EXCLUSIVO

Los tres ejes de la reforma laboral que Juntos por el Cambio ya tiene en carpeta

Los equipos técnicos de la coalición quieren abrir los convenios colectivos para empresas muy chicas, ampliar los fondos de cese y modificar el sistema de multas por empleo no registrado.

Los partidos que integran Juntos por el Cambio (JxC), el PRO, la UCR, la Coalición Cívica y Encuentro Republicano, ya tienen definidos los tres ejes de la reforma laboral que impulsarán en caso de regresar al poder. Fue fruto de un trabajo que realizaron en conjunto cada una de las fundaciones que integran la coalición y que se enfocarán en la masificación a otros rubros de los fondos de cese, un beneficio en el rubro de la construcción; la modificación del sistema de multas contra el empleo no registrado para evitar la industria del juicio; y la apertura de los convenios colectivos para empresas de menos de cinco empleados, la iniciativa del borrador cuyos autores ya intuyen que será difícil de acordar con los sindicatos.

Como contó Letra P, en los últimos encuentros de la mesa nacional del conglomerado opositor se ultimaron detalles para comenzar las rondas de presentaciones de los planes de gobierno que nutrirán la plataforma común que rubricarán todas las figuras que integren las fórmulas presidenciales de JxC. El objetivo troncal detrás de las tres medidas, y de las que se revelarán más adelante, es explicar cómo harán para generar empleo, en el caso de ganar las próximas elecciones.

Los encargados de elaborar las propuestas en materia laboral dentro fueron el subsecretario de Trabajo porteño, Ezequiel Jarvis y Esteban Eseverri, exsecretario de Coordinación, por el lado del PRO; el economista Eduardo Levi Yeyati y el exviceministro de Trabajo bonaerense, Horacio Barrero, por el radicalismo; y el legislador Hernán Reyes en representación de la Coalición Cívica. El grupo de trabajo fue coordinado por el equipo del auditor general Miguel Ángel Pichetto.

El primer eje, según pudo reconstruir este portal, está centrado en la masificación a otros rubros de los fondos de cese, una herramienta anticíclica que utiliza la Uocra, el gremio de la construcción. Se trata de una suma de dinero a la que puede acceder el trabajador si se queda sin trabajo por la finalización de un contrato y que es depositada por el empleador en una entidad dentro del convenio. Esto permitiría que exista un mayor dinamismo en todas las industrias para la contratación de mano de obra, argumentan en JxC.

En la coalición también quieren también copiar la bolsa de trabajo que tiene ese gremio y extenderla a otros. “Los petroleros y la construcción son los rubros en donde mayor dinamismo hay a la hora de contratar empleados. Eso se necesita para generar puestos genuinos”, explicó una fuente al tanto del borrador.

El segundo eje del plan de reforma laboral de JxC plantea que los convenios colectivos de trabajo se puedan abrir, con límites muy claros establecidos previamente, para que las empresas muy chicas puedan tener otros canales de negociación. “No es lo mismo una multinacional que destina el 4% de sus ingresos al pago de salarios que una Pyme que tiene que erogar el 40% de lo que entra en el mismo rubro”, agregó otro de los encargados de definir esas cuestiones.

La misma medida hace tiempo se analiza en Uruguay y hasta la Organización Internacional de Trabajo (OIT) emitió recomendaciones para aplicarla. En los planes de la coalición, ese desacople no se piensa para las Pyme sino para las empresas aún más chicas, que tienen menos de cinco empleados y no los registran por los costos que eso significa. En el equipo del plan laboral tienen en claro que con esta modificación, en la práctica, los sindicatos tendrían mucho menor margen de negociación, por eso esperan mucha resistencia de su parte.

Juntos por el Cambio

El tercer eje implicará cambiar el sistema de multas a las empresas que no tengan registrados a sus empleados, para "corregir" la reforma laboral que creen que el mercado realizó de hecho con los puestos "fuera de convenio" o "cuentapropistas" con monotributo. La iniciativa ya vio la luz en forma de proyecto de ley, que establece un cambio en la normativa actual. Hoy en día cuando despiden a una persona, que está en blanco, el empleador debe pagar la indemnización que corresponde en el convenio colectivo y en el caso de no estar registrado, debe abonar tres multas que están establecidas en leyes anteriores al año 2000 y que, según los especialistas de JxC, generan la “industria del juicio”. La propuesta es que exista solamente un parámetro para calcular una única sanción: el 25% del salario mínimo, vital y móvil, por cada mes que estuvo en negro.

La reforma laboral de JxC va de la mano de una restructuración del sistema impositivo que está en preparación, ya que de otra forma, explican en el equipo técnico, no tendría un impacto positivo en la generación de puestos de trabajo.

el gobierno impulsa una reduccion de la jornada laboral
reduccion de jornada laboral: el gobierno busca votos socialistas y cordobeses

Las Más Leídas

También te puede interesar