AJUSTE CIENTÍFICO

Nuevas becas y prórrogas, las claves que salvaron la negociación de Barañao con el CONICET

El ministro debió dar marcha atrás y firmar un compromiso de cinco puntos para que los científicos culminen la toma del edificio ministerial y otras dependencias públicas.

Tras horas de tensión y rumores de renuncia, el ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Lino Barañao, acordó una serie de puntos con ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) y el presidente del CONICET, Alejandro Cecatto, para prorrogar y extender becas a los investigadores, que denunciaron, durante toda la semana, una política de recortes y ajuste en el área, además de tomar las instalaciones de la cartera ubicada en el barrio de Palermo.

 

El CONICET otorgará prórroga de beca a los 343 postulantes a la Carrera de Investigador Científico y Técnico (CIC) que fueron recomendados y no seleccionados para su ingreso a la misma hasta el 31 de diciembre de 2017, según consta en el acuerdo firmado.

 

A su vez, el organismo debe poner a disposición 107 becas “extraordinarias” para postulantes a la CIC que fueron recomendados y no seleccionados, pero que actualmente no pertenecen al sistema de becas. Esta incorporación se realizará a pedido del interesado y una vez aprobada la documentación correspondiente.

 

Además, existen otros 508 postulantes que no fueron seleccionados y que el gobierno de Mauricio Macri, tras la semana de protesta, se comprometió a que encuentren un lugar donde ejercer sus investigaciones. Se acordó que las empresas públicas o con participación estatal incorporen a estos científicos durante el año 2017 para “desarrollar tareas de investigación y desarrollo” y “con una remuneración equivalente a la de la clase de la CIC”.

 

Mediante este acuerdo firmado en la noche del viernes 23 de diciembre, se crea una Comisión Mixta de “seguimiento del proceso de articulación e ingreso de los postulantes no seleccionados”. Esta comisión estará integrada por un representante de ATE, un miembro de cada agrupación de investigadores y becarios, un miembro en representación de los postulantes no seleccionados y representantes del CONICET y el Ministerio de Ciencia.

 

En tanto, el último punto del acuerdo se reservó para que los científicos y becarios se comprometan a desalojar la toma del edificio y playón del Polo Científico Tecnológico, donde se encuentra alojado el edificio del organismo que conduce Barañao, el único ministro que integró el gabinete anterior, diseñado en exclusiva por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 

Alfredo de Angeli y Mauricio Macri, durante la campaña electoral de 2019.
Federico Otermín y Julián Álavrez, intendentes de Lomas de Zamora y Lanús. 

También te puede interesar