TRANSICIÓN 2023 | SANTA FE

Ruidos en la línea: se empioja el traspaso entre Omar Perotti y Maximiliano Pullaro

El senador Michlig, mano derecha del mandatario electo, acusó al peronismo de designar funcionarios y abrir licitaciones sin consulta. Diagnóstico crítico de "un gobierno en retirada".

“Ruido” es la palabra que elige el senador Felipe Michlig, espada política del gobernador electo de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, para definir la actualidad de la transición de gobierno que abordan el entrante Unidos con el peronismo que conduce el actual mandatario Omar Perotti. “Es un gobierno en retirada, que ha abandonado las distintas áreas, que tiene un déficit muy grande a la hora de ejecutar políticas públicas y dar respuesta a los santafesinos”, apuntó el presidente de la UCR santafesina.

Pullaro, en sus movimientos y dichos, elige otra postura. Admite que la transición se viene dando en cierta calma, pero reconoce a la vez que él prefiere no arrancar un enfrentamiento a viva voz con Perotti porque no es momento para salvajismo político en la escena pública.

Michlig, en cambio, es perro de presa. En diálogo con Letra P señaló que la transición “en líneas generales está dándose en buenos términos”, pero enumeró un listado de reproches para la gestión peronista que abandonará la Casa Gris el 10 de diciembre.

El senador es pieza clave en el armado de Pullaro, no es un advenedizo. Se siente una suerte de padre político y, aunque lo niegue, tiene entre manos una oferta para ser ministro de Gobierno de la administración de Unidos. Su palabra tiene potencia.

-¿Cómo observa la salida de Perotti del gobierno?, le preguntó Letra P.

-Es un gobierno en retirada, que ha abandonado las distintas áreas, que tiene un déficit muy grande a la hora de ejecutar políticas públicas y dar respuesta a los santafesinos. Vemos, por ejemplo, lo que está ocurriendo en materia de inseguridad, el déficit es tremendo, con 16 o 17 homicidios en septiembre en Rosario. Llevan adelante un operativo policial y terminan perdiendo la vida una joven por falta de prevención o cuidado por parte del operativo. En el interior estamos viendo un déficit muy grande de la gestión con respecto a la sequía, que nos azota y que se va prolongando, la muerte de animales, la pérdida de capital de muchísimos productores, la falta de respuesta en cuanto a subsidios o créditos para poder superar esta situación. Y así también vemos inconvenientes en Salud, en Educación y en distintas áreas. La verdad que es un gobierno que termina mal. La prueba es el resultado de las elecciones, en las encuestas se veía que más del 70% quería un cambio, se vio reflejado en el hecho de que el peronismo apenas obtuvo el 30% de los votos.

-¿Pero entonces, la transición no es tan calma como parece?

-No, la transición está en líneas generales dándose en buenos términos. Pasa que hace ruido el hecho de que, por ejemplo, haya designaciones de funcionarios políticos en distintos cargos, que es impropio del momento que estamos viviendo, que no corresponde. O adjudicación de licitaciones, cuando hemos pedido que sean cautos y tengan en cuenta la opinión del gobierno electo y principalmente el gobernador electo. Estamos tratando de que se corrijan, de que no se avance, porque sino, por supuesto, cuando nos toque gobernar, vamos a dar marcha atrás en esas designaciones políticas que no corresponden.

-¿Le pidieron a Perotti que detenga ese proceso?

-Le hemos pedido, lo hemos manifestado en la primera reunión, se han comprometido a que esto no iba a ocurrir. Tenemos y hemos detectado distintos casos que sí están ocurriendo y vamos a seguir alertando y reclamando que esto no prosiga porque en ese caso sí podrían afectar la transición en curso.

-¿Algún caso en particular que estén observando?

-Hicimos las presentaciones en su momento con secretarios de juzgados, hubo un intento para que juren esos funcionarios, cosa que pedimos que no avancen. En otras áreas estamos consiguiendo los decretos para hacer los reclamos pertinentes.

Corach, Calvo y Pusineri del lado peronista de la mesa; Puccini, Michlig y Enrico del lado radical.
Felipe Michlig, aliado estratégico del gobernador electo Maximiliano Pullaro.

También te puede interesar