LA CAMPAÑA DE MASSA

Alerta Malena Galmarini: no pudo con Tigre, va por El León

En la interna municipal tuvo todos los fierros y le hizo la vida imposible a Zamora: perdió igual. Ahora quiere comandar el operativo "100% Sergio". Ruido en el búnker de UP.

El duelo por la caída estruendosa que sufrió en Tigre, donde perdió la interna contra el intendente Julio Zamora, no le duró demasiado a Malena Galmarini. Lejos de acovacharse en el mea culpa, la presidenta de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) y esposa de Sergio Massa puso enseguida un pie en la campaña nacional. Intenta dejar atrás la amarga derrota con la expectativa de que el candidato de Unión por la Patria (UP) logre llegar al ballotage contra Javier Milei.

Los resultados del pago chico fueron un golpe duro para los Massa-Galmarini, que habían volcado aparato y mucha militancia para recuperar la intendencia, en manos de su exaliado desde 2013, cuando asumió como interino. Incluso hicieron una jugada judicial y lograron prohibirle a Zamora colgarse de la boleta de Massa: lo obkligaron a competir solamente enganchado a Juan Grabois con el argumento de que el ministro y el actual intendente no tenían “comunión política”.

Zamora está convencido de que la judicialización le jugó en contra al matrimonio. “Fue el único intendente de todo el país al que no le dieron la boleta oficial; era una situación de mucha injusticia; no tomaron dimensión de la bronca que generaría eso”, dijo a Letra P un colaborador del intendente, que logró ganar con un fuerte corte de boleta a su favor que lo dejó unos 17 mil votos arriba de su contrincante.

Galmarini llamó a Zamora para felicitarlo por la elección y el intendente le escribió a Massa con la expectativa de generar un “nuevo comienzo”. La respuesta del ministro no tardó en llegar. “Nos vemos después del quilombo que me armó Milei”, le dijo y lo felicitó también, según contó a este medio un dirigente del peronismo que habla con ambos. El acercamiento derivó en un hecho concreto: esta vez, Massa no impedirá que Zamora integre su lista para octubre. Ahora ambos se necesitan.

Y Malena va

Después de la derrota electoral, en UP se desató un debate sobre cuál debería ser la estrategia para octubre y quién tendría que tomar las riendas de la campaña. En plena discusión interna, Malena Galmarini desembarcó con algo de ruido en el búnker de la calle Bartolomé Mitre. Sus equipos coparon el quinto piso.

DSC_8450.JPG

La titular de AySA acompañó a su esposo a las dos entrevistas televisivas que el ministro dio en los últimos días, en las que empezó a percibirse un cambio de discurso enfocado a sumar votos perdidos por el peronismo y confrontar de modo más directo con Milei, en un intento de que el ballotage sea entre Massa y El León.

Cerca de Galmarini aseguran que no tiene intención de sacarle el lugar a nadie -lo dicen para evitar rispideces con quien hasta ahora lideró la campaña, Eduardo de Pedro- aunque admiten que ella busca “ordenar” los pasos a seguir, ya que quedó claro que en el primer tramo la mayoría de los gobernadores e intendentes priorizó su quinta en lugar de militar al candidato presidencial.

“No venimos a correr a nadie, queremos tener voz en las decisiones. Vamos a sumar nuestra agenda y nuestro estilo para que sea una campaña que refleje a Sergio. Todos los que en las PASO se hicieron los distraídos deben empezar a jugar fuerte para él”, afirmó a Letra P un massista que se sumó ahora a la dinámica diaria del búnker.

El cuñado del candidato encabezó el cambio discursivo. Sebastián Galmarini usó Twitter para polemizar post-PASO y plantear el dilema de "Massa o la locura".

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FSebasGalmarini%2Fstatus%2F1691788445855682926&partner=&hide_thread=false

El equipo M que desembarcó en el búnker de UP también exhibe listados de municipios del conurbano bonaerense en los que hubo cortes de boleta que generan “dudas y bronca” porque, acusa el massismo, los intendentes hicieron campaña “con la tijera en la mano”. “Ahora hay que fortalecer a Massa. Para eso es necesario priorizar el horizonte, el futuro, porque acá se pelea otra cosa”, agregó la fuente a este medio.

El mensaje que baja la mesa familiar es que ninguno de los que salió beneficiado por el uso de la tijera la tendría fácil en una presidencia de Milei y tampoco si Axel Kicillof no retiene la provincia de Buenos Aires. Por eso, arenga la militancia de la boleta completa, con especial énfasis en el tramo presidencial. “La campaña ahora es una sola: Massa Presidente para todos los candidatos de UP”, es la consigna.

los massa-galmarini
sergio & malena, la campana que se cocina en casa

También te puede interesar