SEGUNDO SEMESTRE

El pacto de Martín Llaryora: el inicio de una nueva etapa sin concesiones a Javier Milei

El gobernador de Córdoba fue a Tucumán temprano y con comitiva reducida. Pide al Gobierno gestión y los fondos garantizados por ley. El debut opositor.

Apenas el mandatario cordobés estampó su firma en los 10 puntos que propuso el Presidente empezó una etapa donde los derechos y obligaciones de las partes serán más nítidos. “Ahora tiene que gestionar”. Fue la frase que repitió Llaryora en cada una de las intervenciones mediáticas que marcaron la previa del acto institucional.

Llaryora recuperó el tono de consejero experto que había utilizado tempranamente, en diciembre, hasta que conoció el lado oscuro de la ira presidencial. Fue en enero, cuando se estroló la ley ómnibus en la Cámara de Diputados.

Para el segundo semestre, el gobernador le recomendó a Milei atender la “otra agenda”, es decir, “la pérdida de empleo y la crisis en todos los sectores”. Le recordó al poder central la importancia de la sociedad entre el superávit y el plan productivo.

llaryora con gobernadores tucuman.jpeg
Martín Llaryora, junto a sus pares en la previa del Pacto de Mayo en Tucumán.

Martín Llaryora, junto a sus pares en la previa del Pacto de Mayo en Tucumán.

Las mismas referencias hizo en el scrum que protagonizó con Raúl Jalil (Catamarca), Rolando Figueroa (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Hugo Passalacqua (Misiones) y Gustavo Sáenz (Salta) este lunes en el norte.

Los mensajes de Martín Llaryora a Javier Milei

En la víspera de este martes patrio, el peronista open mind dejó más pistas sobre su plan. La prioridad de su agenda la tendrá su bastión, la gestión y el Partido Cordobés, mientras Juan Schiaretti se mostrará intenso en constituir el Partido de la Argentina.

Llaryora sabe que con el paquete legal aprobado y con la manguera de fondos a las provincias pisada, el que está en deuda es Milei. Por eso comenzará a caminar entre una línea delgada, pero conocida: la que transita el electorado cordobés que aprueba “la defensa de los intereses de Córdoba” tanto como rechaza al kichnerismo y que expresó con el apoyo a La Libertad Avanza, como antes lo hizo con Juntos por el Cambio.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/MartinLlaryora/status/1810511161235734535&partner=&hide_thread=false

Si bien Milei no para de crecer en Córdoba -el informe de junio del consultor Cristian Butié le da un 66,1% de imagen positiva y 29,4% de negativa- el cordobesismo entiende que habrá lugar para una opción de centro, no kirchnerista. "Milei ya no tiene excusas", dice el gobernador en privado.

La conquista se hará con la receta tradicional que supone un cordobesismo sin fisuras y una defensa acérrima de la agenda de Córdoba.

Normalidad para la previa del pacto en Tucumán

Para desdramatizar, Llaryora prescindió esta vez de un gran despliegue para arribar a Tucumán. Al fin y al cabo, como se cansó de repetir, la provincia “ya aplica los 10 puntos del pacto” y llegó el momento de que Milei “cumpla con la ley”, en referencia a los fondos adeudados a la Caja de Jubilaciones. ¿Fue un trámite?

Como sea, el sanfrancisqueño le imprimió “normalidad” a la jornada histórica. Empezó el lunes con la realización de un narcotest obligatorio para la plana política del Estado. Siguió con una reunión con el directorio de Air Europa para posicionar la provincia como hub aéreo.

Llegó a Tucumán con una comitiva reducida: sus secretarios Sebastián Centeno (Comunicación) y Rodolfo Iparraguirre (Ceremonial).

No estuvieron presentes referencias del bloque cordobesista en Diputados, como Carlos Gutiérrez; ni la senadora Alejandra Vigo. La dupla es la armadora nacional de Schiaretti. Eligieron quedar al margen de la puesta libertaria alegando incompatibilidades de agenda.

Llaryora tampoco involucró a su staff de gobierno. "La gestión no para", sacaba pecho un estrecho colaborador del gobernador.

La escala en la radical Río Tercero

Las horas siguientes tampoco mostrarán un cambio de rumbo. Llaryora dejó claro que ya hizo todo lo que estuvo a su alcance para apoyar la gobernabilidad de Milei.

Ese mensaje reforzará este martes en la ciudad de Río Tercero, donde Llaryora encabezará el acto central por el Día de la Independencia en su provincia.

En una de las ciudades más lastimadas por las reverencias de Milei al expresidente Carlos Saúl Menem, a quien responsabilizan por la explosión de la Fábrica Militar en los ’90, Llaryora se mostrará con Marcos Ferrer.

El intendente radical de Evolución tiene amplias chances de ser el nuevo presidente de la UCR de Córdoba. ¿Provocación a la alianza de JxC que todavía resiste? ¿O una muestra desinteresada de diálogo institucional sin miramientos partidarios?

Llaryora buscará reforzar el eje del federalismo interno y trabajo transversal inmediatamente después del Pacto de Mayo. Una clara ponderación de los conceptos que no asoman -todavía- en el vocabulario libertario.

Javier Milei y Karina Milei, el 25 de Mayo en Córdoba.
Martín Llaryora evitó las críticas de Javier Milei y evalúa el escenario abierto tras el 25M

También te puede interesar