X
Volvió a Buenos Aires tras completar sus vacaciones y se reunió con Peña en la Casa Rosada. No habló con la prensa. El Gobierno prometió un comunicado para este martes.
Redacción 23/01/2017 17:28

El jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, volvió este lunes de sus vacaciones en Trancoso, Brasil, pero no dio explicaciones sobre los 70.000 dólares que recibió de una empresa falsa de Hong Kong en una cuenta en Suiza, a través de un operador financiero brasileño vinculado con la constructora Odebrecht y condenado en la mega investigación Lava Jato. El Gobierno dejó trascender, en cambio, que lo hará este martes.

El jefe de los espías, que no quiso interrumpir su descanso en el nordeste brasileño y fue defendido por el presidente Mauricio Macri, se reunió en la Casa de Gobierno con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en un encuentro en el que se acordó que el funcionario emitirá un comunicado.

"Fue positivo", indicaron fuentes oficiales sobre el encuentro, sin precisar por qué lo califican de ese modo. De la reunión, que se extendió durante 20 minutos, Arribas se retiró sin hacer declaraciones a la prensa.

El titular de la AFI acordó con Peña que dará a conocer un comunicado para "explicar algunos de los puntos" de la denuncia en su contra por la posibilidad de que el dinero que recibió tenga origen ilegal.

Arribas regresó este lunes de sus vacaciones en Brasil y se esperaba que presentara la documentación que certificara la procedencia del dinero que recibió en 2013 del operador financiero Leonardo Meirelles, que fue condenado por el pago de coimas de Odebrecht.

Arribas informó en un comunicado que percibió una transferencia por US$ 70.495 el 26 de septiembre de 2013, que adjudicó a la venta de un inmueble en San Pablo, además de negar haber recibido las cuatro transferencias restantes y rechazar que tenga vinculación con el Lava Jato.

Por su parte, la diputada oficialista Elisa Carrió se presentará también este martes en los tribunales federales de Comodoro Py para ratificar la denuncia que hizo contra Arribas.

La Justicia habilitó la feria de enero para tramitar la investigación y citó a Carrió. La causa recayó en el juzgado federal 6, a cargo de Rodolfo Canicoba Corral, con la intervención del fiscal Federico Delgado.

El presidente Macri defendió a Arribas: dijo que no entendía el “link” que vinculaba a su escribano de confianza con Meirelles y Odebrecht. Y sostuvo la versión de la venta del departamento.