19N SEGUNDA VUELTA

Javier Milei evita las fotos de cúpulas porque dice que restan votos 

El candidato libertario faltó a dos encuentros, el de la DAIA y el de la UIA. Cree que lo perjudican. A cambio, prepara recorridas y se expresa por cartas. 

El encuentro anual de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) realizado el lunes por la noche y la reunión de la UIA de este martes tuvieron una coincidencia: en ambos había una silla vacía con el nombre de Javier Milei, el candidato presidencial de La Libertad Avanza, quien desistió de las invitaciones, sin que tuviera actividades conocidas en esos horarios.

Las ausencias tuvieron un motivo estratégico: para el economista, los eventos y las conferencias, que lo tuvieron como protagonista en varios tramos de la campaña, le restan votos o, en el mejor de los casos, le impiden sumar los que le faltan para ser competitivo en el ballotage frente a Sergio Massa. Por eso, al menos por ahora, no quiere.

Para el encuentro de la DAIA, Milei envió al excandidato a jefe de Gobierno, Ramiro Marra y a la diputada electa Diana Mondino, mientras que no le interesó quedar bien con la UIA y no envió ningún emisario.

En el equipo de LLA explican que el candidato presidencial entiende que no le suma sacarse fotos con la dirigencia y, además, tampoco tuvo beneficios cuando expuso en conferencias entre agosto y septiembre. Creen que el libertario regaló videos virales a sus rivales en esas exposiciones, como cuando dijo que contaminar ríos no es un problema, si los vecinos creen que sobra el agua.

Como explicó Letra P, la campaña electoral de Milei camino al ballotage copió la estética y el itinerario que usaba el PRO cuando estaba a cargo de Marcos Peña, con recorridas sorpresas entre vecinos y selfies en las que se anima a sonreír, algo que hasta ahora evitaba hacer. Por ahora, no hay más lugar para caravanas en camionetas con la motosierra en alto.

¿La mano de Macri?

En LLA niegan que Mauricio Macri haya intervenido en la campaña electoral libertaria, pero reconocen que, en la cena de Acassuso, en la que se cerró el pacto de colaboración para el ballotage, el expresidente y Milei estuvieron una hora solos, antes que se sumaran a la mesa Patricia Bullrich, Cristian Ritondo y Diego Santilli.

Nadie sabe bien qué hablaron ambos en ese momento, pero descartan que Macri abundó en recomendaciones para que Milei mejorara su campaña. Una de las consignas que siempre respetaba el fundador del PRO en sus tiempos de proselitismo era evitar imágenes con otros dirigentes.

Bullrich no le hizo caso en 2023, pero tal vez Milei sí. Otra obsesión de Macri es que el economista no se muestre enojado en sus entrevistas, como ocurrió en la que brindó en A24 el jueves pasado, cuando el economista se molestó por los ruidos que había en el estudio. El expresidente lo llamó al día siguiente para retarlo.

Este lunes, el candidato de LLA repasó el resto de sus recorridas sorpresas para los próximos días, mientras repasa encuestas que le acerca su consultor, Santiago Caputo, uno de los pocos de los que logra hablar con Milei diariamente.

La dirigencia de LLA cuestiona la falta de estrategia en la campaña y el pobre rol de los voceros designados (además de Milei, son Guillermo Francos, Diana Mondino y Victoria Villarruel), porque no lograron instalar que Macri respalda a LLA, pero no es el nuevo jefe. "El acuerdo está bien hecho, porque no se podía especular más. Pero teníamos que comunicarlo mejor y ese es nuestro problema", se critican.

Con la silla que dejó vacía este lunes, el candidato presidencial se dedicó a escribir cartas que difundió a través de Twitter, como la titulada "El método casta-Massa". También viralizó un largo mensaje de Whatsapp, en el que definió a su rival de Unión por la Patria como "el candidato del establishment" y la representación clara "de n modelo corporativo que Argentina adoptó hace 100 años y ha destruido al país". También difunde sus spot, con la consigna "Casta o Libertad".

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FJMilei%2Fstatus%2F1719479197440127330%3Ft%3DFHT4px9P5-N_cLPpJBD3aA&s=08&partner=&hide_thread=false

Los últimos sondeos indican extrema paridad con Massa, que llega con el impulso de haber ganado en las generales de octubre y que cuenta con el apoyo de la mayoría del Círculo Rojo, que desconfía de Milei. Por eso, el economista prefiere no asistir a sus eventos. Al menos hasta el ballotage.

la campana pro de milei: timbreos, fotos con sonrisas y cuatro voceros 
Javier Milei en el debate presidencial en Santiago del Estero

Las Más Leídas

También te puede interesar