Foro en Saladillo

Catarsis radical: intendentes de la UCR rumiaron bronca en rancho aparte

Tras la foto oficial de intendentes del PRO y la UCR en la localidad bonaerense, los correligionarios siguieron el debate. “Vamos a un papelón”, advirtió un jefe comunal si no hay unidad.

Alrededor de 30 intendentes radicales de la provincia de Buenos Aires continuaron discutiendo la coyuntura política del espacio una vez finalizada la reunión formal que los jefes comunales de Cambiemos mantuvieron este viernes en Saladillo. Allí, exteriorizaron las diferentes posiciones: mientras algunos pugnan por construir dentro del foro Cambiemos con el PRO, otros piden abroquelarse para marcarle la agenda a sus socios de gobierno. 

 

“Se nombra al foro Cambiemos, al foro Cambiemos y no existimos. Se termina nombrando al PRO”, les dijo a sus correligionarios el intendente de Tandil, Miguel Lunghi. El alfonsinista fue el más crítico a la hora de hacer un balance de la reunión que -horas antes al momento de catarsis radical- se desarrolló junto a intendentes del PRO y el director de Cultura y Educación de la Provincia, Alejandro Finocchiaro

 

Durante la conversación entre los intendentes quedaron bien planteadas las tres líneas que hoy por hoy existen en la UCR bonaerense. Quienes apuestan a una renovación de la mano del diputado sanzista Maximiliano Abad, los intendentes que consideran que el vicegobernador Daniel Salvador debe asumir al frente del Comité Provincia y la línea alfonsinista, que pugna por la conducción del senador Carlos Fernández. De hecho, Lunghi reconoció que él y el comité de Tandil van a acompañar a su coterráneo, el legislador provincial. 

 

El intendente de General Viamonte, Franco Flexas, por su parte, intentó apaciguar los ánimos. Explicó que, si bien la incorporación de “dirigentes del peronismo” (en referencia al ya casi flamante ministro de Producción, Joaquín De la Torre, que asume este lunes) fue una decisión “inconsulta” del Ejecutivo bonaerense, se consiguió “una mesa de diálogo” con el Gobierno provincial. 

 

Mientras tanto, en la misma línea, el jefe comunal de San Cayetano y presidente del foro de intendentes radicales, Miguel Gargaglione, recordó a modo de reto que a la reunión a la que convocaron en el Comité nacional “asistieron apenas 15 intendentes”. Lunghi mostró el contrapunto y dijo que él no fue porque la invitación era para el foro Cambiemos en la sede del Comité. Se le explicó que el mail cursado decía otra cosa. Y así, entre discusiones, transcurrió el balance radical que terminó en una gran catarsis. 

 

Sin embargo, quien pidió una “unidad verdadera” fue el intendente de Ayacucho, Pablo Zubiaurre. El jefe comunal dijo que había que sentar a los tres candidatos y decirles “muchachos, no estamos en condiciones de hacer una interna. No hay padrón y vamos a terminar en la justicia”.

 

“Vamos a un papelón. Ese papelón va a ser la comidilla de nuestros socios –por el PRO- y se van a cagar de risa cinco años seguidos”, advirtió. 

 

Los puntos de contacto entre las diferentes expresiones de la UCR radicaron en “fortalecer” al foro de intendentes correligionarios. Las diferencias se dan en el cómo hacerlo. 

 

Las Más Leídas

También te puede interesar