PERONISMO PARA ARMAR

Paso a paso: Schiaretti sumó otra foto a su proyecto antigrieta

Recibió a Rodríguez Saá, que expresó su "interés" en un proyecto alejado de la polarización. Otro díscolo del panperonismo se suma a Urtubey. ¿Habrá más?

 

Como contó Letra P, tras el encuentro en Buenos Aires con Urtubey, Schiaretti busca promover una estampida de gobernadores peronistas disconformes con la Casa Rosada para configurar una propuesta electoral que remeda a Alternativa Federal, la fallida opción electoral que empujó en 2019 junto con el salteño, Sergio Massa y Miguel Pichetto. Tal como lo vienen advirtiendo los últimos movimientos del mandatario mediterráneo, su decisión es ahondar en un armado que se fortalezca por fuera de la grieta que hegemonizan el Frente de Todos y Juntos por el Cambio y para eso trabaja desde mediados del año pasado.

 

Del asado junto con los dos gobernadores, también participaron los ministros de Gobierno de ambas provincias, el cordobés Julián López y el puntano Fabián Baigorria, y Carlos Gutiérrez, mano derecha de Schiaretti en el Congreso.

 

Según señalaron desde el cordobesismo, Rodríguez Saá manifestó el interés de conocer de primera mano la alternativa electoral que promueve el gobernador de Córdoba. Desde el espacio mediterráneo también advierten que se continuarán los diálogos con actores de diferentes sectores del arco político nacional en pos de construir la alternativa centrista que el mandatario cordodés pretende encabezar como uno de sus precandidatos presidenciales. De todos modos, más allá de la oficialización del armado, advierten que el lanzamiento de Schiaretti "todavía" no sucedió y afinan movimientos con dicho objetivo en el horizonte. 

 

Por fuera de ese ajedrecismo, descuentan que el cordobés llegará a las primarias como uno de los aspirantes a suceder a Alberto Fernández, aunque reconocen que "no será el único". Tras la reunión del martes, el propio Urtubey reconoció que el espacio podría llegar a tener "tres o cuatro" precandidatos en el mes de agosto. 

 

El encuentro con el gobernador puntano, uno de los mandatarios del PJ que no rubricó el pedido de juicio político del oficilaismo contra la Corte Suprema, apuntó en el afianzamiento de esa dirección constructiva y aumentó las expectativas respecto a la llegada de más referentes de los peronismos provinciales al armado nacional. De hecho, la foto con Rodríguez Saá, significó la primera de Schiaretti con un par suyo explicitando la necesidad de construir una alternativa por fuera de la grieta. Al mismo tiempo, como adelantó este medio, cada vez son más los vasos comunicantes entre la tríada de gobernadores de la Zona Núcleo.

 

Con mayor o menor énfasis, pero a repetición, Schiaretti, el santafesino Omar Perotti y el entrerriano Gustavo Bordet  le pierden el respeto al presidente Alberto Fernández y la chance de armar un eje político para pelear puertas adentro (o afuera) del peronismo suena y con fuerza. Con esa expectativa, desde el cordobesismo también empiezan a mirar con atención los movimientos del sanjuanino Sergio Uñac, que se bajó de la pelea nacional para concentrarse en su provincia donde sostiene una abierta discusión con su antecesor José Luis Gioja, alineado con la conducción nacional del justicialismo. 

 

Guillermo Francos, jefe de Gabinete, clave para dictaminar la ley ómnibus. 
macri critico a quienes aprobaron la nueva formula jubilatoria: cinicos e indiferentes

Las Más Leídas

También te puede interesar