EL NUEVO GOBIERNO

La asunción de Javier Milei, una Internacional Ultraderechista pobre en Buenos Aires

El libertario reunió celebridades radicalizadas de la región y de Europa, pero no fue suficiente para convocar a Trump, a Le Pen ni a Meloni.

Las gaffes de la noche del 19 de noviembre, cuando, pleno de entusiasmo, Javier Milei invitó a Buenos Aires a Donald Trump y a Jair Bolsonaro, se convirtió en el conato del ingreso de la Argentina al club de la nueva (ultra) derecha internacional.

El viaje de Trump, se supone, quedaría para más adelante, pero Bolsonaro, rápido de reflejos, se apuró a hacerse invitar a la jura y sacó de la cancha a su gran enemigo, Luiz Inácio Lula da Silva, quien no se iba a prestar a semejante desdén.

Diferente fue el caso del chileno Gabriel Boric, quien sí acudió a la jura a pesar de la presencia de su rival pinochetista José Antonio Kast, otro miembro del club ultra. La diferencia entre Chile y Brasil es abismal: su izquierda es más herbívora y su grieta, menos intensa.

milei presidentes extranjeros.jpg

Con Bolsonaro y Kast llegaron otros derechistas radicales.

Uno es el español Santiago Abascal, líder del partiro Vox, quien viene de incendiar la calle en Madrid con su denuncia absurda de que el acuerdo de Gobierno de Pedro Sánchez con el independentismo catalán constituía un golpe de Estado.

Otro, el primer ministro húngaro Víktor Orban, inspirador de una ley que multa el hablar de homosexualidad ante menores y quien viene de llamar a que se impida que la inmigración contamine la “raza húngaro”.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FPM_ViktorOrban%2Fstatus%2F1733614080814911512&partner=&hide_thread=false

El propio Orban saludó la incorporación argentina a la internacional de la ultraderecha a través de un posteo en Twitter.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fibanezsoy%2Fstatus%2F1733535475770536127%3Ft%3D5waBcXl3ugrTFUoZWkuX9g&partner=&hide_thread=false

Bolsonaro -un sin tierra hasta 2030 debido a la proscripción que le impuso la Justicia electoral por haber calumniado el sistema de votación-, Kast -otro sin tierra-, Abascal, Orban… Pero no Trump por ahora ni Marine Le Pen ni Giorgia MeloniComo observó con acierto el periodista Pablo Ibáñez, la ultraderecha que se ha convocado en Buenos Aires es, acaso, la más pobre e ideológica, no la de Europa Occidental que, de a poco, va mutando por imperio de la realidad en una suerte de conservadurismo más tradicional.

¿Qué será de la evolución ideológica de Milei cuando la realidad lo confronte en seco?

alperovich: condenaron al exgobernador de tucuman a 16 anos de prision por abuso sexual
El Monumento a la Bandera en Rosario, donde se realizan los actos conmemorativos del 20 de junio.  

También te puede interesar