ELECCIONES 2023

Los tanques electorales miran de reojo la definición de Javier Milei en Santa Fe

Entre la indiferencia y el deseo, Unidos y el peronismo especulan sobre los efectos de una candidatura libertaria para la gobernación. ¿Qué cree cada espacio que le conviene?

En el peronismo son cautelosos y se ponen el cassette para hablar del tema: “Es muy sano que compita Milei para el sistema político, pero si quiere ser candidato a presidente debería tener un candidato a gobernador en la segunda provincia más importante del país que es Santa Fe”, dicen al lado de uno de los precandidatos del PJ. La frase lavada esconde un deseo: en el peronismo están convencidos de que una opción liberal le restaría votos a Unidos para Cambiar Santa Fe, especialmente al sector de Juntos por el Cambio que integra esa coalición.

La coyuntura termina uniendo en una misma postura a dos extremos ideológicos como el peronismo y el liberalismo: ambos creen que, al no haber ballotage, una división en tercios del electorado es la opción que más los acerca a un triunfo. Así Omar Perotti logró acceder a la gobernación en 2019 con el 42% de los votos, superando al 38% de Antonio Bonfatti (FPCyS) y al 19% de José Corral (JxC). Ahora, con la oposición nucleada en Unidos, en el peronismo aspiran a que La Libertad Avanza encarne en 2023 el rol de Corral en 2019, dividiendo el voto opositor lo necesario para permitirles ganar.

https://twitter.com/romidiezok/status/1648768812878028824

En Unidos la cosa es un poco más brumosa, pero hay dos coincidencias en todos los campamentos: la primera, es que el liberalismo le roba a las dos grandes coaliciones por igual, por lo que termina neutralizando su propio impacto. “Es un voto que está suelto, no le pertenece a nadie”, piensa en voz alta un operador. “Tiene que ver con la rebeldía, con la protesta, con el enojo, es un voto que quiere soñar con otra cosa y hoy se lo está ofreciendo esa derecha”, agrega. “Con ese criterio, muerde por todos lados, no a un solo sector”.

La segunda, es que con boleta única y elecciones desdobladas de las nacionales, el traslado de votos de Javier Milei a su hipotético delfín es relativo. “La frase 'el candidato de Milei' puede medir en las encuestas, pero en la boleta única aparece un nombre propio, no el de Milei”, explican, para bajarle el tono a las encuestas que entusiasman a los liberales con jugosas cosechas de votos que superen los dos dígitos.

UnidosSantaFe.jpeg
La plana mayor de Unidos para Cambiar Santa Fe.

La plana mayor de Unidos para Cambiar Santa Fe.

En La Libertad Avanza reconocen algo: existe un déficit en la instalación del candidato y se plasma en las encuestas. Es cierto que la frase “el candidato de Milei” araña los quince puntos en las mediciones que manejan, pero también sucede que, cuando se le pone nombre propio, ese número baja sensiblemente a alrededor de cinco puntos. Sin embargo, confían en poder efectivizar ese traslado de votos del economista a su delegado provincial y chicanean: “Algunos que llevan años en política no pueden lograr el piso del que partimos nosotros”.

En ese sentido, en Unidos mencionan dos dificultades que se interrelacionan para complicar el camino de los de Milei y llevar tranquilidad a los otros espacios. Por un lado, el factor tiempo: queda poco para las elecciones y los referentes locales de Milei tendrán que trabajar duro para instalar un candidato o candidata mayormente desconocido. Por otro lado, ante la escasez de tiempo y recursos, creen que La Libertad Avanza priorizará las categorías con más chances, que suelen ser las legislativas, y no le prestarán atención al premio mayor.

MileiRominaDiez.jpeg
Javier Milei junto a Romina Diez, su principal referente santafesina que será candidata a diputada nacional

Javier Milei junto a Romina Diez, su principal referente santafesina que será candidata a diputada nacional

La cuestión que se debate en Unidos es a quién perjudica más la aparición de un candidato libertario. Con una interna de tres entre Carolina Losada, Maximiliano Pullaro y Clara García, y con encuestas que coinciden en posicionar mejor a la senadora y al exministro de seguridad, lo poco o mucho que pesque LLA en esa pecera puede ser determinante a la hora de la definición de las candidaturas en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias del 16 de julio.

Así las cosas, en el pullarismo calculan que son los menos perjudicados, porque tiene un voto consolidado, que no fluctúa de acuerdo a la coyuntura. “El que vota a Pullaro sabe quién es y quiere que determinados temas los encare alguien que sabe y conoce”, explican. En esa línea ven a Losada como la más perjudicada: “A una outsider como Carolina la votan no tanto por convencimiento de un plan o proyecto, sino por enojo y protesta, entonces termina disputando ese voto”, completan el análisis.

LosadaPullaro.jpg
Carolina Losada y Maximiliano Pullaro, dos de los precandidatos de Unidos para Cambiar Santa Fe.

Carolina Losada y Maximiliano Pullaro, dos de los precandidatos de Unidos para Cambiar Santa Fe.

La incógnita sobre el impacto que tendrá el factor libertario condiciona todos los análisis preelectorales, aunque en los dos grandes frentes intenten maquillarlo con indiferencia. En La Libertad Avanza lo saben e intentan “jugar con la desesperación” del otro: aunque tengan los nombres definidos con anticipación, no los anunciarán antes del 12 de mayo, día del cierre de listas. Hasta ese momento, las especulaciones tendrán vía libre.

Guillermo Cornaglia se transformó en el nuevo presidente del peronismo de Santa Fe.
El intendente de Concordia, Francisco Azcué (UCR - Juntos por Entre Ríos), junto al exintendente y diputado provincial Enrique Cresto (PJ).

También te puede interesar