PERONISMO EN CONSTRUCCIÓN

La tregua: bases y condiciones del acuerdo entre Máximo Kirchner y Axel Kicillof

Los une el espanto ante las medidas de Javier Milei. El derrotero para llegar a un acuerdo. Apoyo mutuo y caminos paralelos. La última palabra, en poder de CFK.

Una vez más, Javier Milei lo hizo. Después de un largo período de tensiones, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el presidente del PJ provincial, Máximo Kirchner, sellaron una tregua, una especie de pax romana entre los dos dirigentes peronistas de mayor peso en el distrito. Pese a la persistencia de diferencias políticas profundas, la realidad se impone.

Las dos campanas

“Pasada la campaña y decantadas muchas situaciones que fueron perjudiciales para la relación, hay un deseo de trabajo mancomunado que es muy positivo para todos. Nos parece muy importante que Maxi tenga un rol preponderante dentro del PJ y poder trabajar proyectos con él, como con el FONID o distintas instancias de discusión que se dan dentro la Cámara de Diputados”, dijo a Letra P una fuente del entorno de Kicillof.

“No tiene ningún sentido meterse hoy en una diputa interna cuando la provincia está siendo atacada por el gobierno de Milei, no hay margen para eso, es momento de buscar los acuerdos”, suman cerca de Kirchner.

El largo derrotero para la tregua entre Máximo Kirchner y Axel Kicillof

Las tensiones entre ambos fueron profundas durante el año electoral. La principal diferencia la marcó la intención de Kirchner, junto con un grupo de la dirigencia peronista, de que Kicillof fuera candidato presidencial.

Como pocas veces en el pasado de militancia compartido, las diferencias salieron a la luz. Kirchner cruzó públicamente al gobernador en al menos dos ocasiones. Primero, en un plenario de la militancia en Avellaneda, donde le espetó que no había que “bajar al territorio”, sino “subir a la militancia”. La segunda, cuando le cuestionó la iniciativa de “componer una nueva canción”.

_GBA2974 (1).jpg
Máximo Kirchner en la gobernación bonaerense

Máximo Kirchner en la gobernación bonaerense

Kicillof resistió la presión y, una vez logrado el objetivo de su candidatura por la reelección, se rodeó de una mesa chica que prescindió del presidente del PJ bonaerense y se puso al hombro la campaña. Colaboró al envalentonamiento de ese sector la caída del ex jefe de Gabinete Martín Insaurralde, socio político de Kirchner y quien le había sido impuesto al gobernador tras la derrota en las elecciones legislativas de 2021.

La victoria en Buenos Aires, otro episodio

Con todo, tras el triunfo en Buenos Aires y la derrota nacional, las tensiones no aflojaron. Fue la jefa comunal de Quilmes, Mayra Mendoza, quien lo dejó entrever en la primera reunión de intendentes en la gobernación bonaerense tras el triunfo de Milei, cuando le reclamó a Kicillof que Kirchner no hubiera sido invitado.

Según supo este medio, incluso la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner buscó intermediar entre finales de diciembre y principios de enero, cuando a diferentes figuras del espacio les pidió que trabajaran en un acercamiento entre su hijo y su exministro de Economía. Algunas accedieron y otras no. Un intendente del conurbano admitió a este medio sus gestiones con ambas parte para lograr llegar a un entendimiento que, reconoce, no fue fácil.

Javier Milei lo hizo

Sin embargo, la dureza del momento actual terminó por forzar el acuerdo entre ambos. “Políticamente no se van a poner de acuerdo, piensan y ejercen la política de forma distinta, pero sí pueden encontrar puntos de acuerdo para dar la batalla contra Milei y eso es lo que están haciendo”, dijo a Letra P un dirigente que habla con ambos.

La primera muestra de ese entendimiento fue el proyecto que trabajaron juntos para reestablecer el Fondo de Incentivo Docente (FONID) que el gobierno nacional le cortó a las provincias.

Después llegaron otros gestos, como la participación de Kirchner en la conferencia de prensa en la que Kicillof anunció que recurriría a la Corte Suprema por los fondos provinciales, o su participación en la apertura de sesiones de la Legislatura bonaerense. En ambas oportunidades mantuvieron reuniones privadas. En la primera ocasión, después de la conferencia de prensa Kirchner se quedó con el gobernador en su despacho; y en la otra, en la Legislatura, estuvieron juntos en la oficina 30 hasta el momento en que Kicillof bajó a dar su discurso.

Kicillof discurso apertura 2024.jpeg
Axel Kicillof durante su discurso de apertura en la Legislatura bonaerense.

Axel Kicillof durante su discurso de apertura en la Legislatura bonaerense.

Diferentes fuentes dijeron a Letra P que las tensiones terminaron por disiparse en el festejo del cumpleaños de CFK, el mes pasado, la noche previa al encuentro del PJ en Cañuelas. Allí se los vio jocosos, manteniendo una larga charla. Incluso hay quien se anima a revelar que cantaron algún tema juntos. Fue en ese encuentro donde acordaron que Kicillof no asistiría a la reunión partidaria del día siguiente.

No obstante, Kicillof está dispuesto a participar de futuras reuniones del PJ cuando se lo convoque y Kirchner estará para respaldar al gobernador, también, cada vez que sea convocado.

Todos los caminos conducen a CFK

El acuerdo entre el hijo biológico y el hijo político de la expresidenta puso un freno a algunos embates internos que se estaban cocinando, como la intención de algunos dirigentes de aprovechar las tensiones para buscar una renovación del PJ bonaerense que, como contó Letra P, seguirá en manos de Kirchner.

CFK.jpg
Cristina Kirchner junto a Máximo Kirchner y Axel Kicillof en la previa al cierre de listas.

Cristina Kirchner junto a Máximo Kirchner y Axel Kicillof en la previa al cierre de listas.

Sin embargo, hay muchas personas que creen que está convivencia libre de tensiones no será permanente. Un importante dirigente de la provincia lo grafica así: "Son dos caminos, en uno está Máximo y el en otro, Axel. Van en paralelo y tendrán puntos en común para enfrentar a Milei, pero la dirigencia se va a ir alineando con el correr de los meses para un lado o el otro. Las tensiones van a aparecer, pero, como siempre, la que va a tener la última palabra va a ser Cristina”.

Javier Milei vs. Axel Kicillof, duelo de relatos salvajes en la Argentina de la escasez
Maximiliano Pullaro, presente en el primer día de Expo Agro.

También te puede interesar