Proyección 10-D

Un lilito de Córdoba desafía a Elisa Carrió y se tensa el empate técnico en la Legislatura

La jefa de la CC-ARI pegó el portazo en JxC, pero el legislador electo Hernández Maqueda pedirá autonomía para mantener la unidad local. Llaryora, atento a la rebelión.

El triunfo de Javier Milei con Mauricio Macri como uno de los protagonistas puso a circular viejas facturas del pasado en Juntos por el Cambio (JxC). Elisa Carrió comunicó que la Coalición Cívica no pertenece más a la coalición y esta situación repercutió inmediatamente en Córdoba. Aliancistas y cordobesistas pusieron la lupa en el legislador electo Gregorio Hernández Maqueda porque un mínimo movimiento podría desempatar la Legislatura provincial que quedó con 33 miembros que responden al gobernador electo Martín Llaryora y 33, a la coalición que encabezó Luis Juez.

Si Carrió aplica el verticalismo, la salida de los lilitos de la coalición provincial sería una buena noticia para Partido Cordobés que pasaría a ser la primera mayoría sin grises. Sin embargo, el joven legislador electo se declara en anticipada rebeldía y este viernes, en una reunión de la Coalición Cívica a nivel nacional, exigirá la autonomía partidaria.

A través de un mensaje de audio, Carrió había manifestado que “habiéndose roto la alianza JxC por voluntad ajena a la Coalición Cívica" ese espacio "retoma su plena autonomía y van a luchar por los principios fundacionales, el contrato moral, el contrato republicano y el contrato de desarrollo económico”.

Hernández Maqueda correrá a su jefa con argumentos republicanos. El abogado entiende que debe respetarse la voluntad del electorado cordobés. Por lo tanto, la fuerza política debería integrar el interbloque en el que coincidirán juecistas, radicales y amarillos. Con respeto al PRO resta saber si estará la tropa completa porque Karina Bruno mantiene el estricto hermetismo luego que su jefe político, Darío Capitani, fuera confirmado como el próximo presidente de la Agencia Córdoba Turismo de Llaryora, tal como anticipó Letra P en exclusiva.

Este ejemplo amarillo difuso aún y la posibilidad de que la medida dispuesta por Carrió se extienda en las filiales de todo el país genera incertidumbre sobre el funcionamiento del polo de poder real de la oposición en la provincia. Llaryora avanzó contra el Tribunal de Cuentas que quedó bajo el control de Juez y busca engordar el oficialismo en la Legislatura.

El extitular de la CC-ARI de Córdoba presentará ese contexto delicado y pedirá juego autónomo en el distrito.

Lilito rebelde

Hernández Maqueda no es la primera vez que desafía abiertamente a Carrió. No sólo cuestionó a la dirigente por priorizar sociedades políticas con otros referentes como, por ejemplo, el radical Mario Negri y su núcleo. También, la enfrentó públicamente en 2019 después de que la cofundadora de Cambiemos elogiara al gobernador Juan Schiaretti en la carrera por la reelección.

El entonces muy joven dirigente la contradijo públicamente y le recordó los bochazos en materia institucional de Hacemos por Córdoba. La dirigente no se acobardó y casi, casi, le negó la pertenencia al espacio.

"He reconocido en él (por Schiaretti) a un buen administrador y gobernador de provincia, con lo cual desacredito cualquier reflexión que sobre el punto haga Gregorio Maqueda, que no pertenece... que no es la voz de la Coalición Cívica", había dicho nada más, no nada menos, que del presidente de la filial cordobesa de su partido. Por intermedio de Maximiliano Ferraro subsanaron el malentendido.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Felisacarrio%2Fstatus%2F1128398702278774787%3Fref_src%3Dtwsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1128398702278774787%7Ctwgr%5Ee92c949c9d6a7b2aa5802a450a982b311ea60c1f%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.cadena3.com%2Fnoticia%2Finformados-al-regreso%2Fhernandez-maqueda-relativizo-las-criticas-de-elisa-carrio_219872&partner=&hide_thread=false

En aquella oportunidad, Carrió jugaba en sintonía con la “neutralidad” del entonces presidente Mauricio Macri y su determinación de mantenerse al margen de la interna por la gobernación entre Negri y Ramón Mestre, aunque la líder de ese espacio se inclinó por el primero.

Los elogios a la administración schiarettista sacaron lo peor de buena parte de la dirigencia de la coalición que tenían la certeza que los popes nacionales preferían al jefe del cordobesismo a la cabeza por cuatro años más. La división allanó el triunfo histórico del peronismo provincial.

Hernández Maqueda intentará, este viernes, de que no repita el error y que la CC-ARI pueda continuar en el esquema de un JxC de Córdoba que sostiene la unidad pese a todo pronóstico.

el tercer tiempo de schiaretti: lejos del gabinete de milei, va por el pj nacional
carrio: macri siempre jugo para milei

También te puede interesar