29|7|2022

05 de marzo de 2022

05 de marzo de 2022

La tribu que rodea al gobernador puso segunda. Arma orgánica y lanza primera actividad del año. Rivalizar en la interna y marcarle la cancha a otros sectores. 

Luego de que se truncara una cumbre de unidad del peronismo santafesino, el perottismo puso segunda y relanzó su corriente interna con el objetivo de fortalecer el espacio, llamado Hacemos Santa Fe, y trazar un plan político de cara al electoral 2023. Una mesa ampliada del sector se congregó el miércoles a la tardecita en la capital y resolvió lanzar un plenario en Rosario para principios de abril.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Como contó Letra P en exclusiva hace unos días, el gobernador Omar Perotti les pidió que caminen la provincia y se muevan como aspirantes a una candidatura a cuatro figuras de Hacemos: el diputado nacional Roberto Mirabella, la ministra de Gobierno, Celia Arena; el secretario de Turismo, Alejandro Grandinetti, y la ministra de Ambiente y Cambio Climático, Erika Gonnet.

 

Dichos pares de hombres y mujeres se vieron las caras esta semana con el secretario Ignacio Martínez Kerz, el armador político de Perotti en Rosario, Luciano Battistelli; El Negro Alejandro Bento y el exsecretario de Comunicación Miguel Altamirano, entre otros.  Todos de Hacemos, ningún foráneo. “Organizar y darle fuerza al sector”, la oración que se rezó, según uno de los participantes.

 

El espacio se planteó una hoja de ruta desde lo político. En ese marco, definió que en un mes se congregará en Rosario para la primera actividad del año. A la vez, sus referentes apuestan a darle al sello una orgánica a nivel departamental y provincial con el desafío de contener a dirigentes, sobre todo intendentes y presidentes comunales, que en 2023 se juegan su futuro.

 

La movida es un mensaje hacia adentro que busca abrazar e imprimirle un horizonte a la tropa que confió en Hacemos el año pasado, pero también es un aviso hacia afuera, a los sectores con los cuales el perottismo rivaliza en la interna del PJ provincial. “Los otros se fortalecen y hacen plenarios. ¿Por qué no nosotros?”, chicaneó a Letra P un perottista, en clara referencia al sector que conduce Agustín Rossi.

 

El resultado electoral no resolvió nada en Santa Fe. La victoria contundente de Perotti y Marcelo Lewandowski sobre Rossi y Alejandra Rodenas no calmó los ánimos. Por más esfuerzo que haga el presidente, Ricardo Olivera, el clima interno es de mayor ebullición y tensión. Lo reconocen todas las tribus. La Corriente, por caso, ya anunció que el diputado Leandro Busatto irá por la gobernación.

 

Hacemos pretende rivalizar con toda esa jugada. Al menos, marcarle la cancha y recordarle el resultado de la interna. De ahí que el perottismo crea que prima la “sensibilidad” hacia dentro del peronismo. De eso y otros temas hablaron Mirabella y Olivera cara a cara el jueves.

 

La ronda que el peronismo no concretó hace unos días se encuentra ahora stand by. Desensillar hasta que aclare. De parte de Hacemos, será Arena quien reencauce el vínculo con Olivera. El resto de los sectores, sobre todo el rossismo, espera y no desespera. Hace su camino y traza su plan.

 

Pese a que no se siente habitualmente en la mesa de Hacemos, Perotti monitorea los movimientos. Ya bajó su línea. Les pidió que levanten el perfil a cuatro dirigentes. Ahora quiere que darle volumen y potencia al armado. Si bien Mirabella saca un ápice de ventaja, no hay candidatos ni candidatas que opaquen al resto.