28|11|2021

En una cumbre 2.0, el PJ gestó su clamor y le ofrece la jefatura a Fernández

02 de octubre de 2020

02 de octubre de 2020

La plana mayor del peronismo se reunió vía Zoom y quiere proclamar al Presidente como líder del partido en el acto del 17 de octubre. Cafiero, el delegado.

Lejos del mítico quincho del edificio de la calle Matheu, en modo virtual, la plana mayor del Partido Justicialista (PJ) se reunió este viernes por la tarde para darle forma a la decisión de gobernadores, dirigentes sindicales, intendentes y dirigentes de todo el país de aprovechar el acto por el 17 de octubre para pedirle formalmente a Alberto Fernández que asuma la presidencia del partido el 20 de diciembre. Eso es lo que ofrecerán al Presidente, tal como se anunció al finalizar la cumbre peronista.

 

"En reunión del Consejo Nacional del Partido Justicialista, decidimos ofrecerle la Presidencia del Partido a nuestro gran presidente, para acompañar el camino de reconstrucción de nuestra querida Argentina", escribió en Twitter al término del encuentro virtual el actual jefe del PJ, el diputado José Luis Gioja, ratificando lo resuelto en el encuentro de los jerarcas del peronismo de todo el país.

 

En día, horario y modalidad extraños para para un encuentro peronista, la convocatoria virtual tuvo un nivel récord de asistencia de dirigentes, entre los que estuvieron los integrantes del Consejo Nacional del partido, encabezado por Gioja, la Mesa de Acción Política, además de dirigentes de peso territorial, como los gobernadores Alberto Rodríguez Saá, Juan Manzur, Axel Kicillof, Sergio Uñac, Gildo Insfrán y ministros del gabinete nacional, como Ginés González García, Agustín Rossi, Eduardo de Pedro y Santiago Cafiero. En total, se conectaron 80 dirigentes de todo el país.     

 

 

El Presidente también fue invitado a la reunión, ya que forma parte de la Mesa de Acción Política del partido, pero decidió no participar. Sí lo hizo, en cambio, el embajador en Brasil, Daniel Scioli, como vicepresidente del partido.

 

 

 

El motivo de la convocatoria estuvo claro desde un principio: avanzar en los acuerdos para armar una lista de unidad que termine con la coronación del Presidente como líder del partido y en su proclamación, en el acto por el Día de la Lealtad, que se celebrará el 17 de octubre en la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT) y se replicará en todas las provincias, con las y los gobernadores al frente, y la militancia conectada de manera virtual. El plazo límite para presentar listas, para la elección agendada para el 20 de diciembre, es el 16 de noviembre.  

 

La idea nació al poco tiempo de que Fernández desembarcara en la Casa Rosada, a sabiendas de que en mayo de este año vencía el mandato de Gioja al frente del partido. Fue el tucumano Manzur el primero en poner sobre la mesa la propuesta de que, además de dirigir los destinos del país, el primer mandatario también aceptara ponerse al frente del partido, algo que no sucede desde que Carlos Menem era presidente. A esa iniciativa se sumó, también, el ministro Rossi. Pero Fernández desechó la idea, más enfocado en la construcción amplia del Frente de Todos (FdT) que en la vida del PJ.

 

 

 

En marzo, cuando el partido celebró el Congreso Nacional en el microestadio de Ferro, Fernández envió a Cafiero y a De Pedro en representación de la Casa Rosada para velar por el armado de una Junta Electoral que contemplara a todos los sectores del partido, en las elecciones previstas para el 3 de mayo. El encuentro se celebró con la presencia de representantes de los 24 distritos, por primera vez en una década, y concretó el regreso de los delegados de Córdoba y Salta. 

 

 

Cafiero fue el delegado del Presidente en la cumbre virtual del PJ.

 

 

Pero la pandemia alteró el cronograma electoral y el partido debió mover la fecha de las elecciones para octubre, primero, y para el 20 de diciembre, después. Junto con el cambio de fecha se movieron también las aguas políticas cuando uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, albertista de la primera hora e integrante de la Mesa de Acción Política del partido, volvió a promover la candidatura de Fernández para el partido.

 

La idea prendió rápido en el jefe de Gabinete, quien declaró públicamente que "sería bueno" que Fernández aceptara presidir el partido. El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, también abonó la idea, que aprobó el sanjuanino Gioja, en diálogo con Letra P. "Sería muy bueno que Presidente aceptara esta propuesta", dijo el actual titular del PJ.

 

 

 

Las conversaciones para el armado de la reunión avanzaron con rapidez. Gioja puso manos a la obra junto con el histórico apoderado del partido, Jorge Landau, que colaboró en la convocatoria. En la reunión estuvieron también los senadores Adolfo Rodríguez Saá y José Neder, el presidente del PJ de Córdoba, Oscar González, y los sindicalistas Ricardo Pignanelli, Antonio Caló (vicepresidente del partido), José Luis Lingeri, y Hugo Yasky. 

 

Este viernes, el partido empezó a negociar cómo será el armado de la lista de unidad que encabezará Fernández, y que deberá repartir las vicepresidencias entre diferentes sectores: las provincias, la CGT, la juventud, el kirchnerismo y las mujeres del partido. Además, el nuevo Consejo Nacional deberá respetar el criterio de paridad de género, según resolvió el Congreso del PJ en 2018.