Elecciones 2017

Cábala, liturgia y emotividad al palo: CFK cierra en el Juan Domingo Perón

La candidata por Unidad Ciudadana le dará un marco bien peronista a otro acto clave en Avellaneda. Será el 16 de octubre en el Cilindro de la Academia, ícono del PJ y gran pasión de su marido.

La noche antes de su muerte, Néstor Kirchner le pidió al por entonces entrenador de Racing, Miguel Ángel Russo, que pusiera de titular a Bruno Zuculini, un juvenil que pedía pista y por el cual el ex presidente tenía predilección. Hasta el final de sus días, el patagónico vivió así, intensamente, su fanatismo por la Academia. Por eso, el cierre de campaña de la candidata a senadora nacional por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, tendrá una alta carga extra de emotividad y renovada liturgia peronista: será el lunes 16 de este mes en el Cilindro de Avellaneda, el "Juan Domingo Perón". 

 

En 1946, el presidente de la República giraba tres millones de pesos por decreto para financiar las obras y terminar el estadio de uno de los cinco grandes del fútbol argentino con sede en uno de los bastiones peronistas del conurbano. Las autoridades no tuvieron más alternativa que bautizarlo con el nombre del todavía coronel, pese a que -según el mito-, el jefe de Estado quería mudar el complejo al barrio porteño de Retiro. Pese a ello, empezaba así una relación inseparable entre el club y el peronismo. 

 

El vínculo tomó fuerte impulso cuando Kirchner llegó desde el sur a la Casa Rosada. Durante su estadía en la jefatura del Gobierno y luego con su esposa, el ex gobernador patagónico siguió muy de cerca el desempeño de la institución. En junio de 2009, llegó en helicóptero a un entrenamiento cuando el director técnico era el polemicista Ricarco Caruso Lombardi. Kirchner era candidato a diputado nacional en una elección que luego perdería frente al empresario Francisco De Nárvaez. Ese día, el ex mandatario le regaló cuatro televisores plasma al plantel luego de la victoria del equipo por 3 a 0 contra Boca Juniors. Ésa es solo otra de las tantísimas anécdotas de Kirchner con Racing. Incluso se habla de los nexos que gestó entre club y el Banco Macro primero y el Hipótecario después para que esponsorearan la camiseta.

 

 

Cristina siempre reconoció el fanatismo de su esposo por el club, un legado que dejó ahora en manos de su hijo Máximo. Tiempo atrás, el diputado nacional seguía de cerca los movimientos de la Academia y tenía como aliado a Diego Bossio, también hincha de La Academia. Hoy la alianza dirigencial es pasado. Con los derechos del Fútbol para Todos en vigencia, cada vez que Racing jugaba de local, una bandera con la cara de Néstor K se desplegaba durante todo el partido sobre una de las tribunas laterales. 

 

A Perón, Kirchner y Bossio hay que agregarles más apellidos que combinan peronismo y pasión albiceleste: los ex ministros de Justicia y Salud Julio AlakGinés González García, respectivamente; el ex vicepresidente Carlos "Chacho" Álvarez y el ex gobernador Carlos Federico Ruckauf

 

No es casual, por todo esto, que CFK -que es hincha de Gimnasia- elija el Cilindro como marco ideal para profundizar la reperonización que ha mostrado en la campaña para octubre después de su versión más lavada del proselitismo pre PASO. 

 

 

 

El sábado pasado, Cristina emprendió una típica caravana electoral por La Matanza, corazón del conurbano y núcleo duro de electores propios. Allí, junto al titular del PJ Bonaerense, Fernando Espinoza; la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, y el segundo candidato a senador por UC, Jorge Taiana, habló desde la caja de una camioneta. Una foto bien peronista que la ex presidenta empieza a mostrar en las últimas semanas antes del 22 de octubre. Algo parecido había hecho en Florencia Varela. 

 

El próximo 16 de octubre, en lo que será su gran acto de cierre en Avellaneda, el Juan Domingo Perón se vestirá de celeste y blanco y no para recibir al conjunto de Diego Cocca. Según le explicaron a Letra P fuentes de la organización del evento, el acto será con militancia pero también con mucha familia. Un poco y un poco.  Desde las 14 habrá distintos shows musicales para amenizar la tarde.  

 

En Racing, a diferencia de lo que se ve en los actos que Cristina realiza por el conurbano casi todos los días, se dejarán ver muchas banderas. Algo que durante los encuentros que le organizan los intendentes está casi vedado. En Racing habrá de todo. Sindicatos, organizaciones políticas y Unidad Ciudadana, por supuesto. 

 

Una pista empezó a mostrarse el sábado último. CFK coreó la marcha peronista. Por primera vez desde que está en campaña, la canción peronista sonó por los parlantes con la ex presidenta aún en escena.

 

 

 

En el acto de relanzamiento en La Plata, cuando bajó del escenario y abandonó el club, los candidatos que estaban en el escenario y dirigentes que miraron el evento desde las gradas se pusieron a cantar la marcha peronista con la gente. Ya sin la jefa en escena. 

 

Pero el fin de semana último, ni bien CFK terminó su discurso y empezó a saludar a sus seguidores, arrancó la marcha. A Cristina no le quedó más alternativa que cantarla. No lo hizo con la euforia con la que agitaba los brazos Espinoza, pero siguió casi al pie de la letra el canto de Hugo del Carril

 

La carrera de Cristina al Senado en esta año 2017 comenzó arrancó en Avellaneda, aunque aquel 20 de junio, en la cancha de Arsenal, no formalizaría su candidatura. El domingo 13 de agosto volvió al club de Sarandí para esperar allí los resultados de las primarias. En ese distrito, cosecharía un 43,9% de los votos. En el sprint final hacia el ballotage del domingo 22, la ex presidenta profundizará la cábala y va por más.

 

 

 

Paro general contra Javier Milei, un momento de quiebre de la resistencia al modelo
9 de mayo, segundo paro contra Javier Milei 

También te puede interesar