X
Lo acusa de lavado de dinero. Involucró al ex titular de ABSA, Guillermo Scarcella, y al ex jefe de Gabinete Alberto Pérez. Sostuvo que actuó con complicidad del Poder Judicial bonaerense.
Redacción 03/06/2016 16:44

Según el texto al que accedió Letra P, la diputada nacional por Cambiemos Elisa Carrió aseguró que “los ilícitos habrían sido cometidos por el ex Gobernador de la provincia de Buenos Aires y ex Vicepresidente de la Nación, Daniel Scioli, y distintos funcionarios de sus dos administraciones, señalando en esta oportunidad, al menos, al ex presidente de Aguas Bonaerenses Guillermo René Scarcella y al ministro de Jefatura de Gabinete de Buenos Aires, Alberto Pérez”. 

 

 

Si bien varios argumentos que utiliza la líder de la Coalición Cívica se desprenden de artículos periodísticos, Carrió sostuvo frente a la justicia que hubo “un gran desmanejo de los recursos públicos de la provincia de Buenos Aires”. 

Estas acciones, según Carrió, evidencian “cajas políticas que no sólo habrían engrosado ilegalmente el patrimonio de los denunciados, sino que el fruto del dinero obtenido podría haber sido ocultado de distintas maneras a través de maniobras de conversión, transferencia o disimulación de bienes provenientes de ilícitos penales cometidos, como debe investigarse en el marco de la administración de la conocidas en la jerga política como ‘cajas negras’ del estado”. 

También la legisladora advirtió sobre la “complicidad de representantes del Ministerio Público y del Poder Judicial de la provincia”. Allí es cuando cita que, además de la denuncia contra Scioli, también viene investigando “desde hace tiempo el proceder de las fiscalías de ‘Investigaciones Complejas’” y nombra al fiscal Jorge Paolini. “Esto en tanto estas fiscalías de ‘Complejas’ manejan con total discrecionalidad la investigación de los delitos cometidos por funcionarios públicos. Siendo la actual Procuradora de la provincia de Buenos Aires María del Carmen Falbo la máxima responsable de estos procederes”, agrega sobre el accionar judicial bonaerense en las denuncias ya existentes contra lo que fue la administración Scioli. 

Con una redacción cargada de pontenciales y verbos en infinitivo, Carrió detalla la vinculación del ex titular de Absa con el mandatario, lo nombra al diputado Diego Bossio y describe el anclaje que –supuestamente- Scarcella tiene en la Justicia federal. Como dato de color, la denuncia dice que “el ascenso de influencias de Scarcella se remontaría a haber sido compañero de la Universidad de La Plata del actual enriquecido Camarista Federal Eduardo Freiler, y a haber sido profesor de tenis del ex juez Federal Carlos Branca”. 

Como herramienta, la denuncia contra el ex gobernador que vincula fuertemente a Scarcella da cuenta de los distintos boletines oficiales en los que se informa todas las sociedades que integró el antiguo director de la empresa de Aguas Bonaerenses. Allí aparecen "Sociedad Anónima Wrapping Argentina" (empresa de protección de equipajes o maletas en el ámbito de aeropuertos) o "Sociedad Anónima Baggage (similar objeto social que la sociedad anterior). También se designó como titular de "Víctor Chandler Interional (Argentina) Sociead Anónima", cuyo objeto social es "la explotación, administración y promoción del negocio de juego de azar, soretos o apuestas por vía teléfonica, internet o cualquier medio de comunicación". 

El texto completo de la denuncia penal de Carrió contra Scioli

Lo acusa de lavado de dinero. Involucró al ex titular de ABSA, Guillermo Scarcella, y al ex jefe de Gabinete Alberto Pérez. Sostuvo que actuó con complicidad del Poder Judicial bonaerense.

Según el texto al que accedió Letra P, la diputada nacional por Cambiemos Elisa Carrió aseguró que “los ilícitos habrían sido cometidos por el ex Gobernador de la provincia de Buenos Aires y ex Vicepresidente de la Nación, Daniel Scioli, y distintos funcionarios de sus dos administraciones, señalando en esta oportunidad, al menos, al ex presidente de Aguas Bonaerenses Guillermo René Scarcella y al ministro de Jefatura de Gabinete de Buenos Aires, Alberto Pérez”. 

 

 

Si bien varios argumentos que utiliza la líder de la Coalición Cívica se desprenden de artículos periodísticos, Carrió sostuvo frente a la justicia que hubo “un gran desmanejo de los recursos públicos de la provincia de Buenos Aires”. 

Estas acciones, según Carrió, evidencian “cajas políticas que no sólo habrían engrosado ilegalmente el patrimonio de los denunciados, sino que el fruto del dinero obtenido podría haber sido ocultado de distintas maneras a través de maniobras de conversión, transferencia o disimulación de bienes provenientes de ilícitos penales cometidos, como debe investigarse en el marco de la administración de la conocidas en la jerga política como ‘cajas negras’ del estado”. 

También la legisladora advirtió sobre la “complicidad de representantes del Ministerio Público y del Poder Judicial de la provincia”. Allí es cuando cita que, además de la denuncia contra Scioli, también viene investigando “desde hace tiempo el proceder de las fiscalías de ‘Investigaciones Complejas’” y nombra al fiscal Jorge Paolini. “Esto en tanto estas fiscalías de ‘Complejas’ manejan con total discrecionalidad la investigación de los delitos cometidos por funcionarios públicos. Siendo la actual Procuradora de la provincia de Buenos Aires María del Carmen Falbo la máxima responsable de estos procederes”, agrega sobre el accionar judicial bonaerense en las denuncias ya existentes contra lo que fue la administración Scioli. 

Con una redacción cargada de pontenciales y verbos en infinitivo, Carrió detalla la vinculación del ex titular de Absa con el mandatario, lo nombra al diputado Diego Bossio y describe el anclaje que –supuestamente- Scarcella tiene en la Justicia federal. Como dato de color, la denuncia dice que “el ascenso de influencias de Scarcella se remontaría a haber sido compañero de la Universidad de La Plata del actual enriquecido Camarista Federal Eduardo Freiler, y a haber sido profesor de tenis del ex juez Federal Carlos Branca”. 

Como herramienta, la denuncia contra el ex gobernador que vincula fuertemente a Scarcella da cuenta de los distintos boletines oficiales en los que se informa todas las sociedades que integró el antiguo director de la empresa de Aguas Bonaerenses. Allí aparecen "Sociedad Anónima Wrapping Argentina" (empresa de protección de equipajes o maletas en el ámbito de aeropuertos) o "Sociedad Anónima Baggage (similar objeto social que la sociedad anterior). También se designó como titular de "Víctor Chandler Interional (Argentina) Sociead Anónima", cuyo objeto social es "la explotación, administración y promoción del negocio de juego de azar, soretos o apuestas por vía teléfonica, internet o cualquier medio de comunicación".