LA ERA MILEI

Las prestadoras de servicios de salud entran en guerra contra las prepagas

Clínicas, sanatorios y médicos fueron anoticiados de que no recibirán los aumentos acordados. Todo vuelve a diciembre. El Gobierno apunta a Claudio Belocopitt.

Las prepagas, que fueron obligadas por el gobierno de Javier Milei a retrotraer el valor de la cuota de mayo con el precio de diciembre más la inflación, ya le avisaron a quienes prestan los servicios de salud que no respetarán los aumentos acordados mientras aplicaron el 158% de incremento entre enero y abril.

“El incremento de abril del 12% se anula, van a quedar los valores de marzo menos un 20,71%. Es la definición que tomamos”, fue el mensaje que recibieron por Whatsapp prestadores médicos, sanatorios y personal médico de parte de una empresa de medicina prepaga de las más grandes. Así se lo confirmaron a Letra P fuentes del sector.

Las empresas de medicina prepaga anticiparon que “cada una está rehaciendo el presupuesto del año, que había calculado con los aumentos que venía cobrando hasta abril”.

Es la continuidad de una disputa que sigue escalando. El Gobierno asegura que las prepagas "abusaron" del decreto 70/23 que "liberó las restricciones de precios al sistema" y las empresas sostienen "que los aumentos recién permitieron recuperar el 20% de lo perdido frente a la inflación y el congelamiento de las cuotas durante el gobierno de Alberto Fernández".

"La suspensión de las actualizaciones van a llevar al quebranto a cientos de clínicas, sanatorios y prestadores del sistema de salud", advirtieron fuentes empresariales.

Las empresas también le reprochan a la administración libertaria "haber elegido de enemigos a las prepagas y no le ponen freno a los laboratorios, cuando los medicamentos ocupan el 38% de la estructura de costos de los planes de salud y aumentaron el 400% en un año".

Las prepagas le cargan responsabilidad a empresas como Bagó, Roemers, Richmnod, Gador y al Grupo Insud, entre otros.

Prepagas vs. médicos

Ahora, con la medida de retrotraer los aumentos, las prepagas trasladan el conflicto al interior del sistema y les avisan a quienes prestan los servicios médicos que no habrá aumentos. La semana pasada, la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA) reclamó porque “las empresas de medicina prepaga aplicaron aumentos de hasta un 140%, mientras que el honorario del profesional médico no aumentó, en general, más de un 30%”.

Los prestadores, en muchos casos, están de ambos lados del mostrador. Por ejemplo, Claudio Belocopitt es el dueño de la prepaga Swiss Medical y tiene un conjunto de sanatorios y clínicas propios y también firma convenios con hospitales como el Británico, Español, Francés, Italiano y centros de salud en cada provincia.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/HernanLReyes/status/1781796463674093758&partner=&hide_thread=false

OSDE, con 2,2 millones de personas afiliadas en el país, es la prepaga más grande, pero no tiene servicios médicos propios y contrata cada prestación que se realizan sus socios. El Hospital Italiano tiene su prepaga propia, pero también brinda servicios como prestador de otras prepagas. Ahora los prestadores, sin la plata de sus financiadores, deberán afrontar una paritaria del 45,6% que firmaron los gremios de la sanidad.

“Hasta diciembre las prepagas ajustaban a prestadores y se quejaban que no podían subir la cuota, ahora que pueden aumentar, siguen ajustando a los médicos. Hay una maniobra deliberada para perjudicar siempre al mismo actor del sistema”, explicaron a Letra P fuentes oficiales.

Un conflicto con final incierto

El escenario actual es. el Gobierno acusó a las prepagas de “aumentos desmedidos y declararle la guerra a la clase media” y por medio de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), el Secretario de Industria y Comercio, Pablo Lavigne obligó por seis meses a Galeno, Hospital Británico, Hospital Alemán, Medifé, Swiss Medical, Omint, OSDE y a la Unión Argentina de Salud (UAS) que presidía Belocopitt a solo aumentar “por el Índice de Precios al Consumidor (IPC)"

La Superintendencia de Servicios de Salud, a cargo de Gabriel Oriolo, presentó una cautelar ante la justicia por los aumentos de las cuotas y para reclamar que las empresas devuelvan los incrementos desmedidos. Se trata del diferencial del 70% mensual por encima de la inflación que aplicaron en sus cuotas desde principio de 2023, cuando el propio gobierno por el decreto 70/23 “liberó las restricciones de precios al sistema de medicina prepaga”.

Manuel Adorni, en conferencia de prensa
Claudio Belocopitt, ganador de la era Javier Milei

También te puede interesar