ENTREVISTA

Edgardo Kueider: "Si es por mí, cuanto antes se vaya Javier Milei, mejor"

El senador entrerriano que votó la ley ómnibus cuestiona la lógica "amigo, enemigo" de UP. Su relación con Frigerio. Bordet, lejos. El futuro del PJ provincial.

La sesión por la Ley Bases y el acuerdo fiscal en el Senado de la Nación y también toda la rosca previa tuvo al entrerriano Edgardo Kueider en el centro de la escena política. Primero la firma -aunque en disconformidad- en el dictamen libertario y luego su voto positivo en general levantó revuelos en el peronismo local y nacional.

En diálogo con Letra P reconoció que hace rato no habla con Gustavo Bordet pero que, sin embargo, comprende la decisión del ex gobernador y de otros dirigentes de tomar distancia. "Son pocos los que se te van a arrimar. Al contrario, lo más probable es que todos se despeguen y digan: no te conozco, nunca te vi, no tengo nada que ver con vos", reflexiona.

El senador contó que no habló de la leuy ómnibus con el gobernador Rogelio Frigerio, aunque le comentó que a la provincia le convenía que se apruebe la modificación en Ganancias. El legislador de Unidad Federal, por otro lado, le dedicó un párrafo a Cristina Fernández: "Si hubieran hecho las cosas distintas, a lo mejor no hubiéramos tenido un bloque aparte".

Lo que consiguió Kueider para Entre Ríos con su voto positivo - según su propio criterio - es que el gobernador tenga la potestad de nombrar a los tres delegados en Salto Grande. Y, con ello, luego de la desregulación del mercado de la energía, la posibilidad que la represa le venda directamente energía a Enersa y a las cooperativas distribuidoras de la provincia. Esto abarataría sensiblemente los costos.

Embed

La relación de Edgardo Kueider con el PJ

-Después de la sesión por Ley Bases y acuerdo fiscal, ¿cómo queda su relación con el PJ de Entre Ríos?

-Tenemos que recuperar lo que funcionaba y daba resultados, que era el poder de consenso, de diálogo y de acuerdo con los sectores de la política, sobre todo en el ámbito legislativo. Eso se logra con apertura y diálogo, no con esta posición de blanco o negro, te obstaculizo, prendete fuego y así yo llego más rápido. Eso es lo que la sociedad percibe de nosotros hace mucho tiempo y es lo que nos tiene también en una situación hoy de fragilidad. Tenemos que recuperar esa institucionalidad. Tenemos que salir del esquema de blanco o negro, amigo o enemigo. Salir del cuanto peor mejor, con la expectativa de que se le prenda fuego al que está. Si es por mí, cuanto antes se vaya (Javier) Milei, mejor. Pero no tiene que ser porque nosotros le obstaculizamos al gobierno.

-Un comunicado del PJ de Entre Ríos menciona, textualmente, “está claro que son motivos personales y no partidarios ni ideológicos los que mueven al senador entrerriano”.

-Es una acusación bastante grosera. Veo que compran un comunicado que había mandado Guillermo Michel y Héctor María Maya con respecto a mí. Acá, o se equivocaron o quisieron bajarle el precio al tema nomás. Es muy agraviante y grave que me digan eso. hablé con el presidente del partido y le manifesté claramente cuál es mi posición al respecto, independientemente de que me dijo que no opinaba lo mismo.

-Ahora, ¿cómo queda la relación con el peronismo nacional y el bloque de senadores de Unión por la Patria?

-A nivel nacional, funcionamiento del Senado, de la dirigencia, esto es un camino que continúa porque no se terminó acá. El Congreso no se cerró. Y además el peronismo tiene un gran desafío por delante que es reorganizarse. Porque está desorganizado, está a falto de conducción.

Kueider y el futuro del peronismo

-¿Se ve siendo parte de esa reorganización?

-Por supuesto, pero considero que hay que cambiar algunas cosas. Por eso sostengo que para el peronismo no era bueno salir a bloquearle todo al gobierno para que después cuando fracase nos eche la culpa. Teníamos que darle el título de la Ley de Bases en general, pero modificarla adentro, qué es lo que hicimos. Porque entonces si a Milei le va mal, le va a ir mal porque se equivoca él, no porque nosotros fuimos los causantes. Porque eso es lo que la sociedad nos condena y eso es lo que tenemos que cambiar.

Kueider-senador.jpg
Edgardo Kueider, junto a Gustavo Bordet y a Laura Stratta, en tiempos de buenas relaciones.

Edgardo Kueider, junto a Gustavo Bordet y a Laura Stratta, en tiempos de buenas relaciones.

Relación con Bordet, Frigerio y qué piensa de Cristina

- Cristina Kirchner resposteó en X un cuestionamiento a usted y al correntino Carlos Camau Espinola. ¿Qué opinión le merece?

-Si hubieran hecho las cosas distintas, a lo mejor no hubiéramos tenido un bloque aparte, no hubiéramos roto el bloque el año pasado, cuando peleábamos por mayor presencia de las provincias y la agenda más federal en el Congreso de la Nación, cuando yo peleaba por la cuestión de la energía y todos te la pateaban. Había una posición muy cerrada, de hacés lo que yo te digo y si no, estás afuera.

-¿Cómo está su relación con Gustavo Bordet?

-Esa decisión que tomó él -de tomar distancia-, yo la respeto. Porque cuando uno toma decisiones que provocan, como ha provocado en el peronismo, esto que me pasa a mí, son pocos los que se van a arrimar a pegarse. Al contrario, lo más probable es que todos se despeguen y digan: no te conozco, nunca te vi, no tengo nada que ver con vos. La última vez que hablamos fue hace un mes y pico, vino a mi oficina, hablamos del tema de la energía y de otras cuestiones políticas, pero no tocamos el tema de la Ley Bases.

-¿Cómo es la relación con el gobernador Frigerio? ¿Qué tan consensuada o no fue la votación de la Ley Bases?

-No, por esta ley no, porque esta es una posición que vengo marcando desde antes, vengo peleando por Salto Grande hace años. Y con respecto a la ley, ya tenía una posición tomada desde siempre. De hecho, cuando tratamos el DNU fui el primero en todo el país,¿ que salió a rechazarlo por inconstitucional. Y en el Senado fui el que promovió la estrategia para lograr que se trate y que se rechace el DNU. Hablamos una vez y él -Frigerio- estaba preocupado por la cuestión económica y me dijo que le servía el tema del impuesto a las ganancias. Yo le manifesté que no podía votarlo porque el año pasado votamos eliminarlo. Y lo hice convencido porque considero que el salario del trabajador no puede ser afectado por ganancias. Entonces, me resulta muy difícil ahora de dar vuelta ese voto. Aparte, va contra lo que pienso.

Pablo Blanco,  senador de la UCR. 
Entre Ríos: Edgardo Kueider desoye al PJ y aceita vínculos con La Libertad Avanza

También te puede interesar