PROYECCIÓN 10-D

Juntos por Sergio Massa, pero no tanto: socialistas y kirchneristas se sacan chispas en la transición de Cosquín

Las fuerzas están unidas en la pelea contra Javier Milei, pero no hay tregua. El cambio de mando entre Gabriel Musso y Raúl Cardinalli ocurre entre carpetazos e inventarios.

Mientras en Córdoba acapara centralidad el juego de Juan Schiaretti y Martín Llaryora de cara al ballotage entre Sergio Massa y Javier Milei, en varios municipios la atención la concentra el proceso natural de recambio político que finalizará el 10 de diciembre. Tras el raid eleccionario de 2023, donde más de 400 localidades y comunas renovaron autoridades, las transiciones presentan diferentes grados de dificultad. Todo depende del tamaño, la influencia del conglomerado urbano y del efecto de la sorpresa que haya arrojado la elección.

En el paraíso serrano que alberga a casi 38.000 vecinos y vecinas, la derrota del oficialista Partido Socialista se consumó a manos del rival menos querido: el Frente de Todos, germen de Unión por la Patria.

De trascendencia nacional por sus festivales de folclore, rock y hasta de cuarteto, el cambio de mando en Cosquín reviste particularidades propias de la especial mezcla de la política cordobesa. No obstante, a la vera del río del mismo nombre, se cumple la lógica electoral que reza que todas las elecciones son distintas.

Con el 33% de los votos, el médico y titular del PAMI coscoíno, Raúl Cardinali, dio el batacazo al imponerse con la lista Cosquín Avanza, apadrinada por el exsenador y actual director del Banco Nación, Carlos Caserio. A menos de un punto quedó Andrea Montes (Proyecto Cosquín), funcionaria y esposa del intendente Gabriel Musso, que obtuvo el 32,25%.

Musso abreva en el socialismo que en la provincia mediterránea integra la alianza Hacemos por Córdoba. Nada raro en el mezclado multiverso partidario mediterráneo.

Nada de tranquilidad

Más allá de las previsiones, la transición está lejos de ser tranquila. De hecho, desde el futuro oficialismo ya adelantaron que investigarán los casi 100 nombramientos realizados por el intendente. “Evidentemente, Musso está pagando favores políticos”, indicó Cardinali en diálogo con Letra P.

“Está sobreactuando. La transición no es como la vende en sus redes. Sólo hubo un encuentro del área de Turismo de cara a la temporada de verano”, señaló el actual titular del PAMI Cosquín, quien también presentó una denuncia por supuesto robo en el corralón municipal.

A esta disputa vale agregarle un detalle no menor y que tiene que ver con la segunda vuelta presidencial. En concreto a la figura de Unión por la Patria y Sergio Massa.

¿Ni a la esquina?

Después de la elección general, el Partido Socialista cordobés señaló que acompañará la candidatura del ministro de Economía. Por decantación, se esperaba una postura similar en Cosquín. Una pequeña mojada de oreja a Schiaretti.

Sin embargo, un par de días después la presidenta del comité coscoíno, Milena Farfán, firmó un comunicado en el que da cuenta que el circuito local “no fue consultado respecto de la postura a tomar” en la elección.

“Si bien es cierto que como socialistas nos queda muy lejos la posición de derecha, las dudosas medidas que aplicaría y los agravios de Javier Milei, también es cierto que nos queda muy lejos el desmanejo económico, social y financiero, las permanentes mentiras y la evidente corrupción del actual gobierno kirchnerista que ha causado un visible daño a nuestro país y del cual Sergio Massa es actor principal”, expresa el texto firmado por la también funcionaria local, que finaliza marcando la postura del partido de la rosa: abstención.

A nivel de cúpulas, fuentes consultadas por Letra P indicaron que “una cosa es apoyar frente a lo que está en frente. Otra muy distinta es militar la candidatura de Massa”. Más claro…

Ni con fórceps

Para el intendente electo, en cambio, la venia al candidato de Unión por la Patria es un movimiento casi natural. De hecho, forma parte del grupo de jefes comunales que se comprometió a trabajar por la victoria de Massa.

“Hay dos modelos de país totalmente distintos. Un modelo de que apuesta a la producción, a seguir conservando las conquistas sociales, la educación y la salud pública y gratuita. Del otro lado, sinceramente no sabemos qué es lo que puede pasar”, expresó Cardinalli, quien no ahorró críticas al intendente saliente.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fcardinali_raul%2Fstatus%2F1676381374737969154&partner=&hide_thread=false

“No creo que esté militando a Massa, sobre todo después del comunicado del PS. Deja mucho que desear. De socialista no tiene nada. Lo suyo no tiene parangón. Se fue del radicalismo porque no lo dejaron ser candidato. Encontró el sello socialista vacío y después, entre 2015 y 2017 corrió detrás de Mauricio Macri para terminar con Schiaretti”, lanzó el jefe comunal electo dando por tierra una posible fumata blanca de cara al 10 diciembre.

Al parecer, ni siquiera la figura de Massa y su prédica de unidad significa un remanso en las agitadas aguas de la transición coscoína.

Juan Schiaretti y Martín Llaryora.
Sergio Massa

También te puede interesar