Pretemporada 2023

Macri disfruta del pragmatismo mientras juega al TEG en el PRO y JxC

El expresidente mueve sus fichas según la situación. Profesa una interna limpia entre Bullrich, Larreta y Vidal, pero busca jugar en todas las canchas.

El expresidente Mauricio Macri vive hiperconectado. Si bien se encuentra de vacaciones en el country Cumelen, en Villa La Angostura, está al tanto de la situación del PRO y de Juntos por el Cambio (JxC) en cada provincia. Como si tuviera un tablero de TEG en su mesa, el ingeniero analiza cada jugada para conquistar nuevos distritos para la coalición de cara a los comicios de este año.

 

En ese juego de estrategia es donde muestra todo su pragmatismo, como remarca cada vez que puede el auditor general Miguel Ángel Pichetto. Esa forma de mirar la política actual que tiene Macri le permite bregar por la unidad de JxC en Mendoza y criticar la decisión del diputado Omar De Marchi de amagar con jugar por fuera de la alianza. Al mismo tiempo, fue el primero en decir que en Neuquén había que buscar un acuerdo con el intendente de la capital, Rolando Figueroa.

 

“Todos se pelean por su amor, pero no lo conocen”, remarcó, ante Letra P, uno de los colaboradores estrechos del expresidente. Cómodo como nunca en su rol de “gran armador” de la oposición, consciente de que logró ser el dueño de la pelota, el fundador del PRO sabe que todos los movimientos que suceden dentro de JxC lo tienen a él como causa. 

 

Los sectores más duros reclaman su candidatura, quieren que el exmandatario compita por un segundo tiempo en el poder. Mientras tanto, las palomas se unen para armar su “Para Qué” y conformar una oferta de centro dentro de JxC. Macri disfruta de ser el disparador de todos los reacomodamiento de la coalición. Sabe que todas las miradas están puestas sobre él. “Está obsesionado con que todos compitan de la mejor forma posible. No habla de otra cosa”, señalan en su entorno.

 

De hecho, el 2 de febrero viajará a La Pampa para respaldar la candidatura a gobernador del diputado Martín Maquieyra, quien competirá el 12 de ese mes en las primarias contra el candidato radical, Martín Berhongaray.  

 

En las últimas tres semanas, el expresidente se reunió con la titular del PRO y presidenciable, Patricia Bullrich, y con el intendente de Lanús, Néstor Grindetti. Según supo Letra P, ambos se fueron de los encuentros con la sensación de que Macri no competirá en las elecciones presidenciales. De hecho, la exministra y el jefe comunal dialogaron sobre esa cuestión en el encuentro que compartieron en Sierra de los Padres.

 

La exministra de Seguridad sostiene públicamente su candidatura y avisa que competirá cualquiera sea el escenario, pero quiere la bendición de su exjefe. Al igual que la diputada María Eugenia Vidal, Bullrich sabe que con el expresidente en la interna será difícil ganar.

 

Con el objetivo de sumar musculatura, la exfuncionaria busca acercarse a diferentes sectores de la Unión Cívica Radical (UCR) como la senadora Carolina Losada, a quien ya mandó a medir para que sea su compañera de fórmula si su par de la Cámara alta, Alfredo Cornejo, decide competir por la gobernación de Mendoza.

 

El jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, también busca no incluir a Macri en su estrategia electoral. Sabe de la importancia que tiene el expresidente dentro del PRO y de JxC, pero busca condicionarlo mediante un acuerdo con la UCR. Tal como contó este medio, en la última reunión que mantuvieron en Villa La angostura, el alcalde intentó (sin éxito) que el ingeniero le diera una definición sobre su eventual candidatura.

 

Quienes frecuentan a Macri suelen remarcar, y más aún en las últimas semanas, dos cuestiones sobre su persona. La primera es que le molesta a niveles insospechables la comparación con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en cuanto a la gravitación que tiene en su respectivo espacio. Ambos son fuentes de consultas de los dirigentes de sus espacios y marcan los temas de debates dentro de las coaliciones. 

 

La segunda, en clave electoral, tiene que ver con su futuro. Al margen del factor Juliana Awada, Macri es consciente de su competitividad en la boleta. “Tiene en claro su piso, pero no su techo. Ahí está la clave”, explicó un veterano dirigente del PRO. “Mauricio sabe que lo importante es que gane JxC y el PRO. Si se tiene que correr para que eso suceda, lo hace. Si se precisa que juegue, lo hace”, sostuvo otra de las figuras del espacio.

 

El gobernador Martín Llaryora anunciando la duplicación de calzada de la avenida Luchesse, en Villa Allende.
Victoria Villarruel y Javier Milei.

También te puede interesar