ELECCIONES 2023

Córdoba: el FIT se abroquela para retener el voto antisistema que mira a Milei

Cuatro fuerzas de izquierda apuntarán al voto joven que desconoce las recetas liberales de los '90. Freno al "avance de la derecha". Puerta cerrada al Nuevo Mas.

Este miércoles por la tarde quedó formalmente inscripta la alianza entre la Izquierda Socialista (IS), el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y el Partido Obrero (PO), último en subirse a la formación.

Será la primera ocasión en que las cuatro fuerzas acudan de manera conjunta a una sucesión de comicios en Córdoba. El antecedente más inmediato fue en 2019, cuando dos alianzas disputaron el universo de izquierda.

Por distintas razones, argumentadas desde lo formal y enraizadas en discrepancias en modos de construcción, reflejo de lo que acontece a nivel nacional, el Nuevo MAS no formará parte de dicha alianza. En consecuencia, presentará candidaturas propias para todos los tramos en juego.

Sin MAS

La foto de las fuerzas de izquierda no estará completa. Pese a los pedidos cursados en las últimas semanas, el Nuevo Movimiento al Socialismo no formará parte del entramado cordobés.

"Hemos estado juntos acompañando a la docencia, a salud. Estuvimos juntos el 24 de marzo, el 8M y contra la criminalización de la protesta social. Más recientemente hemos logrado presentar en forma unificada una lista de toda la izquierda para las próximas elecciones en la UNC. Desde el Nuevo MAS decimos que hay que seguir ese ejemplo para presentar una lista unitaria de toda la izquierda por primera vez en toda la provincia", había expresado días atrás Julia Di Santi, quien finalmente será candidata a gobernadora del espacio.

Los partidos integrantes del FITU aducen razones formales para la no admisión: el Nuevo MAS no forma parte de la entente presentada a nivel nacional. "Cambiaría la composición del frente. Es una discusión que excede lo local", explica una referencia provincial.

No obstante, explica que también hay divergencias en las modalidades de construcción. "Es una fuerza que cuando le tocó hacer campaña lo ha hecho contra el FITU", amplía. "El Frente está abierto, pero con el Nuevo MAS pasa siempre lo mismo. Días antes del cierre de las alianzas mandan un comunicado diciendo que quieren la unidad. Parece más una maniobra hacia afuera que una voluntad sincera. Estas cosas no se construyen de un día para el otro, hay que hacer caminos", subraya otra voz.

"Era necesario brindar una alternativa unificada desde la izquierda frente a todas las propuestas de derecha y reaccionarias que buscan que a la profunda crisis económica y social que vive el pais la paguen los trabajadores. Es necesaria la unidad de la izquierda. Todo el mundo lo pide. Podíamos conformar un espacio para fortalece esta alternativa que es la única que cuestiona al sistema", lamentó Di Santi,

Nunca menos

En un escenario que se prevé polarizado por las dos coaliciones mayoritarias, Hacemos Juntos por Córdoba y Juntos por el Cambio, la construcción proselitista del FITU hará hincapié en mostrarse como la única alternativa a "los partidos de las patronales", cuyos referentes convergen en la idea de criminalizar la protesta social emergente.

"Es cierto que hay polarización y eso no ayuda, pero también se ve una derechización de los partidos tradicionales. Hay mucho descontento y esa es nuestra oportunidad. El que se diga progresista tendrá que mirar para este lado. Podremos capitalizar nuestra lucha en materia ambiental, de género, de derechos humanos. Por eso esperamos crecer en nuestra participación, especialmente en la Legislatura y en el Concejo Deliberante de la capital", analiza una de las candidatas del espacio, dando cuenta que los objetivos de las izquierdas no se modifica, pese a la coyuntura y los sucesivos procesos electorales.

El FITU también se presenta como freno al "avance de la derecha", extremo en el que aparece la principal amenaza para captar los votos "antisistema", de quienes se manifiestan hastiados de un modelo repleto de iniquidades. Con todo, las postulantes no manifiestan temor al "efecto Milei" y analizan que el economista ultra representa la radicalización del votante de JxC. De todas maneras, asoma una puja inédita por el voto joven con el espacio libertario que parece seducir a las nuevas camadas de electores. El FITU hará docencia en este segmento para explicar su visón de "fracaso" de las recetas de la política económica de la década del '90, con las que coquetea el fenómeno libertario.

Como todo el abanico político, las fuerzas de izquierda de la provincia esperan que domine el comportamiento conservador del votante. Es decir, que las simpatías que parecen generar los libertarios y Milei no se traduzca en un apoyo concreto en las urnas.

unidad aunque duela: con internas, la izquierda esta en modo 2023
Martín Llaryora ya tiene definida la estructura de su gobierno. 

También te puede interesar