APERTURA DE SESIONES

Javier Milei y la casta, frente a frente: pronóstico de escándalo

El Presidente hablará en "el nido de ratas". La previa de un cara a cara crispado. La otra mejilla de los gobernadores. Show y ajuste y el espejo de los ex.

Esta vez no habrá, como tras su asunción, discurso frente a la gente y de espaldas al Congreso: la Constitución le impone a Javier Milei encabezar este viernes, ante la Asamblea Legislativa, la apertura de sesiones ordinarias. Será un cara a cara agresivo.

El Presidente decidió pautarlo, con estética estadounidense del State of the Union message, para el poco convencional horario de las 21 horas de modo de asegurarse máxima atención en el primer time televisivo. Si la violencia verbal y gestual no te angustia, comprá pochoclo.

Herencia recibida, seguridad y mucha economía serán los ejes de un discurso que no eludirá la tensión que quedó marcada a fuego, además del antecedente del mensaje inaugural de espaldas a "la casta", por el colapso del proyecto de ley ómnibus y los insultos y las denuncias de Milei a los gobernadores y legisladores, las que, cabe señalar, nunca fueron refrendadas en sede judicial como corresponde a los funcionarios públicos que saben de ilícitos.

unnamed.png

El ambiente confrontativo comenzará en la calle, algo para lo que ya se preparan, con las demasías habituales, las huestes federales de Patricia Bullrich. ¿Habrá también presencia de militancia ultraderechista? Atención.

Apertura de sesiones caliente

También habrá pronóstico de escándalo dentro de la Cámara de Diputados. La oposición peronista prepara algún desplante visual y cabe esperar que abunden los gritos y las interrupciones.

El jefe de Estado aportará lo suyo, sobre todo cuando no oculta su disposición a gobernar por decreto si el Legislativo no le hace la vida más fácil en sus próximas iniciativas.

Mucho se especuló en los últimos días sobre algún anuncio vinculado al plan de dolarización, el que sigue orientando sus pasos y que imagina como su gran legado. Es improbable que la anuncie sin más bajo la forma de "libre competencia de monedas" dado que no cuenta con los 38.000 millones de dólares que necesitaría para reemplazar tanto el circulante como los depósitos. Avanzar a como dé lugar implicaría establecer una forma del corralito, herramienta tan conocida en la historia económica nacional como su potencial para voltear gobiernos. ¿Dejará, sin embargo, algún titular vistoso en el sentido de la dolarización, uno que le permita al menos mostrar rumbo, pero sin confiscar ahorros?

Impacto sí, sorpresa no

¿Podría sorprender el mandatario con un discurso de paz y amor? Pensar eso sería una ingenuidad. Más allá de su carácter volcánico, el Milei que fomenta el culto a su personalidad en las redes sociales, que insulta a una oposición real o imaginaria, que denuncia delitos que no prueba, que denuesta a adversarios ideológicos, que discrimina y que provoca no es, al revés de la birome y el colectivo, un invento argentino.

La ultraderecha local actúa en base a un guion escrito y ya puesto en práctica en Washington y en Brasilia. Nada hay de novedoso en el uso peculiar que Milei hace de las redes sociales, en la acción de troles y bots, en la injuria e, incluso, en la incitación a la violencia.

No hay que confundir estrategia con arrebato.

Cuando Milei se ríe de las personas con síndrome de Down, imita al Donald Trump que se burló en 2015 del periodista Serge Kovaleski.

unnamed.png

Cuando se autocelebra, reedita también al grandilocuente Trump. Cuando se ensaña con Lali Espósito replica lo hecho por el propio estadounidense con Taylor Swift y por Jair Bolsonaro con Anitta. Fernando Cerimedo, que trabajó para el ultra brasileño –no sin señalamientos delicados del Supremo–, no está innovando demasiado.

Javier Milei, ajuste y show

Entonces, cabe el impacto, pero no la sorpresa. Incluso es interesante que los tres autopercibidos machos alfa embistan con especial fruición contra estrellas del arte, además superpopulares, y especialmente mujeres. ¿Error de cálculo? Para nada. La batalla cultural en forma de antiprogresismo y antifeminismo es el modo en que todos ellos construyen poder.

Así, no importa que enfrente haya contendientes queridas por el público: la nueva derecha construye poder de modo populista y endogámico dentro de los sectores sociales sensibles a su prédica; a los demás los desecha.

El suyo es un proyecto de mayorías, claro, pero sin pretensión de representación general de una sociedad. Al ajeno se lo utiliza para confrontar. Ante esta política del resentimiento cabría reconsiderar hasta qué punto vale la pena perderse en las polémicas del show en lugar de centrarse en el ajuste realmente existente.

Esa lógica lleva a sus referentes a jugar todo el tiempo a una ruleta rusa política, juego en el que se gana o se pierde en grande. En base a eso, los dos exmandatarios mencionados logran todavía concitar el apoyo de alrededor de la mitad de sus respectivos electorados a pesar de haber perdido y salido del poder en medio de intentos de golpe de Estado.

El espejo de los expresidentes

Trump es un candidato tan expectable para la presidencial de noviembre que parece improbable que la Corte Suprema se anime a inhabilitarlo por el asalto al Capitolio. Bolsonaro, en tanto, perdió con el 49% de los votos y si bien está inhibido por ocho años debido a su rol en el asalto a las sedes de los poderes del Estado, viene de encabezar una manifestación de cientos de miles de simpatizantes en San Pablo.

unnamed.png

El discurso de este viernes será para Milei una oportunidad de oro para confrontar con "la casta" y más se deleitará que sufrirá los actos de repudio de sus detractores.

El "espectáculo" en el Congreso atizará todavía más la grieta social, que en la foto muestra por el momento a dos Argentinas divididas casi por mitades en torno al Gobierno y las expectativas políticas y económicas.

unnamed.png

La imputación a Alberto Fernández –quien salió a defenderse– por supuestas intermediaciones espurias en la contratación de seguros en el Estado no solo desdibuja todavía más el legado del anterior presidente, sino que además sustancia oportunamente la prédica anticasta.

Gobernadores, ¿agua en un pozo seco?

Sorprenderá, si lo anterior no resulta equivocado, ver hoy a los gobernadores de la extinta alianza Juntos por el Cambio –incluido el chubutense Ignacio Torres, animador de las "Provincias Unidas del Sur"– en el Congreso para tenderle una mano al presidente que ha prometido "fundirlos".

De hecho, el Gobierno apeló en la víspera ante la Corte Suprema un fallo de la justicia federal chubutense inscripto en la pelea por el recorte de fondos.

El vocero Manuel Adorni amenizó la previa de ese acto judicial enumerando el patrocinio de Torres a una serie de festivales provinciales, algo fácilmente ridiculizable desde cierta mirada porteñocéntrica, pero que nada dice sobre la disputa de fondo: ¿tiene derecho o no la Nación a retener esos fondos coparticipables?

unnamed.png

Tan tensa es la relación con las provincias que, según datos compilados por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), en febrero las transferencias totales automáticas a provincias y a la Ciudad de Buenos Aires cayeron 19,5% real interanual.

Victorias a lo Pirro

El Presidente llegará al Congreso convencido de que su estrategia económica está funcionando.

La inflación cede desde su pico de diciembre, pero aún es tremendamente elevada y resta conocerse si no encontrará un piso tan duro de perforar como inaceptable.

Como Pirro, Milei y Luis Toto Caputo consiguen ese "éxito" debido a una recesión importante, que les provoca un marasmo al consumo y a sectores económicos enteros.

Los tipos de cambio paralelos caen y caen, pero menos por confianza en el programa oficial que por falta de ahorro y, de hecho, por el desahorro de sectores medios que no saben cómo llegar a fin de mes.

Mientras, lo que crece es el conflicto social con paros de docentes y de colectiveros a la vista.

Milei se aplaudió a sí mismo en Twitter al reproducir un elogio de la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, quien dijo que Argentina "ha dado pasos importantes hacia el restablecimiento de la sostenibilidad fiscal".

Lo que el mandatario no resaltó es que la funcionaria también advirtió, en línea con el FMI, que "proteger a los más vulnerables durante esta transición será un reto, pero es de vital importancia".

Más que por consideraciones humanitarias, el establishment global se preocupa por la gobernabilidad de la Argentina. Sin embargo, confiado en lo que prescriben sus manuales, Milei no la ve.

Los gobernadores de Juntos por el Cambio estarán presentes en la apertura de las sesiones ordinarias que realizará Javier Milei.
apertura de sesiones: el gobierno intenta desactivar las protestas contra milei en el congreso

Las Más Leídas

También te puede interesar