MARIANO GRECO

Era Javier Milei: la ruta sinuosa del nuevo titular de ARSAT

De perfil técnico, dirigirá la empresa de satélites estatal. Paso por el Frente Grande, vínculos con el peronismo porteño y exfuncionario de Alberto Fernández.

La administración de Javier Milei viene demorando designaciones para las direcciones de empresas estatales. La excepción es la elección para la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ARSAT) de Mariano Greco, un directivo de la compañía que había ocupado un cargo durante la gestión de Alberto Fernández y que acusa una ruta extensa y sinuosa en la función pública.

Greco comenzó su carrera política en los grupos residuales del Partido Intransigente que se sumaron al armado del Frente Grande de la Ciudad de Buenos y del Frepaso, a partir de la alianza con la UCR que llevaría a la fórmula Fernando de la Rúa - Chacho Álvarez a la Casa Rosada. También fue un militante activo en el dispositivo que empujó la candidatura de Aníbal Ibarra a la Jefatura de Gobierno porteño en 2000.

Incorporado a la gestión del exfiscal de la mano del entonces jefe de Gabinete porteño, Raúl Fernández, se desempeñó en el área informática y trabó relación con el grupo que conducía Juan Manuel Abal Medina. Ese vínculo le permitió desembarcar después en la Jefatura de Gabinete nacional cuando la tragedia de Cromañón provocó una diáspora de funcionarios porteños y aceleró el fichaje de exibarristas en la administración central.

Gestión y vínculos políticos

Desde esa posición, Greco se hizo fuerte como subsecretario de Tecnologías de Gestión, con despacho en el edificio de la antigua Somisa, a metros de Plaza de Mayo y Casa Rosada. Pese a la salida de Abal Medina del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, se mantuvo en el cargo durante la gestión de su sucesor Aníbal Fernández.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/ARSATSA/status/1722996056454058457&partner=&hide_thread=false

Durante sus años de gestión, Greco demostró habilidad para entablar vínculos con diferentes sectores de la política y especialmente con referentes del sector de las empresas de Tecnologías de la información y la comunicación (TIC), pero también con el gremio de telefónicos, vía su dirigente histórico Osvaldo Iadarola. Esto le facilitó seguir escalando en el sector de la telecomunicaciones.

Al inicio del gobierno del Frente de Todos, Greco se posicionó como asesor en temas informáticos de Martín Olmos, el subsecretario de Telecomunicaciones y Conectividad, bajo la órbita de la cartera nacional de Innovación.

La llegada a ARSAT

A través de Olmos, Greco llegó luego a ARSAT y después fue apadrinado por el massista Matías Tombolini. Esto le permitió convertirse en el hombre fuerte del Proyecto Escuelas, la unidad que provee conectividad a más de 40.000 establecimientos educativos del país y que funciona de manera articulada con el Ministerio de Educación.

El experto logró ascender a gerente del Centro de Datos de ARSAT donde terminó de consolidar su relación con los partners locales que proveen de tecnología a la empresa estatal: Cisco, Huawei o Fortinet. Fuentes del sector consultadas por Letra P manejan la hipótesis de que la llegada de Greco a la presidencia de la compañía pública fue con el visto bueno de ese conglomerado empresarial y el aval de Santiago Caputo.

Satélite.jpg

Greco no fue el único peronista que logró acomodarse con el gobierno libertario. También está Soledad Gonnet, una técnica con experiencia estatal que se referenciaba políticamente con el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck. De hecho, durante años se desempeñó al frente de la Compañía Rionegrina de Telecomunicaciones, la Agencia de Innovación Tecnológica provincial y llegó a ser vicepresidenta de INVAP. En 2022, Gonnet llegó al cargo de directora de ARSAT respalda por el entonces vice Jefe de Gabinete Jorge Neme y ahora fue confirmada por el mileísmo como vicepresidenta de la empresa satelital.

En la lista de empresas a privatizar

Greco se hará de una de las compañías más importantes del conglomerado de empresas estatales bajo una administración libertaria que hace de las privatizaciones y el ajuste fiscal su hoja de ruta. Las dudas que surgen en el sector, es si el funcionario será capaz de sostener las unidades de negocios de ARSAT y el personal técnico calificado, en el marco de un programa de austeridad fiscal feroz.

Arsat se ha posicionado en el mercado de las telecomunicaciones y se convirtió en una empresa superavitaria, vía el financiamiento del Estado y de organismo internacionales. Durante los últimos cuatro años, sus balances arrojaron un crecimiento de más del 800%, en función de la venta de sus servicios informáticos.

arsat1.jpg

La empresa pública tiene como principales activos los satélites Arsat I y Arsat II, puestos en órbita en 2014 y 2015, mientras desarrolla un tercer satélite para reforzar el servicio de provisión de banda ancha.

Fibra óptica y Centro de Datos

Durante los últimos 18 años, construyó 36.000 kilómetros de fibra óptica a lo largo y ancho del país, que le permitió captar más de 900 empresas como clientes y proveedores de internet.

Además de centenares de pequeñas y medianas empresas provinciales o municipales, tiene como clientes a Claro y Telefónica. Otra de las unidades de negocio es el Centro de Datos, que cuenta con certificaciones ISO y provee servicios e infraestructura informática al sector privado y al público. El esquema se completa con el desarrollo de la Televisión Digital Abierta, que cuenta con 101 estaciones repetidoras en el país.

milei y las telcos: asoma un team con adn amarillo y un gen albertista para el enacom
Antenas 5G.

Las Más Leídas

También te puede interesar