PRETEMPORADA 2023

El peronismo atomizado va camino a perder senadurías en la Sexta

Sin una figura que pueda liderar a Todos, se agranda la oposición. El oficialismo arriesga tres de las seis bancas en juego. Maldito 24% y cumbre en febrero.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Dividido en tribus, con poca interlocución entre los socios y sin una conducción que pueda ordenar una interna en la que se multiplican los caciques, el peronismo en la Sexta sección electoral bonaerense arranca el año electoral con un panorama oscuro.

 

De las seis bancas que se ponen en juego en el Senado, lo más probable es que solo se quede con dos, es decir, que pierda una de las tres que tiene. Y en las 22 intendencias, los cálculos más optimistas que manejan en el Frente de Todos (FdT) es que solo hay chance de retener las actuales 8 y poco más. Oficialismo y oposición se reparten la Cámara en partes iguales, 23 a 23. Si lograra retener la provincia, es muy probable que el oficialismo tuviera que gobernar con el cuerpo legislativo en contra.

 

En la sección del sudoeste bonaerense que tiene a Bahía Blanca como centro neurálgico, de fuerte perfil de voto conservador y antiperonista, el FdT está envuelto en una interna frente a la cual Juntos por el Cambio (JxC) se frota las manos. El PRO y los radicales se entusiasman con seguir arrinconando territorialmente al peronismo, que alguna vez llegó a gobernar 16 municipios en la sección y hoy solo lo hace en la mitad.

 

La imagen más clara de la dispersión y la falta de liderazgos en el peronismo se vio en diciembre en el fallido encuentro de fin de año convocado en Monte Hermoso por el referente local, el exintendente y ahora diputado Alejandro Dichiara, en el que hubo un faltazo masivo y con un inequívoco mensaje de parte de los ausentes.

 

Al convite faltaron la mayoría de los intendentes, todos los referentes de La Cámpora y el referente del gobernador Axel Kicillof en la región, Carlos “Cuto” Moreno. Ninguno quiso avalar la convocatoria del “Langa”, un exrandazzista hoy cercano a los intendentes del conurbano, que en 2021 se quedó con la cabeza de la lista de diputados pero que hoy choca con resistencias de sus pares.

 

A la mesa servida por Dichiara asistió casi en soledad Federico Susbielles, titular del Consorcio del Puerto de Bahía Blanca y uno de los dirigentes más conocidos del peronismo en la sección, que busca competir nuevamente por la intendencia de Bahía Blanca. Proveniente de la dirigencia del básquet local, Susbielles está decidido a dar esa pelea que todas las encuestas dan como ya perdida o muy difícil. En Bahía, Juntos le saca amplia ventaja al peronismo y si bien el intendente Héctor Gay no irá por la reelección, la figura de la actual senadora del PRO Nidia Moirano, que irá en su lugar, seguramente logrará retener el gran caudal electoral del actual jefe comunal.

 

Susbielles, que hasta ahora venía trabajando en sintonía con La Cámpora, también tiene alguna aspiración de ponerse al frente de un armado seccional. En rigor, por peso específico, siempre el peronismo de Bahía Blanca intentó ponerse al frente de la Sexta. Pero sin votos y sin triunfos electorales que mostrar, chocan con la oposición del resto de los actores.

 

La Cámpora, que tiene como referente seccional a Gabriel Godoy, controla una de las bancas que se ponen en juego en el Senado, la de Ayelén Durán. Godoy fue una de las ausencias más notorias en aquella reunión convocada por Dichiara. También cercano al gobernador Kicillof, seguramente será una de las voces fuertes en la discusión por el armado de las listas seccionales. La reelección de Durán es el principal objetivo de la agrupación kirchnerista que, en la Sexta, por su histórico perfil de voto antiperonista, juega en territorio hostil.

 

Entre los intendentes con peso territorial en el interior de la sección, de donde surgieron históricos liderazgos peronistas que alguna vez llegaron a conformar una célebre “cooperativa” electoral, también tendrán peso en la discusión.

 

Hay algunos que hoy están jugando muy alineados al gobernador, como el de Benito Juárez, Julio César Marini; de Laprida, Pablo Torres, y de Gonzales Chaves, Marcelo Santillán. Otros son surgidos del vecinalismo, como Ricardo Móccero. Todos buscan proteger la estrategia local y esperan definiciones a nivel nacional antes de levantar el perfil.

 

De esos liderazgos territoriales surgieron otras de las figuras de peso del peronismo de la Sexta que estarán en esa mesa de discusión. Una es Marisol Merquel, exdiputada que llegó a ocupar la presidencia de la Cámara baja bonaerense, actual titular del Consejo Nacional de Políticas Sociales y muy cercana a Victoria Tolosa Paz. Merquel es oriunda de Saavedra y pegó el salto a la política de la mano del histórico exintendente Hugo Corvatta. Su nombre podría estar en la lista de senadores o, incluso, en la pelea local.

 

Pero lo cierto es que en el Frente de Todos de la Sexta no hay nadie que pueda ponerse a la cabeza de una convocatoria de todos los actores. También sin diálogo con sus socios del massismo, en el FdT también miran con atención el avance del vecinalismo, una fuerza que intenta dar el salto definitivo hace tiempo y no lo logra, pero que es una opción tentadora para liderazgos locales que pueden así despegarse de la interna oficialista.

 

Los principales referentes del peronismo trabajan en una convocatoria amplia para el mes de febrero, todavía sin fecha ni locación definida. En un panorama adverso y en el que viene perdiendo año tras año caudal de votos, el FdT en la Sexta, dicen los que empujan esa reunión, no puede darse además el lujo de llegar a la elección dividido y sin reglas claras.

 

Como en el resto de las secciones electorales, el peronismo compite contra sí mismo: pone en juego las bancas obtenidas hace cuatro años, cuando a caballo del gambito de dama de Cristina Fernández y la complicada situación que dejaba Cambiemos, el peronismo resurgió con fuerza. Números: en 2019, en la Sexta la elección fue 51 a 40 a favor de JxC; resulta improbable que este año repita esos números, sobre todo con el antecedente de 2021, cuando la oposición estiró a 24 puntos la ventaja (52 a 28).

 

El intendente Pablo Javkin y el gobernador Maximiliano Pullaro lanzarán este miércoles el Acuerdo Rosario.
Déjà vu del horror: el Gobierno tiene detenida en Ezeiza a una sobrina de desaparecidos

Las Más Leídas

También te puede interesar