ELECCIONES 2023

Bahía Blanca: (casi) todos los caminos conducen a Moirano

La senadora asoma como la principal dirigente PRO para pelear por la intendencia. Gay, en retirada, y Nardelli, en la mesa de decisiones. Semillero al acecho.

La decisión del alcalde Héctor Gay de no volver a postularse para un nuevo mandato al frente del municipio de Bahía Blanca pone a varios competidores en la parrilla de salida para 2023. Si bien hay un semillero PRO en el que la directiva local busca un lugar En la lucha, la senadora Nidia Moirano , integrante del tridente amarillo que ordena y dirige el tramo más austral de la provincia de Buenos Aires, es la mejor posicionada.

 

El anuncio de Gay no fue una sorpresa. En vísperas de las elecciones de 2019 había dicho que no buscaría la reelección, pero la falta de un sucesor a la vista lo devolvió a la contienda. Ahora la decisión no parece revertirse, pese a la ventana que abrió el cambio a la ley de reelección. Advirtió que en 2023 su apellido no aparecerá en el último tramo de la papeleta. Buscará un lugar que no requiera tanta exposición y le permita mayor flexibilidad en el vínculo con su familia.

 

Las especulaciones sobre la dirigencia que reúne las condiciones para que esto ocurra están a la orden del día. Entre los actores y actrices del escenario político de la Sexta Sección, nadie tiene dudas de que el equipo político que dirige y ordena las tropas del PRO en el sur bonaerense está integrado por Gay, el senador Moirano y el exdiputado Santiago Nardelli . De esa mesa política de tres patas saldrá la elección del candidato.

 

En 2021, la sección amarilla y las listas locales estuvieron encabezadas por líderes vinculados a la gestión local. “Hay que mirar al Gabinete Municipal” , había anticipado un dirigente del PRO Letra P , y finalmente los bendecidos fueron el entonces presidente del Concejo Deliberante de Bahía Blanca, Fernando Compagnoni , quien fue el líder de la papeleta de la Sexta, que Cayó entonces en la propuesta radical, y el secretario de Gobierno, Adrián Jouglard , encabezó la lista de concejales.

 

Si bien esos vaticinios podrían repetirse en 2023, lo cierto es que el pelotón de funcionarios municipales que buscan posicionarse como candidatos podría verse opacado por la reciente proyección de Moirano, líder que, a pesar de su trabajo en conjunto con Nardelli y Gay, tiene autonomía poder y reconocimiento.

 

Dirigentes de la región reconocen en Moirano no sólo su trayectoria política sino su construcción social en el pago chico de la mano de la conducción del Hogar del Anciano de la ciudad, una institución legendaria y muy reconocida en el distrito por su apertura con los sectores menos favorecidos; imagen que ha podido complementar con el lugar que ocupa en el Senado desde 2011 y que ha explotado posicionándose como una referente en temas vinculados a la justicia.

 

Con un discurso más duro que el de sus socios PRO, su posicionamiento partidario está más emparentado con el discurso de Patricia Bullrich que con el de Horacio Rodríguez Larreta y su perfil político, si bien ha estado atado a su rol legislativo, está orientado a la organización y el poder de decisión, condiciones clave para el rol de conducción en una intendencia.

 

El rol que tendrá en 2023 será parte del debate de la mesa de conducción, que en su momento respaldará a quien mejor mida. En la danza de nombres aparecen el secretario general del Municipio, Pablo Romera; el secretario de Gobierno, Marcos Streitemberger; y el secretario de Gestión Urbana, Tomás Marisco; dirigentes jóvenes, parte del semillero PRO bahiense que, sin internismo, buscan posicionarse y quienes durante las restricciones por la pandemia levantaron sus perfiles a caballo de la gestión.

 

Axel Kicillof y Carlos Bianco.
La Legislatura bonaerense.

También te puede interesar