25|9|2022

La postura de Bullrich gana adeptos en el PRO y obliga a una nueva discusión en JxC

04 de septiembre de 2022

04 de septiembre de 2022

En sintonía con la exministra, Jorge Macri denunció el uso político del atentado contra CFK. La bronca opositora en el Congreso contra el kirchnerismo. 

El atentado contra Cristina Fernández de Kirchner generó una nueva discusión dentro de Juntos por el Cambio (JxC) igual de pública e intensa que la que sucedió la semana pasada por el vallado en las inmediaciones del domicilio de la vicepresidenta. El motivo, está vez, fue la decisión de la titular del PRO, Patricia Bullirich, de no repudiar el intento de magnicidio por considerar que se trató de "un acto de violencia individual".

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La postura de la exministra de Seguridad fue opuesta a la de otras figuras del espacio como la diputada María Eugenia Vidal, el expresidente Mauricio Macri, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, o la exlegisladora Elisa Carrió. Sin embargo, en la noche del viernes su tesitura comenzó a tener adeptos, algunos impensados, como el caso del ministro de Gobierno de la Ciudad, Jorge Macri.

 

Instalado como uno de los principales voceros de Larreta, el ministro que aspira a ser el próximo alcalde porteño hizo pública su queja contra el kirchnerismo por haber responsabilizado "a la oposición, la prensa y la Justicia de ser cómplices o instigadores del ataque" contra la vicepresidenta. Además, consideró "inaceptable" que "numerosos dirigentes oficialistas, incluido el presidente Alberto Fernández" plantearan esa hipótesis.

 

Otra muestra de cómo se impuso la postura de Bullrich fue la decisión del bloque del PRO en Diputados de votar el repudio al atentado en la sesión especial, pero no estar presente durante los discursos. En el sector más dialoguista del espacio no podían esconder su bronca por cómo se desarrollaron las negociaciones en el Congreso. “Pasamos de estar dispuestos a cualquier convocatoria a tener a ir al cruce por ser señalados como los únicos violentos”, analizó uno de los diputados del bloque.

 

El enojo opositor se incrementó por el desplante del Gobierno del pasado viernes cuando dejó a JxC afuera de la reunión que mantuvo con gobernadores, referentes sociales, sindicales y empresariales en la Casa Rosada. Incluso, en la cúpula de JxC recordaron que en el Senado, el mismo día del atentado, se movieron todas las palancas para la lectura de un comunicado en conjunto de todos los bloques.

 

“Casi todos repudiamos el atentado, nos mostramos dispuestos a bajar un cambio y la respuesta del Gobierno fue echar culpas”, sostuvo una fuente al tanto de las negociaciones en el Congreso para evitar que naufrague la sesión especial. “Ella (por Patricia Bullrich) viene de una época en la que la violencia era una opción. Me da mucha pena”, sostuvo el jefe de bloque de la CC en Diputados, Juan Manuel López, en lo que fue una de las pocas respuestas hacia la exministra de Seguridad y que luego generó un cruce posterior.

 

En medio de la conmoción nacional que despertó el intento de magnicidio , el fundador del PRO se subió a un avión rumbo a Ruanda para cumplir con sus labores como presidente de la Fundación FIFA y, antes de partir, dejó entrever su postura a los principales referentes de JxC. Este domingo, publicó una carta abierta en sus redes sociales para denunciar que el kirchnerismo utiliza el ataque contra CFK “para iniciar una cacería de enemigos simbólicos”.

 

En las conversaciones las figuras de JxC buscaron ponerse de acuerdo en la forma en la que encararían como coalición la situación después de que el jueves por la noche los titulares partidarios no lograron consensuar un comunicado en conjunto. Esto sucedió, como contó Letra P, luego de que Bullrich planteó que se debía denunciar el uso político por parte del Gobierno del atentado.

 

Sin embargo, durante esas horas nadie le recriminó personalmente su accionar a la presidenta del PRO; lo mismo sucedió con el senador Alfredo Cornejo. La dupla que se volverá a mostrar en San Juan este lunes, y que ilusiona al sector halcón de JxC con una posible fórmula, no recibió al cierre de esta nota ningún reproche en privado por parte de sus socios. El único reproche público hacia Bullrich fue el de López. El resto, todos en silencio. “No se animó nadie”, sostenían cerca de la exministra de Seguridad.

 

Paralelamente a esos comentarios en JxC primó la decisión de esperar a ver cómo se van desarrollando los acontecimientos.”Hay que esperar. No se puede tomar ninguna conjetura”, le dijeron a este portal desde el entorno del jefe de Gobierno. La mismo se repitió cerca de los líderes de la UCR. 

 

En JxC sobrevuela la percepción de que cualquier información sobre la causa va a quedar dentro de la “grieta”. Quienes sostienen que todo fue armado no van a cambiar de parecer aún cuando las pruebas sobre lo sucedido sean contundentes. Esa situación, creen, sólo beneficia a sector más radicalizados que apuestan a ese escenario.