CONGRESO | DIPUTADOS

Un grupo de la UCR fue al evento K contra el DNU de Javier Milei y lo dejó cerca de la derogación

Organiza do por el kirchnerismo en Diputados, fueron figuras cercanas a Manes y a Morales. Lousteau sumaría votos. Participaron el socialismo y la izquierda.

Unión por la Patria busca sumar a más radicales para llegar una mayoría que le permita derogar el decreto. El Senado ya votó en contra y pierde validez si la Cámara baja repite el trámite.

En el peronismo son cautos: sus referentes creen que faltan diez votos, pero consideran que el evento realizado en el Anexo C de la Cámara fue un avance. Tuvo la presencia del socialista santafesino Esteban Paulón y del bloque de Izquierda. Pero como anticipó Letra P, la expectativa estaba en la UCR y creció cuando apareció la dupla jujeña de esa fuerza, que integran Jorge Rizzotti y Natalia Sarapura.

Las cuentas de Javier Milei

Como explicó Letra P, hace un mes la Casa Rosada celebró el comunicado de los gobernadores radicales a favor del DNU y sondeó una sesión para ratificarlo en Diputados. Sólo así tendría vigencia definitiva, porque para su derogación es necesario el rechazo en ambas Cámaras. Los bloques dialoguistas prefirieron no hacer el intento y ahora quedaron cerca de ser minoría.

La UCR es clave para el futuro del decreto. Tiene 34 miembros y los últimos conteos internos suman 16 votos por el rechazo al DNU. En UP dicen que no hay más de 10 radicales dispuestos a ir al recinto, sólo que algunos hablan en los pasillos.

El número de rebeldes en la UCR creció porque el sector rebelde de Manes ratificó aliados, como la dupla jujeña. Hablan en un grupo de WhatsApp.

363df08a-488c-4e18-9013-4a1e46e73806.jpg
Pablo Juliano y Natalia Sarapura,  de la UCR, hablan con Cecilia Moreau,  de Unión por la Patria.

Pablo Juliano y Natalia Sarapura, de la UCR, hablan con Cecilia Moreau, de Unión por la Patria.

Sadir había dado nuestras de colaborar con el Gobierno cuando Rizzotti y Sarapura no dieron cuórum en la sesión convocada para tratar una nueva fórmula de movilidad jubilatoria.

Ese día se sentaron en sus bancas Juliano, Coli, Galimberti y Carbajal. Es el grupo liderado por Manes, al que se suman a veces la santacruceña Roxana Reyes (cercana a Morales) y el correntino Manuel Aguirre, enfrentado a su gobernador, Gustavo Valdés.

El aporte de Lousteau

Lousteau y su socio Emiliano Yacobitti, pueden juntar hasta siete bancas propias en Diputados: la bonaerense Danya Tavela, la entrerriana Marcela Antola, el neuquino Pablo Cervi, la cordobesa Gabriela Brouwer de Koning; y Carla Carrizo, Mariela Coletta (CABA) y la santafesina Melina Giorgi, quien reporta a Pullaro. El presidente del partido dió otro mensaje interno: envió al evento al titular de la juventud radical porteña, Agustín Rombolá.

En UP creen que sólo tres de Evolución están decididos a rechazar el DNU. Hay otros radicales sin jefe que no están cómodos ayudando al Gobierno, como Julio Cobos, Mario Barletta y Gerardo Cipolini.

Como explicó Letra P, la bancada conducida por Germán Martínez acordó que hasta no tener los 129 votos asegurados para imponerse en el recinto, no convocarán a sesión. Después del evento de este martes, ese número quedó más cerca. En la izquierda tienen otra estrategia: quieren llamar a sesión cuánto antes.

Las cuentas finas

Unión por la Patria reúne 99 votos y suma para derogar el DNU a cinco del Frente de Izquierda y cuatro de Hacemos Coalición Federal: dos del socialismo (Paulón y Mónica Fein), Margarita Stolbizer y Natalia De la Sota, que estuvieron presentes, la cordobesa por Zoom.

Hay votos en la mira de esta bancada: el del cordobés Juan Brügge y el sexteto de la Coalición Cívica, el partido de Elisa Carrió. En UP no los cuentan.

Enfrentado al gobernador de Santa Cruz, Claudio Vidal, Milei no puede tener la ayuda de los diputados de esa provincia Sergio Acevedo y José Garrido. En el Senado, el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck aportó el rechazo de Mónica Silva. En Diputados puede jugar esa carta con Agustín Domingo.

Si la UCR ensancha su aporte por el rechazo, el DNU perdería validez con sólo convocar a sesión. Es la situación que empuja UP, pero aún no la cree posible. También hay expectativa en una rebelión contra el Gobierno de partidos provinciales de Salta, Misiones y Neuquén, que pueden aportar siete votos. Cada mandatario negocia por estas horas sus temas con la Nación para definir qué postura toma.

El DNU es nulo

El evento tuvo la exposición de juristas que consideraron inconstitucional el DNU, por no cumplir los preceptos indicados en la Constitución para legislar sin pasar por el Congreso. Pidieron su nulidad urgente.

Andrés Gil Domínguez, sostuvo que para firmar un DNU es necesaria “una situación imprevista, global, como fue la pandemia; que no pueda sesionar y no refería a materias penales, tributarias, electorales o de partidos políticos. Pero también el DNU debe tener como objetivo superar una situación excepcional. No se pueden tomar medidas en sentido definitivo”.

Coincidió con Gil Domínguez su colega Gustavo Ferreyra. “El Presidente no puede ejercer funciones legislativas salvo en circunstancias excepcionales”, insistió. Mientras hablaba, se cortó la transmisión oficial del evento que realizaba la Cámara.

Laura Clérico, de la Universidad de Córdoba, consideró que la Constitución no habilita el atajo de habilitar un DNU cuando un gobierno no tenga mayoría en las dos Cámaras. “El Congreso está sesionando, entonces no se puede decir que sólo se trata de materias vedadas. Es de mala fe”,

Pablo Manili citó la jurisprudencia de la Corte que no permitirían tenerlo vigente. La principal es que no existen circunstancias excepcionales.

Examen mental a Milei

La jurista Beatriz Rajland no ahorró adjetivos. “Este DNU es un despropósito. Una aberración jurídica. Un disparate irracional, ilegal e ilegítimo en forma y contenido. Es un intento de la suma de poder público”.

Eduardo Barcesat fue más preciso. “El rechazo al DNU no implica su derogación, porque no es válido. Es de nulidad absoluta e insanable y así debe ser declarado”.

El experimentado constitucionalista anticipó que pedirá un juicio político contra Milei y reclamará un examen de facultades mentales por decir que el Estado es una organización criminal. “Él sería el jefe”.

El exlegislador Jorge Yoma consideró que el DNU "está caído", porque una de las Cámaras lo rechazó. En los hechos no es así, porque la ley reglamentaria sólo indica que se invalida si así se decide en los dos recintos.

Germán Martínez, jefe del bloque del kirchnerismo. 
Martín Lousteau y Rodrigo De Loredo.

También te puede interesar