"Ya está"

La embestida de Carrió contra Bressi quedará en una denuncia mediática

La diputada le dijo a Letra P que no realizará una presentación penal. Había acusado al jefe de la Bonaerense designado por Vidal de tener vínculos con el narcotráfico.

La embestida de la diputada nacional por Cambiemos Elisa Carrió contra el jefe de la Policía bonaerense designado por la gobernadora María Eugenia Vidal, Pablo Bressi, a quien acusó de tener vínculos con el narcotráfico, quedará reducida a una denuncia mediática, según confirmó la legisladora cuando Letra P le preguntó si realizaría una presentación en la Justicia. "No, pero tarde o temprano llega la verdad", fue la respuesta de la jefa de la Coalición Civica.

 

"Ya está", insistió, y dejó la pelota en campo de la mandataria provincial: "Ella es la gobernadora, no yo".

 

Carrió estuvo este lunes en La Plata. Se presentó ante el fiscal Álvaro Garganta para ratificar su denuncia por "defraudación a la administración pública" contra el ex gobernador Daniel Scioli. A la salida de la fiscalía, en un contacto con la prensa, este portal quiso saber si formalizaría en los tribunales su acusación al jefe de la Policía, de la que dejó de hablar después de cenar en su casa con Vidal, quien le presentó un informe que, según voceros de la Gobernación, exculpa al titular de la fuerza provincial. 

 

Letra P: -¿Va a hacer alguna presentación judicial contra Bressi?

 

Carrió: -No, pero tarde o temprano llega la verdad. Yo he visto llegar la verdad para todos.  

 

A principios de julio, en un raíd mediático, la diputada -que es socia fundadora y autora intelectual de la alianza gobernante- aseguró que Bressi, que fue designado por Vidal como conductor de la Bonaerense días después de asumir la gobernación de la provincia, tenía lazos con bandas narco. “Lamentablemente, tienen a uno de los cómplices del narcotráfico de jefe de policía”, señaló la legisladora en diálogo con radio Vorterix. y agregó: “Esto se lo vengo advirtiendo a la gobernadora de Buenos Aires desde hace cinco meses, pero ya no puedo no decirlo públicamente”.

 

Carrió, que un par de meses antes había anunciado que emprendía la "lucha contra las mafias" en la provincia de Buenos Aires, distrito al que se mudó para buscar una candidatura al Senado en 2017, puso en un serio problema a Vidal, que había llegado a su cargo, justamente, con ese mismo discurso: la transparencia y el combate a la corrupción. Por eso, como señaló este portal en su momento, Carrió, al castigar a Bressi, castigaba directamente a la mandataria, porque no tenía ningún margen para desligarse de su responsabilidad en la elección del número uno de la tropa uniformada más poderosa del país. No cabía la posibilidad de suponer que había delegado esa tarea. 

 

CENA Y SILENCIO. Después de cruces mediáticos que habían ganado voltaje, el miércoles pasado, la gobernadora fue hasta la casa de Carrió, en Exaltación de la Cruz, para darle explicaciones. En virtud del silencio posterior en el que se sumió la diputada y a su decisión -revelada ahora- de no llevar su denuncia a la Justicia, en ese encuentro, que incluyo cena y se extendió por tres horas, Vidal y Lilita acordaron archivar el asunto.

 

"Yo ya lo dije públicamente", le dijo este lunes la jefa de la CC a Letra P en su contacto con la prensa, en La Plata, como para cerrar el tema, aunque segundos después interrumpió otra pregunta para agregar: "Ya presenté las pruebas por escrito... están presentadas. Ya está. Es el tiempo el que dará la razón. El tiempo concede la razón o la quita". Y descargó la responsabilidad en Vidal. "Ella es la gobernadora, no yo", indicó, pero no se quedó ahí. También advirtió: "Es Macri el Presidente, no yo".

 

 

universidades: no hubo acuerdo con el gobierno y los gremios paran 48 horas
Julio Cobos, diputado de la UCR.

También te puede interesar