PALOMAS LIBERTARIAS

Córdoba: los candidatos (que no son) de Milei se desmarcan de la plataforma ultra

Eiben y Spaccesi coinciden con el plan económico del presidenciable, pero suavizan las posturas más radicales para ajustarlas al electorado local. Una relación utilitaria.

Con diferencias en aspectos clave, vinculados a roles del Estado en la gestión, los dos postulantes para la gobernación de Córdoba que se ubican en la dimensión libertaria manifiestan una adhesión "en general" a la plataforma con la que Javier Milei espera convertirse en presidente.

Tanto Rodolfo Eiben, candidato por el Frente Liberal Demócrata Desarrollista; como Agustín Spaccesi, quien inscribió el nombre de La Libertad Avanza, coinciden con el programa que impulsa el minarquista, oficializado durante la presentación de su personería jurídica. En particular, sobre los ejes que sigue proclamando: reducción del gasto público, con privatizaciones de empresas públicas y poda de ministerios; eliminación de planes sociales; supresión de retenciones a la exportación de granos; eliminación de impuestos y reforma laboral.

Ambos también adhieren a propuestas de corte conservador y tradicionalista, como la derogación del matrimonio igualitario, la anulación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y una revisión de la educación sexual integral. Sin embargo, ante la consulta de Letra P prefirieron marcar diferencias con los postulados más ultra del diputado, como la "privatización" de la salud y la educación, la libre portación de armas y la libertad para la compra y venta de órganos.

La pregunta que surge es ¿por qué la distancia? ¿Sorprende? Se trata de una postura esperable en dirigentes que integran el sistema político desde mucho antes de la explosión del fenómeno Milei y del impacto que esto genera en sus niveles de protagonismo público. El aprovechamiento de ese impulso -que no es oficial, porque el economista no apadrinará candidatos y candidatas en las provincias- choca con el diseño de la campaña y el pragmatismo de una dirigencia que puede reconocer hasta dónde llegan los límites de la bronca contra "la casta" en su provincia. Queda claro que la relación entre Milei y sus acólitos, y a la inversa, es utilitaria.

Los postulantes libertarios difuminan la posibilidad de una administración privada en Salud y Educación. Antes bien, convergen en la idea de que el Estado no puede correrse de obligaciones básicas, mucho menos de modo abrupto. “Es mentira lo del arancelamiento en la salud pública. Sería sólo para extranjeros. Alguien que venga a atenderse a un nosocomio argentino deberá pagar como nosotros pagamos en el exterior, pero la Salud debe seguir siendo pública”, explica Eiben.

“De lo que se habla es de subsidiar sólo a quien no llega a la atención. Es como el voucher para educación. Así equiparamos la situación con la dinámica del mercado. Es dar posibilidades, no una asistencia porque sí”, indica Spaccesi, apuntando a la reducción de "planes sociales".

En ese marco concuerdan en rechazar la posibilidad de libre venta de órganos. “Estoy a favor de la continuidad del Incucai. Cualquiera debe tener derecho a la ablación”, dice el demócrata. “Eso debe guiarse por fines altruistas”, concede el también empresario.

Armas, tampoco

La libre portación de armas amerita otra disquisición. “Hay que volver al modelo menos restrictivo. El portador debe hacer exámenes más exigentes que los de la Policía. Luego sí, está habilitado para usar su arma en defensa propia o de terceros”, analiza Spaccesi.

“No estamos de acuerdo. Esta es una sociedad agrietada y puede tener gravísimas consecuencias el uso o la portación indiscriminada, por más que haya registro. El uso de la fuerza es monopolio exclusivo y excluyente del Estado, está prescrito en la Constitución. Eso no es estar del lado de los delincuentes, es ejercer la autoridad política”, disiente Eiben.

Las divergencias tienden a desaparecer a la hora de analizar la seguridad, un tema que domina la agenda cordobesa. Ambos plantean la necesidad de endurecer penas y dotar a las fuerzas policiales de más elementos para su accionar.

https://twitter.com/SpaccesiAgustin/status/1661404082614009856

Mientras el abogado propone desempolvar el antiguo Código de Faltas, que otorgaba mayores facultades a la Policía, Spaccesi plantea la necesidad de "un cambio de doctrina". "No podemos ver al delincuente como víctima, sino como lo que es: un criminal. Para eso será esencial una reforma del código de procedimientos que rige en la provincia”, justifica.

Finalmente, los dos pretendientes coinciden en la necesidad de “una reformulación del sistema penitenciario”. Pero, como en otros temas medulares, prefieren remarcar que el Estado no puede, al menos aún, desligarse por completo del tema.

milei le saca el cuerpo a cordoba por temor a una ola de fracasos
milei abandona la pelea en cordoba y el espacio libertario se parte en dos frentes

También te puede interesar