las provincias.

 

“La idea es firmar un acuerdo de verdad, con todos los datos. No va a ser un conjunto de buenas intenciones, va a ser con la letra chica”, aseguró el salteño Urtubey, que agregó que, con esta reforma, las provincias platean un horizonte “a largo plazo” para dar previsibilidad a los inversores. Para el salteño, el próximo paso debería ser el avance del acuerdo a nivel municipal. “Todos estos acuerdos ahora tienen que ser aprobados por las Legislaturas provinciales”, agregó.

 

De la reunión participaron los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gildo Insfrán (Formosa), Sergio Uñac (San Juan), Alberto Weretilneck (Río Negro), Miguel Lifschitz (Santa Fe), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Pablo González (vicegobernador de Santa Cruz), Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Manzur (Tucumán), Ricardo Colombi (Corrientes), Juan Schiaretti (Córdoba), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Hugo Passalacqua (Misiones), Lucía Corpacci (Catamarca), Omar Gutiérrez (Neuquén), Daniel Capitanich (vicegobernador de Chaco), Carlos Verna (La Pampa), Mariano Arcioni (Chubut), Sergio Casas (La Rioja). En tanto, por San Luis, estuvo el fiscal de Estado, Eduardo Allende.

 

En representación del Congreso participaron los senadores Miguel Ángel Pichetto, Carlos Espínola, Carlos Caserio, Daniel Llovera y Juan Manuel Abal Medina. Luego se sumó el diputado del bloque Justicialista Diego Bossio, que se reunió con los ministros de Economía, que mantuvieron una reunión paralela a la de los gobernadores. En tanto, el ministro Frigerio llegó acompañado por el secretario de Interior, Sebastián García de Luca, y el secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli. También participó el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena.