EL NUEVO GOBIERNO

Maximiliano Pullaro y Rogelio Frigerio alistan la Región Centro para batallar por el podio del cambio

El santafesino visitará con su gabinete al entrerriano en Paraná. La semana próxima habrá un encuentro similar con el cordobés Llaryora. Mensaje al poder central para revertir la "postergación kirchnerista".

El miércoles a la tarde el santafesino Maximiliano Pullaro y su gabinete de ministros designados cruzarán el túnel subluvial Hernandarias-Sylvestre Begnis y aparecerán del otro lado del río Paraná. En la capital entrerriana los espera, a las 18, Rogelio Frigerio con quienes ocuparán los ministerios de esa provincia.

En el encuentro se hablará de temas comunes del área Litoral, proyectos de infraestructura, la hidrovía, la coordinación de asuntos de seguridad. Además de esos temas regionales, Pullaro y Frigerio pensaron la movida en función de la escena nacional, el reposicionamiento de las fuerzas políticas y el reseteo de ganadores y perdedores que dejaron las elecciones. En definitiva, un mensaje al corazón del poder central sobre los intereses que las provincias del centro están dispuestas a defender espalda con espalda.

La reunión es una movida dentro de ese tablero. Es el primer paso para revitalizar la Región Centro y mostrar determinación para reposicionarla en las grandes discusiones nacionales, algo que ni Omar Perotti ni Gustavo Bordet lograron en los últimos años, a pesar de ser parte de la fuerza política que gobernaba a nivel nacional y tener funcionarios de sus provincias en primera línea de la administración.

Pullaro hilvanó este primer encuentro con Frigerio. La semana siguiente, ya con el recambio institucional concretado, hará lo propio con el cordobés Martín Llaryora en lugar y día a definir. En ese caso, además de los gabinetes de ambas provincias, se sumarían los intendentes de las principales ciudades. Luego, sin dejar que pase tiempo, los tres gobernadores le podrán el broche al armado con una convocatoria conjunta.

¿Qué quieren Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos? Fundamentalmente sentarse en la mesa de las decisiones, ser protagonistas en la escena nacional y la toma de decisiones en asuntos que afectan los intereses de sus economías y su gente.

"Hay una decisión de reposicionar la Región Centro. Pullaro quiere poner a Santa Fe en los principales debates nacionales, sobre todo en discusiones de producción, comercio exterior y política", explica un funcionario de máxima confianza del gobernador de Santa Fe.

Si bien los gobernadores fichan en el PRO, el peronismo y la UCR, el denominador común es que los tres encarnaron propuestas electorales de rechazo al kirchnerismo y sus aliados, a quienes imputan la postergación de la región en detrimento de otras, en especial del Área Metropolitana de Buenos Aires.

Para las elites políticas y económicas de las tres provincias, esa postergación se traduce en la distribución inequitativa de subsidios de transporte y servicios públicos, la baja inversión en mantenimiento y ampliación de infraestructura, escasés de recursos para obras y programas sociales, además de la detracción de los derechos de exportación a la actividad productiva en una proporción muchísimo mayor a lo que regresa en beneficios del Estado nacional.

Por eso el trío de gobernadores se agrupa para pujar a nivel nacional con otros factores de poder político, pero también geográficos.

Pullaro, Frigerio y Llaryora se disponen a dar la pulseada por “liderar y marcar el rumbo del cambio” que eligió el país en las urnas; dar fortaleza política e institucional a los planteos; y cerrar filas detrás de un proyecto productivo común, basado en la hidrovía, la quita de las retenciones agropecuarias y la adecuación de la infraestructura federal en las tres provincias.

Si bien Frigerio y Pullaro fueron abanderados incondicionales del no cogobierno con Milei, para ambos es motivo de interés quiénes serán los responsables de las delegaciones de las áreas nacionales en ambas provincias, como Vialidad, Afip, Aduana, Senasa, entre otras.

Los primeros pasos de la Región Centro fueron allá por lo 90, cuando la pusieron a caminar los exgobernadores peronistas Jorge Obeid, Jorge Busti y José Manuel De la Sota. Tuvo épocas de más actividad y otras de menos. Nunca terminó de funcionar como un bloque de poder capaz de cumplir el objetivo original: empardar en números y peso económico a la poderosa provincia de Buenos Aires.

pullaro tiende puentes con el pro: cena con macri y reunion con frigerio
Maximiliano Pullaro y Omar Perotti, juntos en la Embajada de Francia.

También te puede interesar