TRANSICIÓN 2023 | SANTA FE

El funcionario de Omar Perotti que se aleja de la política y teje en el fútbol

Alejandro Grandinetti pasó de figura relevante del gobierno santafesino a un perfil bajísimo. Afuera de todo, vinculó al empresario de medios Figoli para la compra de un club español.

Mientras define su futuro, seguramente lejos de la política, el secretario de Turismo de Santa Fe, Alejandro Grandinetti, transita sus últimas semanas en la función pública lejos de la exposición mediática que supo cultivar cuando ofició de vocero del gobierno de Omar Perotti durante la gestión de la pandemia de Covid-19. Mientras, del otro lado del Atlántico su nombre aparece vinculado a la compra del club de fútbol Burgos CF de España por parte del empresario argentino Marcelo Figoli, dueño de Fénix Entertainment Group, un holding de empresas vinculadas al entretenimiento, los espectáculos y la gestión de medios de comunicación como las radios Rivadavia, LT3 de Rosario, Canal 7 de Neuquén y la agencia de noticias NA, entre otros.

Figoli se encuentra cerca de adquirir la mayoría accionaria del club que milita en la Segunda División de España. “Estoy avanzando para comprar el Burgos con Fénix Entertainment como parte del vertical de deportes de la compañía”, le confirmó a Letra P y deslizó que “en diciembre” definiría la transacción. “Aún solo tenemos carta de intención”, aclaró.

El nombre de Grandinetti aparece en El Diario de Burgos, de esa ciudad española, como socio de Figoli en la operación, que rondaría los 15 millones de euros y se haría en dos etapas: en la primera, adquirirían el 47% del paquete accionario y luego, al final de la temporada, el resto de las acciones para hacerse con el control total.

Sin embargo, tanto Figoli como Grandinetti desmintieron a este medio esa sociedad. “Nada que ver”, señaló el titular de Fénix Entertainment . “Alejandro sólo fue contacto”, aclaró. En rigor, el funcionario rosarino unió las partes, acercando al empresario argentino con los titulares del grupo Yucon, de los empresarios burgaleses Miguel Ángel Benavente, Nacho San Millán, Julián Alonso y Rodrigo Santidrián, máximos accionistas del Burgos Club de Fútbol. El secretario de Turismo confirmó la versión.

“Sigo teniendo amigos en el fútbol”, le dijo Grandinetti a este medio. Su vínculo con el mundo del fútbol viene de lejos: a mediados de la década del noventa fue miembro de la comisión directiva de Rosario Central encabezada por el histórico expresidente Víctor Vesco. "Fui el secretario general más joven de la historia del club", recordó orgulloso. Tenía 27 años.

Es de esa época, también, que conoce al titular de Fénix Entertainment. "(Figoli) siempre estuvo vinculado al fútbol y al espectáculo y hablamos varias veces por el estadio en esa época", apuntó.

Al margen, por estas horas Grandinetti se muestra más afuera que adentro de la política y, por lo bajo, desliza la posibilidad de regresar al ejercicio del periodismo después del 10 de diciembre, cuando concluya su gestión en Santa Fe.

Lanzado al mundo de la política allá por 2015 de la mano del Frente Renovador de Sergio Massa, hoy aparece lejos del ministro de Economía y no se muestra públicamente militando su candidatura presidencial a menos de diez días del ballotage. Con el tigrense rompió en junio de 2019 tras quedar relegado en el armado electoral santafesino y perder la chance de renovar su banca. Allí hizo rancho aparte con Graciela Camaño, Marco Lavagna y Alejandro Snopek.

Incluso, su actividad en sus redes sociales se apagó en agosto, apenas un mes después de perder la interna del peronismo por la candidatura para la senaduría de Rosario con el también periodista Lisandro Cavatorta. Fue la última bala de Grandinetti, quien dejó su silla en la radio LT8 de Rosario hace ocho años para ser candidato a intendente y, luego, obtener una banca como diputado nacional, siempre vinculado al massismo.

En 2019, con el regreso del peronismo a la gobernación de Santa Fe con la unidad hasta que duela, Grandinetti ocupó la secretaría de Turismo, pero fue con la crisis generada por la pandemia de Covid-19 cuando terminó ejerciendo de facto el rol de vocero de Perotti a la hora de comunicar las medidas y novedades diarias de la crisis epidemiológica.

Esta exposición lo acercó al gobernador a tal punto que cuando el rafaelino presentó su espacio político interno, Hacemos Santa Fe, Grandinetti se convirtió en una de las cuatro figuras elegidas por Perotti para caminar la provincia y aspirar a una candidatura, junto con el diputado Roberto Mirabella, la ministra de Gobierno, Celia Arena y la ministra de Ambiente y Cambio Climático, Érika Gonnet.

Sin embargo, y aunque su nombre formó parte del menú en la pretemporada electoral del verano de 2023, finalmente terminó jugando la interna del peronismo en el departamento Rosario sin el padrinazgo de Massa ni Perotti, enfrentando incluso al candidato de ambos, Cavatorta, quien lo venció por más de 60 mil votos.

el hacemos perottista
las cartas de perotti para rosario

Las Más Leídas

También te puede interesar