LA RECONSTRUCCIÓN PERONISTA

El PJ apura la salida de Alberto Fernández y convocará a un congreso para fines de marzo

Lo definió la mesa chica, horas antes del regreso del expresidente al país. Impulsa la reorganización frente a Javier Milei. Por qué aún no dejó el cargo.

Horas antes del regreso de Alberto Fernández al país, la plana mayor del Partido Justicialista (PJ) se reunió en la sede de la calle Matheu para dialogar sobre el rol opositor al gobierno del presidente Javier Milei y discutir la reorganización partidaria. De la cumbre surgió la decisión de convocar a un congreso nacional para fines de marzo y pedirle al expresidente que dé un paso al costado en la conducción.

La reunión se celebró el jueves por la noche en la sede nacional del partido y contó con la presencia de los vicepresidentes Axel Kicillof, Cristina Álvarez Rodríguez, Juan Manzur y Lucía Corpacci, a quienes se sumaron los gobernadores Gildo Insfrán (Formosa), Ricardo Quintela (La Rioja), el secretario general Santiago Cafiero, el secretario político Wado de Pedro, el expresidente del PJ José Luis Gioja y los apoderados Juan Manuel Olmos y Patricia García Blanco.

Gran parte del encuentro estuvo dedicado al análisis sobre la marcha del gobierno de La Libertad Avanza (LLA) y a la profunda crisis económica. Los dirigentes territoriales expresaron su preocupación por el recorte del Fondo de Incentivo Docente (FONID) y del fondo compensador del transporte, que afecta a las provincias.

PJ en Ferro
En 2018, el PJ anunció en Ferro el armado de una comisión de acción política. Insfrán es el presidente del Congreso Nacional. Ahora apura la salida de Alberto Fernández

En 2018, el PJ anunció en Ferro el armado de una comisión de acción política. Insfrán es el presidente del Congreso Nacional. Ahora apura la salida de Alberto Fernández

Además, se habló de la necesidad de organizar la respuesta política y fortalecer la estrategia legislativa en el Congreso para rechazar el decreto de necesidad y urgencia 70/2023. También se puso en marcha el diálogo para promover la participación del partido en las marchas del 8 de marzo y del 24 de marzo, que esperan que sea masiva.

Sin embargo, dirigentes de su círculo íntimo, como Cafiero y el diputado Eduardo Valdés, le sugirieron a Fernández que pusiera su renuncia a disposición del partido en diciembre, luego de la derrota electoral de Unión por la Patria (UP) y antes de viajar a España. Pero el expresidente resistió y postergó la definición.

Ya con Fernández instalado en Madrid, el gobernador riojano Quintela presionó en público, aunque tampoco tuvo respuesta. El expresidente evaluó que su renuncia podía generarle un dolor de cabeza al peronismo y abrir la puerta a una intervención judicial, como sucedió en 2018. Además, consideró que esa decisión podía sacar el foco de la crisis económica y desviar la atención mediática hacia la interna todavía caliente del peronismo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/Letra_P/status/1658634227431141376&partner=&hide_thread=false

Pero en la plana mayor del partido minimizan esas lecturas e impulsan la renovación. Sin Fernández, el PJ quedaría bajo la conducción interina de la vicepresidenta primera Álvarez Rodríguez y el Consejo Nacional convocaría a la celebración de un congreso, que definirá la integración de una comisión de acción política, como impulsó Gioja en 2018. El presidente del congreso es el formoseño Insfrán, que podría anunciar la voluntad del partido de celebrar elecciones internas hacia fin de año o principios de 2025.

La decisión de convocar al máximo órgano del partido se terminó de tomar el jueves en la sede de Matheu, donde también se resolvió que los dirigentes más cercanos a Fernández, Cafiero y Olmos, hablarán en las próximas horas con el expresidente para pedirle colaboración en el proceso. En el peronismo aseguran que no habrá reproches sobre la gestión de su gobierno y que incluso publicarán un agradecimiento por su tiempo al frente del PJ.

Pero la dirigencia asegura que el viaje de Fernández dejó al PJ “parado” dos meses frente al gobierno de Milei, que su figura no tiene consenso y que es necesario normalizar la situación partidaria para poder abrir la convocatoria política a otros sectores que hoy están afuera.

Cristina Fernández de Kirchner impulsa un acuerdo parlamentario liderado por los gobernadores. 
con cristina en cancha, massa busca recuperar su adn

También te puede interesar