12|11|2022

Misión imposible: cómo cuidar a Kicillof sin cortar la cercanía con la gente

07 de septiembre de 2022

07 de septiembre de 2022

Su equipo evalúa ajustar protocolos. Alarma por vandalismo tras el atentado a CFK. Silencio de Berni. El gobernador, de las plazas a los paseos en bicicleta.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández, sumado a actos vandálicos perpetrados posteriormente en diferentes ciudades del conurbano bonaerense, pone en alerta al equipo que acompaña a Axel Kicillof, que evalúa cómo mejorar su seguridad sin alterar la cercanía que al gobernador le gusta mantener con la gente en sus actos y recorridas. El Ministerio de Seguridad, conducido por Sergio Berni, prefiere no revelar cómo es la custodia del mandatario aduciendo, justamente, cuestiones de seguridad. Mientras tanto, el mandatario no modifica su agenda política ni su rutina familiar.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Además del hecho de Juncal y Uruguay, suma preocupación la detención en La Plata de un hombre que reivindicó el intento de magnicidio efectuado por Fernando Sabag Montiel. El fin de semana fue atacada la sede platense del Partido Justicialista (PJ) con pintadas y también fue vandalizada la sede del Frente Nacional Peronista que conduce el diputado Julio Pereyra; un hombre de ultraderecha fue detenido luego de publicar un video titulado “nuestro total apoyo al héroe brasileño que intentó hacer justicia por los argentinos”. En Lomas de Zamora, un busto de Evita amaneció lleno de excremento y en Burzaco, Almirante Brown, fue atacado el Espacio de la Memoria.

 

“Estamos ajustando algunos protocolos del equipo que lo acompaña; va a ser difícil por cómo es él y la cercanía que le gusta tener con la gente, estamos evaluando cómo mejorar su seguridad, chequeando mejor previamente los lugares donde va, estando más atentos, viendo cuál es la mejor manera de disponer el vallado”, describió a Letra P un funcionario del gabinete que trabaja en la organización de las actividades en territorio.

 

En el entorno del gobernador saben que esa tarea no será sencilla. El propio Kicillof dijo tras el atentado a CFK que “es casi imposible” evitar algunos riesgos en virtud del “modo” en que tienen de hacer política. A modo de ejemplo, en su entorno recordaron que el domingo, a 72 horas del ataque, el gobernador estuvo paseando en bicicleta con integrantes de su familia por El Bosque, en La Plata.

 

La clave es encontrar un punto medio, dicen, estar más atentos, pero no cortar el contacto con la gente porque “ahí ganan ellos”, afirman en referencia a aquellos que incitan o ejercen la violencia. Mientras tanto, en el Ministerio de Seguridad reina el hermetismo. Ante la consulta de Letra P, fuentes de la cartera que conduce Berni respondieron que “no hay nada que informar” y que mantienen la reserva, justamente, por cuestiones de seguridad del mandatario.

 

Durante la conferencia de prensa que brindó el viernes por la mañana antes de partir hacia la movilización a Plaza de Mayo, consultado sobre este tema, Kicillof dijo que “se irá viendo cómo se desenvuelve la situación”, al tiempo que reconoció que, “recapitulando cómo se mueve uno y cómo le gusta hacer política, es muy difícil que algo así se pueda evitar”.

 

La agenda del gobernador no sufrirá modificaciones, tampoco el estilo de sus recorridas. Como contó Letra P, esta semana tiene una agenda abarrotada de actividades que incluye viajes a distritos ubicados en el conurbano y el interior.

 

Kicillof, al igual que Néstor Kirchner, se caracterizó desde un inicio por mostrarse cercano, caminar entre la gente, abrazarse, saludar, sacarse fotos y tomar mates. Con ese estilo recorrió toda la provincia de Buenos Aires durante el gobierno de Mauricio Macri arriba del Clio conducido por el jefe de Asesores, Carlos Bianco, encabezando charlas en plazas que con el tiempo se trasformaron en encuentros multitudinarios. Esa misma dinámica utilizó en la campaña de 2019 y de 2021, e incluso desde la gestión las retomó con una serie de charlas en plazas en el interior bonaerense. Kicillof quiere seguir en ese camino, su equipo evalúa cómo hacerlo sin que eso implique un riesgo, en un momento de suma tensión política.