X
La intendenta rosarina interpreta que Macri, con el anuncio económico, le dice al interior "que se arregle como pueda". Municipio sin subsidios para sostener la tarifa. Suplica reunión con Dietrich.
Por 18/04/2019 10:26

El socialismo que gobierna Santa Fe en su conjunto le salió al cruce al presidente Mauricio Macri tras el anuncio del Plan Felices Pascuas. Tanto el ministro de Economía Gonzalo Saglione como la intendenta de Rosario, Mónica Fein, fustigaron la medida porque, entienden, no hace más que ensanchar la brecha entre Capital Federal y provincia de Buenos Aires y el resto del país.

“Se acordaron tarde, todo lo que sirva en relación a productos básicos es bueno, el Estado debe regular y ayudar a que los productos lleguen a buen precio, pero lamentablemente estamos con tarifas y precios muy altos”, apuntó Fein horas después del anuncio en redes sociales hecho por el Presidente, en ronda de medios.

 

 

La titular del Ejecutivo desde hace rato está enfrentada a la gestión Cambiemos, pero en particular con el ministro de Transporte Guillermo Dietrich. Se queja de modo enfático desde que Nación recortó los subsidios al transporte y asegura, pese que fue desmentida por referencias macristas, que se discrimina al interior del país.

Fein volvió a la carga, sobre todo por el punto del Plan Primavera de Macri que traslada el congelamiento de tarifas a los gobiernos locales. “Si en los próximos meses un usuario ve un aumento en su factura de gas o electricidad, o en el precio del boleto de colectivo, se deberá a una decisión de su gobierno provincial o municipal”, advirtió el gobierno nacional en las medidas económicas anunciadas.

Tras la quita de subsidios, el transporte interurbano, por ejemplo, que depende del gobierno provincial, aumentó un 59,5 por ciento en dos tramos, desde noviembre de 2018. En Rosario la suba no fue tan feroz, pero Fein se vio obligada a retocar la tarifa de un servicio de transporte cuestionado y la oposición la corrió por no encontrar herramientas alternativas para apaciguar el incremento en el precio del boleto urbano de Rosario.

 

 

“Lo que están anunciando es que el 80 por ciento del transporte de Capital y el Gran Buenos Aires queda congelado, siguen poniendo la plata ahí, no hay otra forma de decirlo”, arrancó Fein. “Nos están diciendo que el interior se arregle como pueda, no se congela el valor del combustible y le van a dar más subsidios a Capital y Buenos Aires”, protestó la mandataria socialista, precandidata a senadora en las próximas elecciones del 28 de abril.

La intendenta reveló que le pidió una reunión a Dietrich y adelantó que convoca a “todos los intendentes del interior” a discutir porque, entiende, “no puede ser que nuestros vecinos tengan que soportar una tarifa de transporte alta porque la decisión de subsidiar se queda solo en Capital y Buenos Aires”.

En la misma línea que la rosarina, el ministro Saglione reprochó que “con impuestos pagados por todos los argentinos vamos a sostener el precio del transporte público en el conurbano bonaerense”. Y, en ese sentido, deslizó discriminación por parte de la Casa Rosada. “Lo que pase en el interior del país no parece ser problema del gobierno nacional, otra evidencia que falta federalismo en nuestro país”, concluyó.