OPINIÓN

Una secundaria abierta al cambio en la provincia de Buenos Aires

La renovación educativa de Axel Kicillof a contramano de la destrucción del Estado. El respaldo del arco político del sector. Desprimarizar el secundario.

El anuncio del director general de Cultura y Educación bonaerense, Alberto Sileoni, de una modificación integral de la secundaria de la provincia de Buenos Aires sorprendió a más de uno, pero no a los especialistas que, en general, hace rato que la estaban esperando. En momentos en que las fuerzas conservadoras del gobierno nacional proponen destruir el Estado, en la provincia del gobernador Axel Kicillof se animan a impulsar la modernización de la oferta educativa para jóvenes. Después de haber inaugurado más de 200 escuelas y cerca de 1.000 aulas nuevas, el ministro impulsa una reforma pedagógica.

Auspiciada hace tiempo por los expertos y docentes que advierten la necesidad de meter mano en este ciclo educativo, la reforma llega luego de una larga consulta realizada en las escuelas y las líneas de inspección durante el ciclo lectivo 2023, que, como señaló Sileoni, tiene más de 100 años con pocas modificaciones en su rol mesocrático histórico. Como el exministro de Educación porteño durante la gestión Mauricio Macri, Mariano Narodowski, la reforma abre un camino.

Del mismo modo, Graciela Morgade, exdecana de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, destacó la iniciativa que pone fin a la inercia en un nivel que exigía nuevos rumbos. En 2018, el CIPPEC presentó sugerencias en esa línea en su informe transitar la educación secundaria en el mundo, elaborado por las investigadoras Alejandra Cardini, Belén Sanchez y Aldana Marrone.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/Rivadavia630/status/1799453096843846054&partner=&hide_thread=false

Se trata de adaptar el secundario al siglo XXI, por eso se la define como una reforma integral que acaba de ser aprobada por unanimidad en el Consejo General de Educación, en el que tienen voz y voto representantes del oficialismo, de la oposición y de los gremios. Así, un nivel educativo que, además de recibir los embates del cambio tecnológico, cultural y económico que impacta fuertemente sobre los jóvenes y una andanada de estudiantes desde que en 2006 se volvió obligatorio, se prepara para un gran desafío.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/Gramorgade/status/1799119727614190055&partner=&hide_thread=false

En ese sentido, la iniciativa parte de un principio fuerte: desprimarizar el ciclo. Apuntar a jóvenes más responsables, situados en el centro del proceso de enseñanza aprendizaje, con una autonomía que antecede, desde el punto de vista formativo, a los formatos educativos de la formación superior. En esa línea, se propone eliminar la repitencia, actualizar los contenidos (en un proceso de dos etapas: 2025/2026) para incorporar nuevos conocimientos ligados al mundo digital (robótica, computación, etc.), reforzar las trayectorias educativas con asistencia docente y recuperar la calificación numérica.

Es decir, la reforma se dirige a conformar una secundaria moderna, abierta, que no será más fácil, pero que trabajará enfocada en los alumnos que la transitan más que en los compartimentos estancos y las sanciones. Está probado, así lo indicaban los estudios nacionales e internacionales, que la repitencia no solo no mejoraba los desempeños educativos sino que fomentaba, indirectamente, el abandono.

En un momento de cambios sistémicos apalancados en el mundo digital, lo peor es dejar todo como está. Como decía el gran comunicador Marshall McLuhan en La galaxia Gutenberg, lo menos aconsejable para enfrentar este torbellino tecnológico es resistirnos. Inspirado en el famoso cuento de Edgar Allan Poe, Un descenso al Maelström, el pensador canadiense sugería que para salir a flote hay que dejarse llevar por la corriente. Es evidente que esa corriente desafía fuertemente a la escuela. A su alrededor, a diferencia del mundo del siglo XIX, se ha constituido un sistema hiperconectado y sobreinformado, y la escuela ya no es el fuerte frente a la barbarie que imaginó Sarmiento, sino un nodo más dentro de una retícula abigarrada y compleja. En este contexto dominado por los algoritmos, la big data y las plataformas, la escuela más que volcar contenidos tiene que brindar a los alumnos las herramientas para descifrar el mundo.

Acto de Ctera en reclamo de paritarias y el pago del incentivo docente. La educación pública, movilizada por la políticas de Javier Milei. 
cuestion de subordinacion

También te puede interesar